Inicio El Taller del Corredor Flato: qué es y por qué aparece cuando corremos

Flato: qué es y por qué aparece cuando corremos

Muchos deportistas y amantes del running han experimentado alguna vez el famoso flato al correr durante sus entrenamientos. El flato no es otra cosa que un dolor abdominal que aparece cuando practicamos algún tipo de ejercicio físico y que se origina en base a diferentes causas. También es conocido como “dolor de caballo” o “vaso” pero esta denominación solo es utilizada en algunas regiones de Latinoamérica. ¿Quieres saber cuáles son las causas que producen flato al correr, cómo prevenirlo y cómo combatirlo en caso de aparición? Te lo contamos.

Por qué aparece el flato: causas principales

El dolor tan molesto que sentimos cuando tenemos flato es explicado por distintas teorías basadas en elementos diferentes de nuestro organismo que tendrían relación con su aparición. Desde aquí no podemos afirmar cuál de las teorías es la correcta dado que todas tienen parte de lógica pero también de crítica. Por eso, hemos decidido comentar todas y cada uno que saque sus propias conclusiones.

Diafragma y el flujo sanguíneo

La primera de las teorías afirma que la aparición del flato se debe a la insuficiencia de sangre que llega al diafragma, músculo principal que guía nuestra respiración. Esta situación se produciría porque tendría lugar una restricción de la sangre en el diafragma y una extensión de la misma a los músculos implicados en el movimiento. Todo ello deriva en la aparición del dolor y la fatiga.

Por otro lado, esta teoría también explica porque cuando comemos o bebemos se puede originar el dolor. Y es que en este caso el flujo sanguíneo derivaría hacia el estómago y se estaría privando al diafragma de recibir el flujo sanguíneo necesario, tal como sucede cuando realizamos ejercicio físico.

Esta teoría no explica por qué el dolor causado por el flato llega hasta la zona abdominal. Esa es la principal crítica que podría hacerse.

Movimiento de los ligamentos

Otra de las teorías más popular a la hora de explicar por qué aparece flato es la que habla sobre el movimiento de los ligamentos que unen el estómago con nuestro diafragma. En este caso, se afirma que dichos ligamentos tirarían hacia abajo debido al movimiento producido durante la carrera y sería ese “tirón” el que produciría el dolor.

Así, cuando comemos o bebemos el estómago estaría más lleno y por eso las oscilaciones serían superiores a lo normal, apareciendo así el flato.

Rozadura estómago-peritoneo

La última de las teorías más populares que servirían para explicar por qué aparece flato al correr hace alusión a la sobrecarga del estómago. Dicha sobrecarga produciría el roce con el peritoneo, una pequeña membrana extremadamente sensible que rodea al estómago en la que se produciría irritación y, por ende, el dolor.

Como verás, las diferentes teorías tienen cierto sentido por lo que no podemos determinar cuál es la causa principal de aparición del flato. Es más, muchos expertos creen que su origen podría ser multifactorial y la combinación de todas las teorías sería la respuesta acertada para responder la pregunta “por qué aparece el flato”.

Sin embargo, a pesar de todo lo explicado podemos hacernos otra pregunta: ¿por qué el flato afecta más a unas personas que a otras? Según el médico especialista en medicina deportiva Juan Bosch, las personas con mayor curvatura dorsal propiciada por malos hábitos posturales tendrían mayor riesgo de padecer flato. Además, las personas con menor edad también tendrían más probabilidad de padecer flato al correr.

Cómo evitar el flato al correr

¿Quieres saber qué precauciones puedes tomar para que el flato no aparezca durante tu entrenamiento y disminuya tu rendimiento? Pues por aquí van algunos consejos:

  • Evitar comer las dos horas anteriores al entrenamiento.
  • El azúcar, la sal y la grasa están totalmente prohibidas antes de salir a correr.
  • No beber mucho líquido en la fase previa al entrenamiento. Durante el entrenamiento beber líquido pero en forma de pequeños sorbos. Evitar las bebidas carbohidratadas y los zumos de frutas.
  • Minimizar las oscilaciones en carrera. Para ello, utilizaremos zapatillas con buena amortiguación y modificaremos nuestra técnica de carrera dependiendo del lugar por el que corramos. Así, en las bajadas se recomienda una carrera más suave.

¿Qué hacer si aparece el flato?

En caso de que aparezca el flato lo mejor es detenerse y flexionarse hacia delante. Además, presionar la zona dolorida mediante masajes circulares y respirar profundamente nos ayudará a detener el dolor.

Además, se recomienda realizar estiramientos abdominales o tensar dicha musculatura.

En definitiva, no existe una teoría contrastada al 100% que explique el origen del flato al correr pero sí es cierto que se tiene constancia de que respetando las medidas anteriores se puede prevenir su aparición.

 


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad