De Jong, Ter Stegen, Piqué, Lenglet... ¿contratos legales o ilegales?

De Jong, Ter Stegen, Piqué, Lenglet... ¿contratos legales o ilegales?

De Jong presentó su candidatura a continuar con su gol en el Gamper | Barça TV

Toni Roca, CEO del Sports Law Institute, considera muy difícil que el Barça demuestre irregularidades en las cuatro renovaciones ante la justicia

"De Jong no cometió delito cuando renovó", asegura el abogado especializado en el ámbito del deporte

El FC Barcelona tiene muy difícil demostrar irregularidades ante la justicia en las renovaciones de Frenkie de Jong, Marc-André ter Stegen, Gerard Piqué y Clément Lenglet, todas ellas oficializadas a la vez el pasado octubre de 2020, según Sports Law Institute.

Por otro lado, Toni Roca, CEO de la empresa, no cree que el club blaugrana esté ejerciendo una extorsión a sus jugadores, especialmente en el caso de Frenkie de Jong (su alto salario dificulta las tareas de inscripción del Barça de sus nuevos fichajes). “El Barça está jugando al límite, pero es una negociación”, recalca.

Además, Roca, quien también es el director del despacho especializado en fútbol Himnus, insiste en que el club no puede dejar a futbolistas sin dorsal, al mismo tiempo que advierte de que la no inscripción de los nuevos fichajes podría provocar que estos quedaran libres.

Los jugadores no han incurrido en delito alguno, porque sólo se les pidió ayudar al club en un momento crítico con una rebaja salarial que acarreó la lógica exigencia de tener algún tipo de contraprestación a cambio, bien en forma de más años, bien en forma de mejora salarial en años venideros. Es complicado que el FC Barcelona lleve este caso a la justicia, ya que el proceso llevaría años y para cuando se solucione todo, puede que los jugadores ni formen parte ya del club”, argumentó Roca.

En cuanto al caso de Frenkie de Jong, Roca considera que el Barça sigue actuando al límite de la legalidad. "No creo que estemos ante un delito de extorsión sino ante una simple negociación por temas económicos en la que el Barça está jugando un poco al límite”, matizó.

Toni Roca también habló sobre las hipotéticas consecuencias de que los fichajes no pudieran ser inscritos. “Sería algo similar a que el club los dejara sin dorsal. El artículo 16.2 del famoso Real Decreto 1006 de 1985 establece que la resolución del contrato por este motivo produce los mismos efectos que el despido improcedente sin readmisión. Es decir, que el jugador sería libre y podría solicitar una indemnización al club", argumentó.