Rusia aviva el entusiasmo por la OTAN en España tras 22 misiones y 125.000 soldados

Rusia aviva el entusiasmo por la OTAN en España tras 22 misiones y 125.000 soldados

40 años de España en la OTAN: más de 125.000 militares en 22 misiones
Fotografía de archivo de soldados españoles en un ejercicio militar de la OTAN en Letonia el pasado año. EFE/EPA/VALDA KALNINA EPA-EFE/VALDA KALNINA | sport

Actualmente, cerca de 1.400 militares están desplegados bajo la bandera de la Alianza Atlántica

En 1978, cuando se estrenaba la democracia en España, sólo el 15% de los españoles apoyaba la pertenencia a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, según las encuestas del CIS. En 1981, Leopoldo Calvo Sotelo propuso la integración en la OTAN en su debate de investidura como presidente del Gobierno. La cifra de apoyo ya había subido hasta el 43%. El país entró definitivamente en la organización el 30 de mayo de 1982, hace ahora 40 años. Fue después de un cambio de postura radical del PSOE de Felipe González que, para validarse, convocó un referéndum sobre la permanencia ya en 1986. El sí ganó con un 52% de los votos, aunque la pregunta favorecía, según algunos, la respuesta apoyada por el Gobierno. Ahora, tras la invasión rusa de Ucrania, el apoyo está por encima del 64%, según la datos del mes de marzo de la empresa de investigación de mercado YouGov. El dato supone, además, una subida de 11 puntos respecto al mes anterior. 

“España ha recobrado un entusiasmo atlantista que no tenía hasta la invasión rusa de Ucrania”, afirma en conversación con EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, diario perteneciente al grupo editorial Prensa Ibérica al igual que este medio, Ernesto Pascual, doctor en Relaciones Internacionales de la UOC. “Recuerdo las entrevistas que me hacían para el aniversario de la adhesión a la OTAN del año pasado. En aquel momento estábamos pensando que la Alianza no tenía futuro, que había quedado desfasada como fuerza militar tras el fin de la Guerra Fría y del Pacto de Varsovia y que las amenazas eran otras: la ciberseguridad, la redefinición de amenazas. Francia empujaba por crear una fuerza europea propia…”

En estos 40 años de pertenencia a la Alianza, España ha participado en 22 misiones de la OTAN con 125.000 militares. Han muerto en ellas 119 miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, sobre todo militares y guardias civiles. El grueso, un centenar, en la guerra de Afganistán. 

Las misiones históricas de España

La primera misión en la que participó España fue la Standing Naval Forces, de patrullaje en el Mediterráneo, que comenzó en 1992. Ahí está el buque Blas de Lezo.

Ese mismo año comenzaron las misiones en Bosnia-Herzegovina. Más de 46.000 militares españoles han participado desde 1992 en las sucesivas intervenciones, primero de la ONU y después de la OTAN y la UE. Fallecieron 23 soldados. Se llamaron misiones de de Implementación y Estabilización (IFOR y SFOR) en Bosnia-Herzegovina y Fuerza multinacional de Kosovo (KFOR)

Helicópteros españoles en Irak. |

España también ha participado en la Operación “Unified Protector” en Libia, en la que se produjeron fuertes bombardeos del país y terminó en una guerra civil tras la muerte del dictador Muamar el Gadafi.

La más cruenta ha sido la ya mencionada misión en Afganistán, la SIAF (Fuerza de Asistencia Internacional de Seguridad).

En el mar se ha luchado contra la piratería en la Operation Ocean Shield del golfo de Adén y en el Cuerno de África; y contra el terrorisimo en la Operación naval Active Endeavour. 

Las misiones activas

Ahora hay seis misiones activas de la Alianza Atlántica en las que participa España, y son esencialmente defensivas o antiterroristas. 

Pilotos españoles patrullan desde su base en Lituania los cielos de los países bálticos. “Es una misión de la que ha habido ya 11 rotaciones desde 2006 y en la que desde 2014 [cuando Vladímir Putin invadió Ucrania por primera vez] no hemos parado”, dice una fuente del Gobierno.

Existe también un despliegue de soldados españoles operando una batería de misiles Patriot para servir a Turquía de escudo defensivo ante la guerra en la vecina Siria. Aunque el peligro es menor, Ankara ha pedido a Madrid que lo mantenga activo, según las mismas fuentes.

Soldados de la Armada patrullan las aguas del mediterráneo, dando apoyo en la lucha contra el terrorismo marítimo en el Mediterráneo en Operación Sea Guardian. Hay también buques desplegados en misiones navales de la Fuerza de Respuesta de la OTAN.

Operación española de la OTAN en Turquía. |

Una unidad española de helicópteros sigue desplegada en Irak para la lucha contra el grupo terrorista Daesh, en el marco de la Operación Inherent Resolve. 

España también alberga instalaciones para la OTAN. Hay una estructura de mando en la base de Torrejón de Ardoz (Madrid); uno de los dos Centros Combinados de Operaciones Aéreas con capacidad desplegable (CAOC) que se responsabiliza de toda la defensa aérea de la Región Sur de Europa; o un Centro de Excelencia OTAN contra Artefactos Explosivos Improvisados. Existen dos cuarteles generales de alta disponibilidad para la OTAN, uno marítimo a bordo del buque ‘Castilla’, con base en Rota, y otro terrestre situado en Bétera, Valencia. 

Cumbre de la Alianza

Ahora España prepara frenéticamente el despliegue de seguridad y la logística para la cumbre de la OTAN en Madrid del 29 y 30 de junio. Todas las fuentes consultadas por este diario hablan de ella como una cita histórica. Y no es la hipérbole habitual. En ella estarán presentes los jefes de Estado o de Gobierno de los treinta países de la Alianza y otros diez invitados, mientras en Ucrania se libran las peores batallas en suelo europeo desde la Segunda Guerra Mundial.

En la cumbre estarán Finlandia y Suecia, probablemente ya como países “invitados” de la OTAN, un estatus legal que les permite participar ya en el órgano de decisión, el Consejo Atlántico, y en todos los comités subsidiarios. El proceso de adhesión completo, apuntan fuentes gubernamentales, no llegará a tiempo para el encuentro, entre otras cosas porque la adhesión la tienen que ratificar los Parlamentos de los 30 países miembro, entre ellos el de Turquía, que de momento veta la entrada de ambos países. En España el proceso de ratificación parlamentario se va a acelerar, según ha prometido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el foro de Davos esta semana. 

Sánchez también se comprometió, poco después de empezar la guerra, a cumplir con la contribución acordada por los miembros de la OTAN, el 2% del PIB en gasto de Defensa. Según la OTAN, el gasto español en Defensa fue del 1% en 2021, 12.000 millones. 

EUROPEÍSMO VS. ATLANTISMO

La “otanización” de España y del resto de los países europeos ahora parece inevitable, pero hace tan solo unos meses no lo era tanto. Emmanuel Macron dijo que la organización estaba en “muerte cerebral” y la presidencia de Donald Trump provocó una tensión cercana a la ruptura entre los socios, con el estadounidense afeando duramente a los socios por no contribuir con lo prometido (el 70% de los 1,2 billones de euros que se gastan en Defensa los países aliados es de EE UU). 

Sigue pendiente de resolver en Europa el debate de la “autonomía estratégica”. Hay quien considera que los intereses de Estados Unidos y de la Unión Europea no siempre coinciden, por ejemplo en el caso de China, hacia la que Washington es mucho más contundente.

La Brújula Estratégica con la que la UE acaba de definir su futuro de Defensa y Seguridad incluye la creación de un “batallón” de acción rápida de 5.000 soldados de aquí a tres años. “Personalmente, la idea de los franceses de tener una política de Defensa propia me parece un paso fundamental para que Europa tenga un papel geoestratégico propio”, opina Pascual.  

Cazas Eurofighter españoles. |

Fuentes diplomáticas dicen que ambas almas pueden convivir: “España vive perfectamente su doble condición de aliado en la OTAN y de socio en la Unión Europea. Ahora se habla de la complementariedad de ambas organizaciones, y a partir de la adhesión de Finlandia y Suecia, 23 de los 32 aliados serán a su vez socios de la UE. La clave es buscar la complementariedad con la OTAN y el reforzamiento”, afirman. 

Actos del 40º aniversario

Este lunes, Felipe VI y Pedro Sánchez, junto al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, presidirán en el Teatro Real de Madrid el acto conmemorativo del 40 aniversario de la entrada de España en la Alianza Atlántica.

Más de 300 invitados, entre ellos los expresidentes del Ejecutivo (confirmados Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero) y ex secretarios generales de la OTAN, como el español Javier Solana. También estará el Consejo Atlántico, que raramente sale de Bruselas, y está formado por los embajadores de los países en la OTAN, incluido el de Turquía. No se aprovechará para tratar de negociar con el representante de Ankara el levantamiento del veto a Finlandia y Suecia, según fuentes gubernamentales, porque eso ya lo pueden hacer en la sede de la capital europea. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil