El Barça necesita fabricar un nuevo Leo Messi

El Barça necesita fabricar un nuevo Leo Messi

L. Miguelsanz

Subdirector de SPORT

Haaland
| sport

El proyecto toma cuerpo. Las cosas comienzan a funcionar en el Barça. Tras varios años de penurias deportivas, el club ha comenzado a confeccionar un proyecto con cara y ojos lanzando inversiones interesantes como la de Ferran Torres y apostando por chicos de muchísima calidad salidos de la cantera.

El equipo empieza a tener buena pinta, pero es evidente que faltan cosas para dar el gran salto tanto en Europa como en España aunque , por primera vez en mucho tiempo, da la sensación de que se está en el camino correcto. El equipo funciona como grupo, comienza competir como se esperaba y da síntomas de resurrección, pero falta algo.

Echando la vista a atrás, el Barça dio el salto a la excelencia cuando encontró un liderazgo claro dentro del terreno de juego. Primero fue Ronaldinho quien dio ese plus y, luego, evidentemente Leo Messi. Cracks mundiales que arropados por un gran grupo fueron capaces de marcar una época y colocaron al club blaugrana en lo más alto a nivel mundial.

Ahora, este Barça tiene todos los ingredientes en la coctelera y le falta esa referencia que tire del carro, ese jugador que acabe de dar ese factor diferencial deportivo y ese tirón mediático tan necesario. Y es por eso que Haaland es una oportunidad única para iniciar una nueva era. Es el único que puede aunar todos los elementos que llevan hacia el éxito.

Es por ello que el Barça se ha lanzado a tumba abierta a por el noruego. Ya casi no es cuestión de precio porque lo que le puede dar el noruego al club y al equipo es casi impagable con dinero. No duden que el Barça lo va a intentar hasta el final porque necesitan más que nunca fabricar un nuevo Messi a pesar de que lo del argentino es absolutamente irrepetible en la historia del fútbol.

Pero el principal problema es que Haaland es una operación descontrolada por el entorno del delantero y por la ferocidad de los competidores. En el Barça hay cierto optimismo en el fichaje, pero también mucha incertidumbre ya que, realmente, el futbolista aún no ha tomado una decisión clara. Y es ahí dónde el Madrid desea dar un golpe mortal al eterno rival.

Florentino Pérez sabe que juntando a Mbappé con el noruego, su Madrid podría no tener rival en los próximos años. O sí. Porque su último Madrid de los galácticos acabó como el rosario del aurora. Haaland es más que un fichaje estratégico y hay que lucharlo en un desenlace que ya está muy cerca de concretarse

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil