El motivo del bajo rendimiento de Balde

El futbolista no está ofreciendo las mismas prestaciones que la pasada temporada

El cuerpo técnico está trabajando para reconducir la situación y recuperar al canterano

Alejandro Balde, 2028

FC Barcelona

Ivan San Antonio

Ivan San Antonio

Alejandro Balde fue una de las noticias más celebradas la pasada temporada. El lateral zurdo, de hecho, jugó a un nivel muy alto y obligó a Xavi a sentar a Jordi Alba, que acabó tomando la decisión de dejar el Barça. En su segundo año como futbolista de la primera plantilla su mejor versión no ha tenido continuidad.

Arrancó, eso sí, como titular en la banda izquierda, pero Xavi, con el tiempo, decidió buscar alternativas y situar a Marcos Alonso, muy poco, y, sobre todo, a Joao Cancelo, que le dio la razón a su entrenador ante el Porto con un partidazo.

Pese a ello, el cuerpo técnico quiere recuperar al mejor Balde porque el equipo le necesita y, además, están convencidos de que tiene un enorme futuro por delante. En ello están y, antes de ponerse manos a la obra, debían hacer un diagnóstico claro. Según explicaba el programa 'Tot Costa' de Catalunya Rádio, no se trata de un tema físico, sino mental.

No es un problema físico

La misma información asegura que los registros con los que miden a nivel físico a los futbolistas siguen siendo excelentes y, pese a sufrir una lesión importante en mayo de 2023 ante el Mallorca (rotura parcial del ligamento lateral del tobillo derecho), no han quedado secuelas. En cambio, sí consideran que se trata de un problema de mentalidad. Han detectado que Balde tiene ciertos problemas para mantener la concentración durante los noventa minutos, una circunstancia problemática para cualquier futbolista, pero mucho más para un defensa del Barça.

Lamine y Balde, antes del Rayo-Barça

Lamine y Balde, antes del Rayo-Barça / VALENTI ENRICH

Según esta misma información de Catalunya Ràdio, su personalidad no es de las más competitivas de la plantilla y que ello le supone, en muchos momentos, no acabar de dar el cien por cien de su potencial, que es enorme. De todas formas, en el vestuario entienden que todo se puede trabajar, que es joven y que tiene mucho por aprender. Existe cierta preocupación, como puede comprobarse a través de las alineaciones, pero también están convencidos de que el futbolista recuperará su mejor versión.