¿Por qué Luis Enrique no se ha llevado a Sergio Ramos al Mundial?

¿Por qué Luis Enrique no se ha llevado a Sergio Ramos al Mundial?

Luis Enrique analiza la convocatoria de la selección española para el Mundial de Qatar | Perform

La irrupción de Guillamón y la buena recuperación de Laporte, claves para cerrar los cuatro centrales

El exmadridista no forma parte del grupo y la presión externa para que jugara habría levantado un clima adverso

Sergio Ramos estuvo hasta última hora cerca de estar entre los 26 convocados de La Roja para ir al Mundial de Qatar. Luis Enrique no era ajeno a su buen rendimiento en el PSG y meditó llevárselo a riesgo de que su figura hubiese acaparado demasiada atención.

Finalmente, fue clave la buena recuperación de Laporte, que se operó en verano para poder llegar a Qatar, y la bestial irrupción de Hugi Guillamón, para cerrar las cuatro posiciones de centrales en una lista que ha levantado polémica.

Luis Enrique siempre ha sido partidario de mantener el bloque de jugadores que han ido gozando de su confianza. De hecho, el seleccionador se ha apartado muy poco de los jugadores habitualmente fijos porque considera que tienen bien asimiladas sus ideas y que el ambiente en el vestuario es excepcional.

Pese a todo, Sergio Ramos apretaba fuerte desde París y se trata de un jugador de raza que siempre ha gustado al seleccionador. Los que conocían los entresijos de la lista sabían que Ramos podía ir, pero finalmente no ha sido así.

El seleccionador dio su lista de convocados en una performance en Madrid | sport

El seleccionador ha querido apostar por Hugo Guillamón por su polivalencia y gran rendimiento. Ha crecido una barbaridad y en el Valencia está jugando como pivote por su calidad en la salida del balón. Le gusta muchísimo a Luis Enrique y creía que debía estar entre los fijos.

Más problemas ha tenido Laporte, que se ha recuperado in extremis para el Mundial. Luis Enrique ha estado muy encima de su lesión y respiró cuando el exjugador del Athletic regresó a los terrenos de juego con el City. Está bien y ha recuperado el ritmo, por lo que apunta a titular en el debut de la selección.

La opción Sergio Ramos, además, levantaba ciertos recelos en los responsables técnicos. Y no por el central, que estaba muy ilusionado en colaborar con La Roja desde el rol que le ordenase el seleccionador, sino por todo el entorno.

La presión para que jugara hubiese sido insufrible y ese peso se lo han quitado de encima. Luis Enrique sabía que era la última oportunidad para el madridista de jugar un Mundial y ha sido una decisión complicada, pero era su responsabilidad.