Oda a los derbis en Goodison Park

Los dos equipos de Liverpool firmaron las tablas (2-2) en un derbi de Merseyside que tuvo absolutamente de todo

El VAR anuló un tanto decisivo en el tiempo de descuento

Everton y Liverpool firmaron tablas en un partido que tuvo todos los ingredientes que componen el 'Merseyside derby'. Ritmo de juego alto, golazos, detalles de calidad (con James y Thiago en el césped, imposible no verlos), y cómo no, polémica. El VAR terminó siendo protagonista anulando por milímetros un gol a Henderson en el tiempo de descuento. Un gol que habría dado la victoria a los pupilos de Klopp.

Francesc Ripoll

FICHA TÉCNICA

Premier League

EVE

2-2

LIV

Everton

Pickford; Coleman (Godfrey, 31'), Yerry Mina, Keane, Digne; Docouré (Iwobi, 78'), Allan, Gomes (Sigurdsson, 72'), James, Calvert-Lewin, Richarlison.

Liverpool

Adrián; Alexander-Arnold, Matip, Van Dijk (Joe Gomes, 11'), Robertson; Henderson, Fabinho (Wijnaldum, 91'), Thiago; Salah, Firmino (Jota, 78'), Mané.

Goles

0-1 M.3 Mané. 1-1 M.19 Keane. 1-2 M.72 Salah. 2-2 M.81 Calvert-Lewin.

Árbitro

M.Oliver. TA: James (45'), André Gomes (69), Allan (84') / Mané (67'), Fabinho (84'). TR_ Richarlison (90').

Incidencias

Partido disputado en Goodison Park.

El derbi se presentaba con la etiqueta de ser el más igualado de los últimos tiempos. Y así fue. Por su parte, Everton llegaba a la cita como la sensación de la Premier, líder invicto y con la sensación de que era el año de romper 10 años de sequía ante el Liverpool. Pero de poco sirven los números y las estadísticas cuando hablas de la liga inglesa. O de un equipo dirigido por Klopp. Porque los 'reds', pura electricidad, olieron sangre y mordieron a los 2 minutos. Internada de Robertson por banda izquierda y Sadio Mané no perdonó rematando al primer toque. Aun así, no todo eran buenas noticias para el 'Pool', pues acto seguido, Pickford entró con todo a un balón dividido y se llevó por delante a Van Dijk, que abandonó el césped con fuertes dolores en la rodilla. Escalofriante. 

Pero los 'toffees' demostraron porque no habían perdido este curso. Y porque parte de culpa la tiene la tiene James. Cada balón que tocaba el cafetero se transformaba en peligro para Adrián, otra vez inquilino de la portería del Liverpool. En el enésimo pase que enviaba al área, -en este caso, en un córner-, llegó el tanto. Kean hizo valer su poderío aéreo para igualar la contienda. 

Tras el gol, los 'reds' volvieron a despertar. Lo hicieron de la mano de un Thiago que ha llegado para hacer mejor a su equipo y para ser el faro que guía todas las jugadas de ataque. Qué partidazo el del hispanobrasileño. Junto a un Firmino incansable, desoriantaron a un Everton -que se quedó sin Coleman, lesionado- que se encomendó a su retaguardia para aguantar el empate hasta el descanso. 

En el segundo tiempo, Thiago apareció menos y en consecuencia, el peligro que generaba el 'Pool' disminuyó. Y cuando llegaban, se encontraban con un muro llamado Pickford. No obstante, James seguñia a lo suyo y era el Everton el que estaba más cerca de llevarse el gato al agua. Un disparo del mismo colombiano, un remate mordido de Calvert-Lewin y otro de Richarlison al palo, ponían en apuros a los de Klopp. Pero el fútbol es caprichoso. Y un error lo cambia todo. Rechace esperpéntico de Yerry Mina que Salah aprovechó para mandar el balón al fondo de la red. Su gol número 100 con la camiseta del Liverpool. No había mejor día. 

Eso sí, Calvert-Lewin no iba a dejar que los puntos viajaran a Anfield. El Liverpool dejó respirar el duelo tras el tanto, sin sufrir en exceso, pero apareció el ariete inglés para volver a empatar el derbi. Centro preciso de Digne que convirtió en oro el delantero de moda tras un salto descomunal. Y como no podía ser de otro modo, final de infarto. Richarlison expulsado con roja directa y gol anulado por milímetros en el descuento. No nos faltó de nada. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil