Mariona Caldentey: "Sentirme preparada para jugar esta final es el premio más grande"

Mariona Caldentey: "Sentirme preparada para jugar esta final es el premio más grande"

Mariona Caldentey
Mariona Caldentey | Valentí Enrich

La delantera azulgrana, que ha vivido una temporada dura por una concatenación de lesiones, explica sus sensaciones antes de la final de la Champions

"El partido ante el Lyon es un reto y a este equipo le gustan los retos. Estamos bien preparadas y tenemos la confianza necesaria para ganarlo"

La suerte no ha sonreído a Mariona Caldentey esta temporada. Empezó como titular indiscutible para Jonatan Giráldez pero sus buenas actuaciones se vieron interrumpidas por tres lesiones -dos de ellas de larga duración- que la apartaron de los terrenos de juego un total de casi cinco meses. Pero la suerte también se trabaja. Y la de Felanitx tenía claro que quería estar en el momento clave del curso y ser importante en la final de la Champions. Y trabajó cada día para lograrlo.

Ya recuperada por completo, y tras haber ido recobrando sensaciones sobre el verde progresivamente, la delantera azulgrana atendió a SPORT en la jornada de atención a los medios que organizó el FC Barcelona antes de viajar a Turín.

P- ¿Cómo te encuentras a tres días de la final?

R- Me encuentro muy bien, estoy disfrutando mucho de estos días.

Han sido unos meses complicados para ti.

Muy duros, con dos lesiones largas seguidas. Primero estuve ocho semanas y luego recaí y fueron diez. Al final todos queremos hacer nuestro trabajo. El fútbol es el mío y no podía hacerlo.

Sin embargo, llegaste para el tramo final y estás ya al cien por cien para el partido más importante de la temporada.

Llegar a estas fechas y sentirme bien y preparada con una final de la Champions por delante es el premio más grande después de todo lo que he vivido este año. Estoy muy feliz.

¿Cómo vive el vestuario este momento?

Con tranquilidad y confianza. Sabemos que estamos bien preparadas, que hemos trabajado mucho durante estos últimos años, que lo que hacemos nos está dando resultados y que no tenemos que hacer nada diferente. Sí que estos días estamos profundizando en el juego del Lyon, que es nuestro rival, y matizando algunos aspectos tácticos. Pero al final tenemos que consolidar todo el trabajo hecho.

¿Hacéis algo especial en los días previos a la final o el mismo día?

Al contrario. Normalidad absoluta. Todo lo que rodea el partido ya es diferente. La gente que viaja, la prensa que se mueve, las entrevistas que tenemos... Todo es diferente y cuando tenemos tiempo para nosotras tenemos que estar tranquilas, cuidar el descanso, comer bien e intentar llevarlo con la máxima naturalidad posible. Disfrutamos de la semana porque es especial. Nunca sabes si volverás a jugar una final y hay que vivirlo al máximo.

Ganasteis al Arsenal, al Wolfsburgo y ahora podéis vencer al Lyon en la final. ¿Lo veis como un modo de cerrar un círculo?

Sí, es una buena manera de explicarlo. Tampoco las hemos ganado nunca. Ni en la final, ni en semifinales o en cuartos en ediciones anteriores. Ni siquiera en el amistoso de pretemporada en Portland. Es un reto y a este equipo le gustan mucho los retos y los nueves estímulos. El sábado tenemos una buena oportunidad para lograrlo.

¿Habéis visto vídeos sobre la final de Budapest estos días?

Hemos hablado de cómo fue todo, pero a nivel de imagen todo ha quedado atrás. Han pasado tres años y han pasado muchas cosas. En el fútbol todo cambia muy rápido.

¿Qué recuerdas de ese momento?

Una superioridad aplastante del Lyon. Notamos que no teníamos opciones. Creo que ahora es muy distinto y tenemos ganas de demostrarlo.

¿Ganas de 'vendetta'?

Sí, sí, obviamente [sonríe]. No las hemos ganado nunca y siempre hay una primera vez para todo.

Precisamente porque no las habéis ganado nunca, ¿estáis trabajando más el aspecto psicológico?

No especialmente. Hay mucho trabajo hecho y ahora el equipo está en un momento muy maduro. Estamos preparadas para afrontar las distintas situaciones que se puedan dar durante el partido. Al final esto es algo muy difícil de entrenar porque el escenario no es el mismo cuando estás aquí en la Ciudad Deportiva o en el estadio de la final. Pero tenemos la tranquilidad y la confianza que estamos haciendo las cosas bien y sabemos los recursos que tenemos.

Tú ya sabes lo que es marcarle al Lyon. ¿Cómo de importante es para vosotras marcar el primer gol del partido?

Son noventa minutos y pueden pasar muchas cosas, pero marcar primero es importantísimo para nosotras. Empezar bien te da tranquilidad y confianza y mina desmoraliza un poco al rival. El año pasado, ante el Chelsea, la final no pudo empezar mejor. En el tercer minuto ya íbamos por delante y nos llenamos de confianza. Por eso vamos a intentar marcar el primero y hacerlo rápido, porque es nuestra mentalidad y porque es como salimos en cada uno de los partidos.

Decías que en 2019 sentíais que no teníais opciones. Ahora incluso se habla de que sois favoritas. ¿Cómo es posible este cambio en solo tres años?

No sé si somos o no somos favoritas. Es verdad que ganamos la Champions el año pasado pero ellas han ganado siete. La nuestra es más reciente pero el Lyon tiene un bloque de jugadoras que también llevan mucho tiempo juntas. Ahora nosotras estamos logrando resultados, muchas cosas buenas y la gente confía en nosotras. Pero sea quien sea el equipo favorito va a ser una final muy disputada y los detalles marcarán la diferencia.

Se habla de esta final como un posible cambio de ciclo, del inicio una nueva era. ¿Crees que puede ser así?

Bueno, quizás sí. Ganar la Champions es muy complicado. El Lyon no ha hecho siete veces y nosotras sería la segunda vez seguida, que creo que es lo más difícil. Y esto demostraría que este proyecto no fue esporádico sino algo sólido, que sigue avanzando. Es por lo que trabajamos cada día.

Llenasteis el Camp Nou con dos récords mundiales de asistencia. Se prevé un desplazamiento masivo a Turín y un récord de asistencia en Italia. ¿Qué te dice esto?

Primero quiero dar las gracias a toda esta gente porque esto nos hace mucha ilusión y nos da fuerza. Lo único que podemos hacer nosotras es devolverles todo este cariño jugando bien y saliendo a ganar la final.

¿Es una motivación añadida?

La final de Göteborg fue muy bonita y especial. Fue la primera Champions. Pero fue sin público y tenemos una deuda pendiente con la afición del Barça que se desplazó a Budapest, a Wolfsburgo y que ahora estará en Turín. Queremos celebrar con ellos algo grande.

¿Quedará alguien en Felanitx?

[Ríe] Mi abuela, que ya es mayor, y mi tía que se quedará con ella. Pero el resto, todos a Turín.