Competición

500 Millas de Indianápolis

Servià: "Las 500 Millas más tranquilas de mi vida"

En la primera parada tuvo un problema con una tuerca de la rueda delantera izquierda y ya no pudo recuperar el tiempo perdido.

Oriol Servià, en acción durante las 500 Millas
Oriol Servià, en acción durante las 500 Millas | AFP
@F1Viaplana

Oriol Servià disputó las 500 Millas de Indianápolis por undécima vez y el resultado estuvo lejos de sus aspiraciones. Vigésimo segundo, nunca estuvo en disposición de luchar por ganar una carrera que acarició en 2018 y en la que se impuso el francés Simon Pagenaud.

El piloto de Pals explica que "fueron las 500 Millas más tranquilas que he tenido nunca. Llegamos a la primera parada y tuvimos un problema con la rueda delantera izquierda, ya que la tuerca que sujeta el neumático cayó debajo del coche y ello hizo que los mecánicos tardaran unos segundos más, obviamente. Eso nos puso detrás de los líderes, lo que generalmente no es un gran problema en una carrera de 500 millas, por lo que en ese momento no estaba demasiado molesto. Era temprano en la carrera, y recuperaríamos nuestra vuelta".

Posteriormente, explicaba Oriol Servià que "de alguna manera, la forma en que se desarrolló la carrera con los periodos de bandera amarilla, ya que no pasó nada durante mucho tiempo y no hubo periodos de 'caution', mostrándose solo hasta el final, significó que nunca pudiésemos recuperar nuestra vuelta. Me encontraba en tierra de nadie. En un momento tuve la velocidad de los líderes, ya que me encontraba detrás de Simon Pagenaud y Ed Carpenter, y el coche funcionaba de forma genial. En ese momento todavía esperaba que íbamos a recuperar nuestra vuelta, y sabía que tenía un coche para pelear con los ganadores".

El piloto catalán decía al final que "simplemente nunca recuperamos la vuelta. Honestamente, siento que tomé un café descafeinado, no un café regular, nunca estuvimos en una verdadera carrera. Fue muy frustrante. De todos modos, estoy orgulloso del trabajo que hicimos durante todo el mes, el equipo lo hizo muy bien, el coche fue genial ... simplemente no fue nuestro día. Espero que tengamos otra oportunidad para redimirnos”.