Un sólido Barça silenció el Pionir

Mirotic, Davies y Kuric fueron clave en la reacción de un cuadro azulgrana que sigue líder con cuatro victorias

El FC Barcelona llegó a perder por 33-30 y en los albores del tercer cuarto aún iba siete puntos abajo (42-35)

El Barça venció en Belgrado al Estrella Roja | Euroliga

El FC Barcelona superó un momento muy delicado en el tercer cuarto (42-35) para terminar reinando en la mítica Sala Pionir por 65-73 ante el Estrella Roja y seguir al frente de la Euroliga con cuatro victorias.

FICHA TÉCNICA

EUROLIGA

EST

65-73

FCB

ESTRELLA ROJA, 65

(16+20+13+16): Lorenzo Brown (6), Borisa Simanic (8), Branko Lazic, Dejan Davidovac (7), Michael Ojo (7) -cinco inicial-, James Gist (10), Charles Jenkins (3), Filip Covic, Mouhammad Faye (8), Ognjen Dobric (8), Stratos Perperoglou (6) y Ognjen Kuzmic (2).

FC BARCELONA, 73

(12+21+24+16): Adam Hanga (8), Cory Higgins (5), Àlex Abrines (1), Nikola Mirotic (21), Bradon Davies (14) -cinco inicial-, Kyle Kuric (15), Ante Tomic (4), Pierre Oriola, Leandro Bolmaro y Rolands Smits (5).

ÁRBITROS

Olegs Latisevs (Letonia), Joseph Bissang (Francia) y Marcin Kowalski (Polonia). Eliminado por cinco faltas: Higgins (36:08).

INCIDENCIAS

Partido correspondiente a la cuarta jornada de la Euroliga disputado en la Sala Pionir (Alekandar Nikolic Hall) ante 6.384 espectadores.

Al Barça le esperaba una auténtica 'guerra' en esta mítica pista, nada que ver con el gigantesco Kombank Arena, con capacidad para casi 20.000 espectadores.

La presión que ejerce la Aleksandr Nikolic Hall va como anillo al dedo al equipo que dirige de forma interina Andrija Gavrilovic y para el que suena con fuerza el extécnico azulgrana Xavi Pascual.

pese a sus cinco bajas (Pangos, Heurtel, Ribas, Delaney y Claver), supo apretar los dientes ante un rival que supo imponer su ritmo hasta el intermedio. Ahí el Barça recuperó sus señas de identidad con un tridente de lujo: Nikola Mirotic, Brandon Davies y Kyle Kuric.

Higgins se vació en defensa y brilló tanto en ataque | EFE

Con el añadido de que el trío arbitral permitió los contactos, el Estrella Roja se encontró como pez en el agua durante los primeros 15 minutos, con una defensa muy agresiva, buscando las líneas de pase y metiendo el cuerpo lo máximo posible bajo los aros.

El Barça, muy incómodo

Un activo Mirotic igualó el choque (4-4) antes de que los serbios firmasen un parcial de 8-2 para lograr su primera diferencia importante en el electrónico (12-6).

El Barça no podía correr y no se encontraba cómodo en el ataque estático, aunque al menos sí apareció Kyle Kuric para lograr una gran canasta y cerrar el primer cuarto solo cuatro puntos abajo (16-12).

El segundo estuvo dividido en dos partes. En los primeros siete minutos el Barça deambuló en ataque y sufrió para defender el rebote en su aro. Desde el 22-18 con una buena canasta de Higgins hasta el 33-20 con un triple de Fall los de Pesic fueron una sombra.

Frente al equipo al que dirigió en dos etapas, el técnico azulgrana pidió un tiempo muerto que surtió efecto acompañado por una mejor toma de decisiones en ataque coincidiendo con el regreso a la pista de Hanga como base reconvertido.

El resto lo hicieron un inspirado Mirotic (12 puntos en la primera parte) y el coraje de Brandon Davies, quien regresó tras un fuerte golpe en la cara para anotar un estelar 2+1 y liderar la recuperación visitante.

Hanga cerró el segundo cuarto con un triple y dejó a los azulgranas en la mejor situación posible a la vista de lo sucedido hasta el momento (36-33).

Mirotic, al frente

Por cierto, que a 5:30 del descanso se produjo la noticia más alegre de la noche con el regreso a las pistas del exmadridista Ognjen Kuzmic, quien estuvo a punto de perder la vida el 14 de julio en un gravísimo accidente automovilístico.

El tercer cuarto respondió mucho más a los intereses de un cuadro azulgrana que empezó a ver aro con un Kyle Kuric que se unió a Mirotic y Davies para formar un tridente que no supieron frenar los de Belgrado.

Pesic utilizó con maestría los tiempos muertos | EFE

Tras dos canastas seguidas, Lorenzo Brown situó un preocupante 42-35 en el marcador, pero acto seguido cometió su cuarta falta y dejó a los suyos huérfanos de criterio ofensivo.

Kuric se sube al carro

De ese 42-35 se pasó a un 49-57 al final de un tercer parcial que cerró Kuric con un triple marca de la casa que dejaba la cuarta victoria del Barça en la Euroliga muy encarrilada.

Los de Pesic aumentaron su parcial en el comienzo del último cuarto con sendas canastas de Tomic y un gran triple de Rolands Smits, quien sigue pidiendo más minutos cada que salta a la pista (49-64).

Ahí, dos grandes ataques que culminaron Hanga (excelente tras el descanso) y Mirotic parecieron sentenciar la victoria de un Barça que empezó a especular con 58-71 en el electrónico.

Cuando peor lo tenía, el Estrella Roja creyó en el 'milagro' coincidiendo con el regreso a la pista de Brown, quien fue clave para la reacción de un cuadro local que llegó a acercarse a siete puntos (64-71) tras sendos triples de Faye y Gist.

Lejos de ponerse nerviosos, los azulgranas recuperaron la clarividencia ofensiva para sentenciar su triunfo con dos buenas defensa y un sensacional mate final de Kuric en el rebote ofensivo (65-73).

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil