Audi Q7

Audi presenta el nuevo Q7, que lanzará en septiembre

La firma alemana actualiza estética y tecnológicamente su SUV premium, que llegará con motorizaciones microhíbridas.

Nuevo Audi Q7.
Nuevo Audi Q7. | AUDI
@alexsoler66

Audi ha presentado la actualización de su SUV premium Q7, que llegará a la mayoría de mercados europeos en otoño. El nuevo todocamino de la firma de Ingolstadt se renueva estética y técnicamente, con una puesta a punto tecnológica y motorizaciones microhíbridas, por lo que llevará en el parabrisas la etiqueta 'ECO' de la DGT.

El nuevo Q7 se muestra como un crossover muy grande que ahora incorpora los elementos característicos del lenguaje estético actual de Audi. En ese sentido, presenta la parrilla Singleframe de la marca y un diseño formado por líneas bastante definidas que le confieren un aspecto robusto. No obstante, no deja de lado la elegancia con elementos cromados en la misma parrilla, con dos entradas de aire rediseñadas y más grandes y nuevos grupos ópticos que, opcionalmente, podrán incorporar la tecnología Matrix LED e iluminación Audi láser.

En el interior, que permite la configuración de siete asientos, Audi ha conformado un habitáculo en el que lo lujoso, con materiales de calidad, se fusiona con lo vanguardista gracias a la disposición de dos pantallas táctiles en la consola central y el cuadro de instrumentos digital tras el volante. En estos elementos, el conductor recibirá toda la información y podrá gestionarla fácilmente. El sistema de infoentretenimiento será compatible con la red 5G y contará con elementos como sistemas de control por voz y un sistema de navegación con información del tráfico en tiempo real. Además, también contará con el sistema de conexión con semáforos.

Motorización y dinamismo

Mecánicamente, el nuevo Q7 llegará en el momento de su lanzamiento con dos motorizaciones diésel, de las que la marca no ha especificado la potencia, con tecnología Mild Hybrid, que le permite ahorrar 0,7 litros cada 100 kilómetros a partir de un sistema eléctrico de 48 voltios. Más adelante, según confirma la marca, llegará un propulsor de gasolina y una versión híbrida enchufable. Todos los motores se asociarán a una caja de cambios automática tiptronic de ocho velocidades.

En cuanto a su dinamismo, Audi ha trabajado para mejorar su calidad de rodadura mediante un sistema de estabilización activa antibalanceo, que será opcional. Este sistema reduce el movimiento de la carrocería al circular fuera de asfalto o por carreteras irregulares. Según explica la firma alemana, al cambiar a un estilo de conducción deportivo, este sistema permitirá cambios de apoyo más estables al eliminar parte del balanceo habitual en coches de este tamaño y altura. Por contra, al conducir a baja velocidad, permitirá que las ruedas del eje trasero giren ligeramente para incrementar la estabilidad.

Audi promete con el sistema de estabilización un SUV grande capaz de ser muy disfrutable practicando una conducción deportiva en carreteras curvadas, un hábitat más propio de los deportivos. El nuevo Q7 contará también con tracción integral permanente quattro y con un sistema de suspensión neumática adaptativa, además de un selector de modos de conducción para ajustar sus reglajes a los deseos del conductor.