Sport.es Menú

¿Cuándo jugará el Barça femenino en el Camp Nou?

El Camp Nou es uno de los pocos escenarios en los que se podría superar el récord de 60739 espectadores conseguido en el Wanda Metropolitano

Unas hipotéticas semifinales de Champions serían, quizá, la oportunidad de abrir el Camp Nou al Barça femenino por primera vez

 Cada vez son más los datos que dejan claro que este deporte está en crecimiento exponencial | sport

Una realidad y un sueño marcan las horas posteriores al histórico récord conseguido en el Wanda Metropolitano este domingo, en el que 60.739 personas presenciaron en directo el encuentro de fútbol femenino en España que enfrentó a Atlético de Madrid y Barça.

El hecho de acoger un partido de la Liga Iberdrola en un estadio como el Wanda Metropolitano con esa afluencia de público, algo que sirve para evidenciar el imparable crecimiento del fútbol femenino en España en los últimos años, no esconde que este tipo de iniciativas sean todavía muy esporádicas, por más que en las últimas temporadas cada vez más estadios de LaLiga como San Mamés, Anoeta, Mestalla o el Benito Villamarín, entre otros, hayan abierto sus puertas con gran éxito de afluencia.

La realidad del fútbol femenino en España, la de la gran mayoría de fines de semana de competición, es otra. Ojalá se pudiera llenar cada jornada un Wanda, pero lo cierto es que la media de la Liga Iberdrola se mueve entre el medio millar y el millar de espectadores en el mejor de los casos. Es cuestión de tiempo que el interés por el fútbol femenino alcance cotas mayores, pero todavía se está muy lejos de que eso suceda.

El deseo de jugar en el Camp Nou

Todo esto nos sirve para hablar del deseo, manifestado por el entorno y las propias jugadoras, de que el Camp Nou acoja más pronto que tarde un encuentro del Barça femenino. El club azulgrana ha abierto en numerosas ocasiones el Mini Estadi –con capacidad para 15000 espectadores- en los últimos años, tanto en liga como en Champions y, salvo en contadas tardes europeas ante rivales de entidad, la afluencia ha sido aún demasiado modesta. De ahí que desde el propio club se quiera ir paso a paso. “Primero hay que llenar el Mini antes de plantearnos jugar en el Camp Nou”, se ha dicho en más de una ocasión.

Eso no quita que el club se plantee dar ese paso en una cita especial. Y esta cita podría llegar más pronto que tarde, puesto que esta misma temporada se podría dar un caso idóneo para abrir el coliseo azulgrana: unas semifinales europeas. Si el Barça elimina al LSK Kvinner en cuartos de final de la Champions se mediría, casi con toda probabilidad, al Bayern de Múnich en semifinales. Un rival de entidad, mejor que el conjunto azulgrana sobre el papel, pero al que se podría eliminar y lograr el pase a la primera final europea de la historia del femenino blaugrana. La ida sería en Múnich y la vuelta, en casa. ¿En el Camp Nou? Por qué no. Si el Barça pasa la siguiente eliminatoria –y el público acompaña este miércoles en el Mini Estadi-, no sería descartable pensar en esa opción.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil