Ford

Ford presenta su ecosistema de carga para coches eléctricos

Ford presentará su primer coche eléctrico, un SUV inspirado en el Mustang con 600 km de autonomía, el año que viene.

Nuevo cargador Ford Connected Wallbox.
Nuevo cargador Ford Connected Wallbox. | FORD

Redacción

Ford iniciará el año que viene su ofensiva eléctrica con un SUV 100% eléctrico inspirado en el Mustang con 600 kilómetros de autonomía. Antes de su lanzamiento, sin embargo, la firma del óvalo ya ha creado un ecosistema completo de carga que permita al usuario despreocuparse por uno de los puntos que más dudas genera: la recarga del coche.

Ford ha presentado su cargador Wallbox particular, llamado Ford Connected Wallbox, que se combinará con la aplicación móvil FordPass para facilitar la gestión de la carga del vehículo en casa. Asimismo, el SUV eléctrico de Ford será compatible con la tomas domésticas, por lo que incluirá de serie un adaptador para permitir la recarga en el enchufe 'de toda la vida'. Por último, a estas soluciones se sumará la Red de Carga FordPass, que dispondrá de más de 125.000 puntos en 21 países cuando se inicien las entregas del coche.

Prieros bocetos del SUV eléctrico de Ford. | FORD

Cargar en casa

Para la recarga en casa, el usuario podrá usar un enchufe convencional, que recargará el vehículo lentamente, o podrá hacerse con el Ford Connected Wallbox, que ofrecerá más potencia para garantizar la carga completa durante la noche. A través de la aplicación FordPass, los usuarios podrán controlar la carga del vehículo y gestionar las horas en las que se quiera recargar.

La instalación del cargador Connected Wallbox será opcional y la firma estadounidense aún no ha ofrecido los datos relativos al precio del mismo ni su instalación.

Carga en la carretera

Para cargar el coche fuera de casa, la aplicación FordPass dará acceso, gracias a la asociación de la marca con NewMotion, a una red de carga pública formada por más de 125.000 puntos en el continente europeo. La aplicación permitirá además gestionar la carga y los pagos de una forma sencilla desde la misma plataforma.

Además, Ford es miembro fundador de Ionity, la red europea de puntos de carga rápida fundada por varios fabricantes, por lo que sus conductores tendrán acceso a sus cargadores, de 150 kW de potencia. Ionity espera tener 400 puntos de carga en Europa a finales de 2020 en las principales vías del continente. Según promete Ford, los cargadores de Ionity pueden cargar 93 kilómetros del SUV eléctrico en 10 minutos.

Por último, la aplicación FordPass también será capaz de planificar los trayectos gracias a la función FordPass Power My Trip, que tendrá en cuenta el estado de carga de la batería para optimizar la eficiencia del trayecto. Esta función también permitirá organizar el trayecto desde el móvil o en casa desde el ordenador o la tableta y enviarlo al navegador del vehículo.