La RFEF convoca este lunes a los clubes de la Liga Iberdrola

En la misma pretende explicarles el modelo de competición que quiere implantar a partir de la próxima temporada

Inicialmente 14 de los 16 clubes respaldan el modelo actual de la Primera división femenina

Vista aérea del Wanda Metropolitano que logró el récord de asistencia a un partido de fútbol femenino en España: 60.739 aficionados. El Atlético de Madrid recibió al Barcelona en partido de la Liga Iberdrola.
Vista aérea del Wanda Metropolitano que logró el récord de asistencia a un partido de fútbol femenino en España: 60.739 aficionados. El Atlético de Madrid recibió al Barcelona en partido de la Liga Iberdrola. | Alexander MARIN - ATLETICO MADRID - EFE

Este lunes tendrá lugar una cita muy importante para la RFEF y que se enmarca dentro del futuro del fútbol femenino. Están convocados por el estamento federativo los 16 clubes que componen actualmente la Liga Iberdrola así como la propia Asociación de Clubes Femenino que representa a la gran mayoría de estos.

Ramón Fuentes

Reunión donde inicialmente la RFEF quiere comunicarles, como ya hiciera con los clubes de Segunda, las claves de la nueva competición que quiere poner en marcha a partir de la próxima temporada 2019-2020. Competición que inicialmente choca con la actual Liga Iberdrola

Una cita que tiene lugar en un ambiente turbado más después de las cartas enviadas hace unas fechas por la RFEF a los presidentes de los clubes de la actual Liga Iberdrola, esencialmente a 14 de los 16 clubes que lo forman actualmente, instando en un plazo de veinte días a que se incorporen a este nuevo modelo federativo porque desde la RFEF entienden que atenta contra los principios de la UEFA, FIFA y los propios reglamentos federativos. Una misiva que ha sentado realmente mal entre los presidentes de estas entidades. Veremos cual es el mensaje a este respecto qué comuniquen desde la Ciudad del Fútbol. 

Como también os venimos contamos en SPORT detrás de este enfrentamiento se esconden dos modelos totalmente distintos de gestión de la competición. En el actual son los clubes quienes tienen el control sobre sus derechos audiovisuales. Es más, acaban de llegar a un acuerdo con MEDIAPRO por sus derechos audiovisuales a razón de un montante total de 9 millones de euros. Además en la actual Liga Iberdrola son los clubes quienes quieren negociar sus patrocinios como competición independiente pero siempre bajo el paraguas de la RFEF. Un modelo similar al existente en la Liga Nacional de Fútbol Sala.

Por el contrario el modelo de la RFEF, que contaría con el visto bueno de la FIFA y UEFA que autorizarían las plazas europeas para esta competición, es el estamento federativo quien explota todas estas partidas, incluidos los derechos de imagen de las jugadores, a cambio asegurar unas cantidades fijas para todos los participantes así como un salario mínimo para todas las futbolistas de la competición. Precisamente la Asociación de Clubes está junto a los clubes y los sindicatos negociando este salario mínimo para las futbolistas bajo el escenario del modelo actual de competición. Mañana martes está prevista una reunión al respecto. 

Pues bien dentro de este escenario de choque frontal hay además otro capítulo muy importante que va dar pie a la polémica, como ya adelantamos en SPORT hace ahora seis días. M. Y tiene que ver con la partida de la Seguridad Social que recibe el fútbol femenino directamente del CSD procedente de los ingresos totales por la venta de los derechos audiovisuales del fútbol profesional.

El Real Decreto de Venta Centralizada del 30 de abril del 2015 establece en su punto 6 las “Obligaciones de las entidades participantes en el Campeonato Nacional de Liga”. Dentro del mismo establece que hasta un 0,5% de los ingresos se entregará al Consejo Superior de Deportes que lo destinará a una serie de finalidades. La primera de ellas habla de “ayudas a las entidades que participen en la Primera división femenino para financiar el pago de las cuotas empresariales correspondientes a la contratación de deportistas y entrenadores incluidos en el Régimen General de la Seguridad Social, así como a las deportistas y entrenadores para financiar el pago de cuotas del trabajador”. Estamos hablando, según los términos del acuerdo audiovisual actual cercano a los 1500 euros, de alrededor de 7,5 millones de euros por esta partida que se reparte también a la Segunda B y los sindicatos de futbolistas.

Hasta ahora no había dudas y las cantidades correspondientes al fútbol femenino se destinaban a los clubes que participan en la Liga Iberdrola que no cuentan con un club profesional. Pero ¿qué pasara a partir de la próxima temporada? ¿A quien tendrá que destinar este dinero el CSD? ¿A la actual Liga Iberdrola y sus clubes no profesionales, o a la competición que ponga en marcha la RFEF?

Sin duda estamos ante otro foco de conflicto. Primero porque estamos hablando de unas cantidades que pueden rondar los más de 2 millones de euros anuales, y segundo porque tendrá que ser el CSD quien reparta este dinero. ¿A Quien se lo dará el organismo del estado? A la Liga Iberdrola que también participa la empresa de gas española en muchas federaciones dependientes del propio CSD; a la competición que respalde la RFEF o a las dos.

Seguro que será otro de los temas que estén presentes en la reunión de hoy donde podrían quedar muy definidas las posturas de ambas partes. Bien para lograr un acercamiento pensando en una competición donde puedan competir los dos modelos, bien para distanciarse aún más o dejar todo en punto muerto.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil