Marc Márquez reaparecerá la semana que viene en Portugal

Los médicos han autorizado ya el regreso del campeón catalán a las pistas y MM93 volverá a subirse a su Honda oficial 271 días después de su caída en Jerez

MM93 deja atrás un auténtico calvario de tres intervenciones quirúrgicas en su húmero derecho, la última de 11 horas de duración, y meses de recuperación

Una imagen de archivo de Marc Márquez durante la temporada 2020 de MotoGP
Una imagen de archivo de Marc Márquez durante la temporada 2020 de MotoGP  | sport

Casi un año después, exactamente 271 días más tarde, de sufrir una desafortunada caída, en Jerez, en la que, mientras se deslizaba por la escapatoria tras una de las remontadas más brillantes de la historia del Mundial de motociclismo, la rueda delantera de su Honda RC213V le golpeó y fracturó el húmero derecho, el piloto catalán Marc Márquez Alentá, de 28 años, volverá a subirse, el próximo viernes, en los primeros entrenamientos oficiales del Gran Premio de Portugal, que se celebra en el precioso circuito de Portimao, a su moto de carreras tras haber recibido, ahora sí, el visto bueno del equipo de los doctores Samuel Antuña e Ignacio Roger de Oña, del Hospital Ruber Internacional, de Madrid.

Márquez sufrió un serio accidente, el 19 de julio del 2020, cuando, tras un despiste en las primeras vueltas del GP de España pasó el 16º por meta, a 10 segundos del entonces líder, el también Maverick Viñales (Yamaha). El ocho veces campeón del mundo hizo honor al título que ostentaba en aquel momento, ahora en manos del joven mallorquín Joan Mir (Suzuki), y fue remontando posiciones. A falta de dos vueltas, Márquez ya tenía plaza de podio, era tercero, pero, como siempre, fruto de su tremendo carácter competitivo y agresividad, quiso más, quiso ganar la carrera y se fue al suelo.

Últimos entrenamientos

A partir de ahí, MM93 vivió un auténtico viacrucis, teniendo que someterse a tres intervenciones quirúrgicas en su brazo derecho y largos periodos de rehabilitación. La última operación, a principio de diciembre con injerto de polvo de hueso de su misma cadera derecha para conseguir que el húmero, finalmente, se consolidase, fue un éxito tras estar en el quirófano más de 11 horas. Después de casi un año, Márquez volverá a subirse a su Honda RC213V tras haberse probado en el Circuit de Catalunya y también en Portimao con una moto parecida a la de carreras, aunque con algunos caballos menos.

Cuando todo el mundo creía que el campeón de Cervera (Lleida) reaparecería en Catar o, al menos, aprovecharía el inicio del Mundial para probarse en un escenario auténtico con su moto oficial, los doctores del Hospital Ruber Internacional le recomendaron un poco más de paciencia y, finalmente, desistió de volver a precipitar su regreso, esperando el visto bueno para la tercera carrera del año, que se celebrará en Portimao la semana que viene.

"Durante todo este periodo de operaciones y recuperación", comentó Márquez en la presentación del equipo Repsol Honda de este año, "si algo he aprendido es que hay muchas carreras, pero vida solo hay una". El campeonísimo de la última década, el gran dominador de MotoGP, el joven que revolucionó y superó todos los récords de precocidad a su llegada a la categoría, en el año 2013, cuando ya fue el más joven en ganar el título, aseguró no haber perdido nunca la esperanza de volver a correr. "Eso sí, le he dicho a los doctores que no me den el visto bueno, que no me dejen volver a correr, hasta que mi brazo derecho, mi húmero, esté listo para soportar nuevas caídas".

Dos revisiones médicas

Los doctores, el propio Márquez, el equipo Repsol Honda y su máximo responsable deportivo, Alberto Puig, han creído ya llegada la hora de que el piloto al que todo el mundo está deseoso de volver a ver correr, regrese a la pista y lo hará el próximo viernes en Portimao. Eso sí, antes, el jueves de la semana que viene, MM93 tendrá uno de los días más agitados de su carrera pues, al margen, sin duda, de estar presente en la conferencia de prensa oficial del GP de las cinco de la tarde, habrá tenido que superar dos revisiones médicas. La de todas las pretemporadas antes de correr, es decir, la tradicional para empezar el campeonato y otra, ya más detallada, sobre el estado, que debe ser ya casi perfecto, de su brazo derecho. Márquez lleva meses recuperándose de sus tres operaciones en su casa y gimnasio de Cerverá en compañía, las 24 horas del día, de su fisio de confianza Carlos J. García.

MotoGP en DAZN disponible en vivo y a la carta. Suscríbete y comienza tu mes gratis

El piloto del ‘team’ Repsol Honda regresa a la actividad en un campeonato en el que todo el mundo le da, pese a llevar un año sin competir, todas las opciones del mundo de repetir título, pues se trata de un Mundial en el que el último ganador, Joan Mir, conquistó el cetro ganando solo una carrera en el 2020, donde las dos primeras pruebas del año (Catar y Doha) se las han adjudicado dos pilotos distintos, Maverick Viñales y Fabio Quartararo, donde nadie domina con autoridad y donde aún restan, en principio, 17 grandes premios que, tal vez, se puedan estirar a 19 si, finalmente, se encuentran fechas para los grandes premios de Argentina y Estados Unidos.

"Estoy muy feliz", acaba de escribir el propio Márquez en sus redes sociales. "Ayer pasé visita con los doctores y me dieron luz verde para volver a la competición. Han sido 9 meses difíciles, con momentos de incertidumbre y altibajos, y ahora, por fin, podré volver a disfrutar de mi pasión! Nos vemos, la próxima semana, en Portimao".

Todo el 'paddock', pendiente

La frase "cuando Márquez vuelva, volverá para ganar", reforzada por la pronunciada repetidas veces, en estos meses de espera, por el propio campeón catalán en el sentido de que "no pienso cambiar de estilo, pues es el que me ha llevado hasta aquí, es decir, seguiré corriendo para ganar", se ha oído durante el último mes de espera, el mismo en que todo el mundo, incluidos sus colegas de la parrilla de MotoGP, aseguraban que el campeonato no era el mismo sin su gran animador, sin el piloto al que todo el mundo quiere derrotar pues es el que, hasta su caída en Jerez, tal y como demostró en aquella tremenda remontada, marcaba el ritmo al que se corrían los grandes premios.

"Yo, como todos, sí, estoy convencido de que cuando Márquez regrese al campeonato, lo hará con la misma mentalidad de siempre, es decir, con la intención de ganar", señaló recientemente, en Doha, el veterano campeonísimo italiano Valentino Rossi (Yamaha), de 42 años, que lleva más de tres años sin ganar y diez temporadas persiguiendo su décimo entorchado. "Eso sí, yo creo que no le será fácil volver a ganar porque las nuevas generaciones de pilotos ya le han perdido el miedo a pelear con él, ya no le temen y eso le hará más difícil la reconquista".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil