Comparativas

TEST DE AUTONOMÍA ELÉCTRICA REAL

Comparativa definitiva sobre la autonomía real de los eléctricos

Los Tesla Model X y S son los eléctricos a la venta con mayor autonomía de la comparativa.

Ponemos a prueba 10 vehículos eléctricos en el mercado que superan los 200 kilómetros de autonomía.

Comparativa definitiva sobre coches eléctricos,

Galería4 fotos

Comparativa definitiva sobre la autonomía real de los eléctricos

/

X
@TelvaSV
@alexsoler66

El portal Coches.net reunió a periodistas especializados del sector para responder a la pregunta: ¿Cuál es la autonomía que puedo esperar de mi coche eléctrico en un uso convencional? Un total de 10 modelos 100% eléctricos que homologan más de 200 kilómetros de durabilidad. Fueron conducidos bajo parámetros corrientes  para ver hasta donde eran capaces de llegar y confirmar si los datos ofrecidos por la marca son verídicos. Los modelos probados fueron: El BMW i3Hyundai IoniqJaguar i-Pace (modelo pre-serie), Kia SoulNissan LeafOpel Ampera-e (no disponible en España), Renault Zoe, Tesla Model S Model X Volkswagen e-Golf.

Coches eléctricos de la comparativa en el Circuit de Montmeló | Coches.net

El nuevo ciclo de homologación WLTP entrará en vigor el próximo 1 de septiembre y han llegado las prisas por ser “transparentes” y las listas de espera para algunos modelos en concreto. El reajuste de muchas motorizaciones ha obligado a las firmas a retrasar entregas, tal y como publicó El Periódico de Catalunya hace unas semanas. Con el objetivo de poner a prueba las promesas de las marchas participamos en la comparativa definitiva, una donde los datos con los protagonistas lejos de la subjetividad del diseño, comportamiento dinámico o funcionalidad.

La intención fue, desde buen principio, utilizar los eléctricos sin el objetivo de reducir el consumo, circulando de manera real o como lo haríamos con nuestro propio vehículo. El aire acondicionado estuvo siempre encendido y el modo de conducción se mantuvo en normal durante toda la prueba, evitando el uso de parámetros ahorrativos como el Eco Pro de BMW i3 o el e-Pedal del Nissan Leaf. Los conductores intercambiaron coches cada 40 kilómetros aproximadamente, de manera que el factor de estilo de conducción no afectará tanto al resultado final. Todas las unidades se equiparon con un ordenador Blunik para la medición de la distancia recorrida, un sistema que se utiliza en las pruebas de regularidad por su alta precisión.

La prueba se realizó tanto por tramo de carretera, autopista y urbano | Coches.net

Tras el briefing nos pusimos en marcha desde el Circuit de Barcelona-Catalunya, al que debíamos volver con gran parte de la carga consumida. Recorrimos tramos distintos en función del vehículo pero con la misma proporción de autopista, carretera y circulación urbana. Tres grupos que se divideron de menor a mayor autonomía, agrupando al Jaguar i-Pace, Tesla Model X y S y Opel Ampera-e como aquellos que más tiempo circularon por pista abierta. La velocidad la marcó el Seat Alhambra que actuaba de coche cero y se evitó el efecto rebufo, separando todo lo posible la caravana de vehículos.

Cuando el marcador de cada eléctrico marcaba de 20 a 25 kilómetros todos los vehículos debían estar de vuelta en el circuito para salir a pista. Como el objetivo era estudiar su consumo habitual, dejamos atrás nuestras ansias de circuito y a una velocidad idéntica fuimos agotando su energía hasta los 5 kilómetros de reserva. Por el camino muchos ya habían activado el modo ahorro o “socorro”, reduciendo la velocidad, apagando sistemas de confort como la radio o el aire acondicionado e incluso la iluminación del cuadro de mandos en el caso del Renault Zoe. En ese momento conducía el Jaguar i-Pace que, al rebajar los 8 kilómetros, nos dejó circulando por debajo de 120 km/h, sin una gota de aire y fue de los primeros en salir bajo mínimos.

El Jaguar i-Pace circulando por Barcelona | Coches.net

Para concluir la prueba todos los eléctricos circularon por el paddock hasta agotar por completo su carga, algunos de una forma más previsible que otros. En el caso del i-Pace su potencia eléctrica fue en descenso gradualmente y pudimos acercarlo lentamente a un cargador, un comportamiento similar al del resto de modelos menos los Tesla. Los americanos se apagaron por completo, bloqueando tanto la dirección como las ruedas, con la imposibilidad de empujarlo a la fuente de alimentación más cercana. La habilidad de los colaboradores sirvió para poner al Model X en punto muerto siguiendo una serie de pasos (como si de un Launch control se tratara).

Los resultados tras un día completo cero emisiones fueron los siguientes:

CONCLUSIONES

De los resultados surgen muchas respuestas y sorpresas. La comparativa se realizó dos días diferentes pero con recorridos y temperatura casi idénticos. Pese a buscar reducir el factor humano al máximo, las diferencias entre pruebas llegaron a ser del 10% y el resultado mostrado se trata de una media entre ambas jornadas.

Que los modelos Tesla de 100 kW (Model S y X) fueran los mejores no es tan sorprendente como los resultados obtenidos por el Nissan Leaf Jaguar i-Pace. Estos dos eléctricos no consiguieron alcanzar la autonomía homologada bajo el ciclo WLTP. El modelo inglés fue, con diferencia, el que más consumo firmó con 27,5 km/h de media y más alejado quedó del resultado conseguido en el ciclo (65%). El modelo japonés recorrió 227,990 kilómetros con una carga completa y un consumo de 16,3 km/w, lo que supone que solo alcanzó el 80% de lo firmado bajo el protocolo WLTP.

Los americanos se apagaron con 422,650 kilómetros recorridos  por el Model S y 400,070 por el Model X con consumos de 20,6 km/h y 23,4 kw/h respectivamente. Ambos se quedaron por debajo de lo estipulado por el WLTP pero a apenas un 93% y 91,3%, una sinceridad excelente superada por los inmaculados que superaron la autonomía prevista. El BMW i3 (103%), Hyundai Ioniq (103,8%), Kia Soul (118%) y Volkswage e-Golf (105,8%) sobrepasaron su propia homologación y el Opel Ampera-e (99.3%) la clavó durante nuestras pruebas. El Renault Zoe se quedó a las puertas con un 94,7%. En cuanto a los consumos, el Hyundai Ioniq y el Volkswagen e-Golf fueron los menos tragones de la comparativa de vehículos eléctricos de más de 200 kilómetros de autonomía.

Los vehículos se utilizaron hasta agotar sus baterías | Coches.net

La electrificación real está a la vuelta de la esquina. Los fabricantes empiezan a mostrar alternativas reales a la combustión tradicional, empujados por una legislación con prisas y poca previsión. Los lanzamientos de vehículos cero emisiones se suceden y en la comparativa faltaban modelos por llegar como el Hyundai Kona o Audi e-Tron, a la venta durante los próximos meses pero que no pudieron estar presentes en el Circuit de Montmeló. Superada la barrera de la autonomía, en el caso de vehículos urbanos, toca afrontar retos más complicados como la red de carga o los costes de adquirir un coche respetuoso con el medio ambiente. De los modelos comparados, el más barato es el Renault Zoe que sale desde 32.700 euros y el más caro el Tesla Model X desde 111.500 euros para la variante X 100D. Unos precios demasiado alejados de sus competidores (similares) impulsados por combustible tradicional incluso teniendo en cuenta el coste por kilómetro o las ventajas impositivas o de aparcamiento, autopistas, carril Bus-Vao, etc.