La oscura predicción de Piqué sobre el futuro de Barça y Madrid

El exfutbolista y empresario considera que los grandes de la Liga se han endeudado al intentar competir en la Champions

La falta de una regulación única, el no aplicar de un Fair Play financiero ajustado y un calendario demasiado extenso son las otras causas

Piqué avisa a Barça y al Madrid: o Superliga o SAD para subsistir

Marca

Juan Manuel Díaz

Juan Manuel Díaz

Gerard Piqué prevé un futuro difícil para los dos colosos del fútbol español, Barça y Real Madrid, en el cual sus socios perderían definitivamente el control de las entidades para transformarse en Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) para seguir siendo competitivos si no se crea una Superliga.

El ex defensa internacional del Barca y empresario participó en el Business Sport Forum organizado por Marca y Expansión junto a otras personalidades como el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD) Víctor Francos, y abordaron temas como el futuro del Deporte, como espectáculo y como industria, y en concreto del Fútbol.

Gerard Piqué fue contundente cuando afirmó: "Barça y Real Madrid se verán abocados a convertirse en sociedades anónimas deportivas en tres, cinco, siete años" a no ser que se regule la situación actual para que todos los clubes tengan las mismas oportunidades económicas.

Condicionados por la Champions

"Si solo compitieras en tu competición nacional, da igual, porque tú la regulas como quieres y todos jugamos con las mismas normas. Pero cuando juegas competición internacional, que es la Champions League, y ahí los equipos no están regulados con las mismas normas, es cuando se produce este desequilibrio que hace que Barça y Madrid... ¿Por qué siguen compitiendo? Porque se endeudan cada vez más", comentó Gerard Piqué.

Florentino y Laporta, en una imagen de archivo reciente

Florentino y Laporta, en una imagen de archivo reciente / SPORT

El exfutbolista y actual presidente de Kosmos recordó que "el Barça está tirando de palancas, el Madrid también se está endeudando... Pero llegará un punto en tres, cinco, siete años, en el que el club no podrá pagar los intereses de la deuda. Y te verás abocado a que el Barça sea una Sociedad Anónima Deportiva, y que el Madrid, que a lo mejor tardará más porque está un poco mejor económicamente, si quiere seguir compitiendo en Europa, más de lo mismo. A no ser que haya una Superliga antes, y se regule el Fair Play financiero".

Apoyar la Superliga para denunciar el desequilibrio

Piqué piensa que la posición de Barça y Madrid respecto a la Champions y la Superliga viene marcada por esta situación: "Tengo claro que con la Superliga, Barcelona y Real Madrid tratan de exponer que no se puede continuar con esta situación. Al Andorra, por subir a Primera, no le va a ver más gente. Y si sube recibirá 50 o 60 millones de euros. El Real Madrid y el Barcelona cobran 140 millones y tienen infinitos más fans que el Andorra. El reparto es muy parecido y a la larga todos los grandes de Europa quieren que esto cambie".

En cambio, también mostró su oposición al formato de competición que propone la Superliga. "La Superliga es una liga cerrada y yo estoy en contra de eso. Hay muchos que se quedarían fuera, y equipos como el Betis o el Aston Villa o la Roma... su valor pasaría a ser cero. Y pierdes a sus seguidores, cuya masa es brutal, porque sus clubes estarían casi abocados a no existir". Eso no implica que Piqué no piense que se tiene que buscar una solución. "Si reduces el calendario, puedes competir más y mejor. Estoy en contra de la Superliga, pero hay que reducir el calendario".

Reducir el calendario reduciendo las Ligas

En este sentido, aseguró que se debería reducir el número de equipos en las Ligas nacionales para ajustar el calendario y permitir que coexistan con las competiciones internacionales. "No hace falta tener 20 equipos. Hasta con 12 equipos, una liga española sería igual de potente. Y así habría un reparto más equitativo (de los ingresos) sería más razonable". Porque Gerard tiene claro que "sin Barça y Madrid, el Andorra valdría cero. El pastel no está bien repartido", en detrimento de los dos grandes de La Liga que debido a ello no pueden competir en igualdad de condiciones con los clubes-estado cuando van al mercado de fichajes.

Piqué se mostró partidario de dejar atrás las disensiones y trabajar en la misma línea encontrar un modelo de que sea beneficioso para todos y que garantice la viabilidad económica de los clubes españoles. "Si tienes una competición europea y los clubes no están regulados con las mismas normas, los clubes españoles tienen que endeudarse para poder enfrentarse al resto".

Gerard puso como referencia la manera como en Estados Unidos organizan y regulan sus competiciones deportivas. "Nos llevan mucha ventaja. Porque ellos comenzaron a gestionar así sus competiciones. De hecho, nacen así. En Europa deberían juntarse todos los actores para llegar a un acuerdo común, y eso es muy difícil", concluyó.