Zonas más interesantes para invertir en vivienda ahora mismo en España

Zonas más interesantes para invertir en vivienda ahora mismo en España

Inversión en vivienda.
| House model and key in home insurance broker agent ‘s hand or in salesman person. Real estate agent offer house, property insurance and security, affordable housing concepts

Castilla-La Mancha, Extremadura y Aragón se presentan, en estos momentos, como las autonomías más rentables

La crisis sanitaria puso de relieve la extraordinaria resiliencia del sector inmobiliario. La vivienda como inversión gana adeptos en el contexto de una economía inflacionista, colocándose por delante de otros productos financieros. Además, comprar una vivienda es visto por la sociedad española como un trámite más sencillo que participar en fondos o comprar acciones bursátiles. Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, revela que “la elevada inflación, unida a la ralentización de la construcción de nueva vivienda, la cada vez menor disponibilidad oferta de segunda mano y los bajos tipos de interés, están moviendo a la mayoría de los inversores hacia el sector inmobiliario, volviendo a convertirlo en un activo refugio".

Dada la diversidad territorial española y su heterogénea densidad de población, existen ubicaciones mucho más atractivas que otras. En lo que respecta al arrendamiento, la rentabilidad bruta del alquiler en España en el primer trimestre fue del 6,43%. Según el informe trimestral de precios de venta de pisos.com, una vivienda tipo de 90 metros cuadrados costaba 170.280 euros en marzo (1.892 euros/m2). Asimismo, según el informe trimestral de precios de alquiler del mismo portal, la mensualidad del alquiler para esa misma vivienda tipo fue de 912 euros al mes. Es por ello que el propietario obtuvo un total de 10.951 euros brutos anuales. Obviamente, a esta cantidad hay que restarle los gastos de mantenimiento, impuestos y cuotas de la comunidad, así como sumarle las deducciones a las que tenga derecho el casero.

Por autonomías, Castilla-La Mancha (7,93%), Extremadura (7,88%) y Aragón (7,29%) fueron las más rentables, mientras que Baleares (4,28%), País Vasco (4,44%) y Madrid (4,76%) fueron las que menos. Por capitales, Murcia (7,5%), Zaragoza (6,33%) y Sevilla (6,24%) lideraron el ranking, al tiempo que Palma de Mallorca (4,07%), Madrid (4,51%) y A Coruña (4,60%) lo cerraron.

En este sentido, aunque ciudades de primera línea como Madrid o Barcelona se presentan como inversiones seguras, el coste de comprar una vivienda en algunos de sus distritos representa un desembolso muy alto, de ahí que la rentabilidad sea más ajustada. Sin embargo, las viviendas en estas localizaciones tienen la ventaja de que siempre contarán con inquilinos dispuestos a habitarlas, dado que la demanda ejerce una gran presión. Otras capitales arrojan rentabilidades más altas sobre el papel gracias a unos precios de adquisición más reducidos, pero en la práctica cuesta más encontrar arrendatarios porque son enclaves donde hay menos oportunidades laborales o de formación.

Con la pandemia, es cierto que hubo un repunte de interés en la España vaciada, un fenómeno apoyado en el teletrabajo y en las nuevas preferencias de la demanda. Sin embargo, la vuelta a la normalidad ha devuelto el protagonismo a las zonas urbanas. En cualquier caso, los inquilinos ya no solo consideran los distritos céntricos, sino que las periferias ganan terreno gracias a los desarrollos de obra nueva en barrios de nueva construcción. Invertir en estas áreas es una estupenda idea, pero es necesarios asegurarse de que están dotadas de redes de transporte público y que hay proyectos en firme de dotaciones comerciales y sanitarias.