Isak, el '9' que pudo ser y no fue

Isak, el '9' que pudo ser y no fue

Mónaco - Real Sociedad: El gol de Isak ante el Mónaco | TELEFÓNICA

El delantero sueco era la primera opción de la anterior secretaría técnica dirigida por Ramon Planes

La situación economica del club descartó su fichaje hace dos veranos y en éste, Laporta se lanzó a por Lewandowski

El Barça afronta este domingo un exigente examen en San Sebastián (22.00 horas), ante una Real Sociedad que desde que Imanol ocupa su banquillo empieza las temporadas como un tiro. Los donostiarras son un conjunto con irrenunciable vocación ofensiva. Y en la punta de ataque cuentan con un referente que además de gol aporta dinamismo al juego ofensivo: Alexander Isak.

El espigado delantero sueco (1,92 m) de ascendencia eritrea no es un '9' al uso que su envergadura podría hacer pensar. Isak no rehúye el choque ni jugar de espaldas a la portería, pero gusta más de combinar con los compañeros y buscar las rupturas al espacio. ¿Les suena? Claro que sí. Por eso estuvo durante casi un año en la agenda de la anterior secretaría del Barça, la que dirigía Ramon Planes, como posible refuerzo para el ataque blaugrana.

Los informes empezaron a elaborarse a finales de 2020, después de su primer duelo contra el Barça, en el que anotó el gol del empate (2-2). Y los contactos con el entorno del futbolista se inciaron dos meses después, cuando el sueco firmó su primer 'hat trick', ante el Alavés (4-0).

Con el club en manos de la junta gestora y a las puertas de las elecciones a la presidencia, Isak se convirtió en la opción que Planes tenía perfilada para ofrecer al nuevo presidente como refuerzo para el ataque. El Camp Nou atraía al joven delantero, pero la límite situación económica del club impidió siquiera iniciar la negociación con la Real Sociedad.

El Barça no podía asumir de ninguna manera los 80 millones de su cláusula de rescisión después de tener que tomar la dolorosa decisión de prescindir de su máxima estrella, Leo Messi. Al final acabó firmando a Memphis, que llegaba con la carta de libertad y asumiendo una ficha muy por debajo de su 'cachet'.

Isak, sin embargo, seguía estando en la agenda blaugrana como alternativa para este verano, por si fallaba el objetivo prioritario: Erling Haaland. El sueco incluso rechazó una propuesta del Arsenal esperando al Barça. Cuando el City anunció el fichaje de Haaland parecía que era la oportunidad de Isak, pero entonces el presidente Joan Laporta dio un giro de 180 grados a toda la estrategia de mercado, activando la venta de los activos que la asamblea de compromisarios había aprobado y lanzándose a dar un golpe de efecto con el fichaje de Robert Lewandowski.

El '9' que pudo ser y no fue volverá a estar el domingo enfrente como adversario. Y en Can Barça ya saben cómo las gasta. Isak suma 43 goles en sus 131 partidos con la Real Sociedad. Eso sí, aún no sabe lo que es ganar al conjunto blaugrana. Dos empates y cuatro derrotas hasta la fecha.

Temas