Novedades

Volvo estrena motor tricilíndrico en el XC40

El Car Of The Year 2018 completa su gama de motorizaciones y promete versiones electrificadas.

El Volvo XC40 estrena motor tricilíndrico en verano.
El Volvo XC40 estrena motor tricilíndrico en verano. | Telva

El lanzamiento del Volvo XC40 se mostró al mundo a mediados del año pasado y el equipo de Motor Zeta asistió a su presentación para detallar las primeras impresiones del modelo. Meses más tarde podemos asegurar que el primer SUV compacto de la firma sueca ha aterrizado con éxito en un mercado que no se cansa de recibir nuevas propuestas. Ya cuenta con más de 20.000 pedidos en sus primeros meses de vida y todavía no han llegado todas sus motorizaciones, entre las que se encuentra un bloque tricilíndrico pionero en la historia de la marca en sus 91 años de historia. Otro ámbito de estreno es el recién conseguido Car Of The Year, un premio entregado por los periodistas especializados que reconoce el esfuerzo de la marca por presentar algo innovador, accesible y muy equilibrado en todos los aspectos.

Estéticamente el Volvo XC40 hereda la belleza nórdica de su hermano mayor, el XC60, pero con el toque personal que lo sitúa entre dos segmentos algo diluidos últimamente. Muchos hablan de él como B-SUV por su diseño juvenil y presencia compacta pero su tamaño real y confort interior le ponen a competir con modelos superiores. Sin entrar a debatir sobre las etiquetas, la posibilidad de adquirirlo con carrocería bicolor, las nuevas mecánicas y su precio de acceso parecen señalarle como claro rival de modelos premium algo dispares como el BMW X1, el Mini Countryman, el Audi Q3 Jaguar E-Pace.

Hasta ahora los interesados en el Volvo XC40 solo contaban con los propulsores gasolina de mayor potencia, el T4 y T5 de 190 y 247 caballos respectivamente. Ahora se les une el diésel D4 de 190 caballos a la espera de la llegada en julio del pequeño D3 de 150 CV y del novedoso gasolina T3 también de 150 CV. Este último bloque es el primer tricilíndrico de Volvo y se ha desarrollado internamente siguiendo el concepto modular utilizado para los Drive-E de cuatro cilindros, una estrategia que ha permitido a la marca utilizar las mismas líneas de producción y con ello reducir gastos. Por lo pronto se venderá junto a la caja de cambios manual de seis velocidades hasta la llegada de la transmisión automática de ocho velocidades, opcional a partir del 2019.

Además, este motor será el que se utilizará para la variante híbrida enchufable Twin Engine (que combina motor de combustión y eléctrico) que se espera para finales de este 2018. Más adelante aterrizarán la opción híbrida y eléctrica 100% en el plan de electrificación que se ha marcado la gama para 2019, cuando todos sus modelos contarán con versiones de bajas o cero emisiones.

Sin duda Volvo se ha marcado el objetivo de conquistar al comprador de SUV’s más joven y no sólo por la estética más divertida del XC40, su funcional interior y su excelente dinamismo. Con un precio de acceso de 30.950 euros y un gasto de 6,2 litros a los 100 km, homologado por la firma, el motor tricilíndrico supondrá la entrada de un cliente completamente nuevo para la firma sueca. Un paso más hacia la conquista de un mercado que ya ha encandilado a los periodistas europeos, que le han otorgado premio el Car Of The Year 2018 durante el pasado Salón de Ginebra.