La segunda (y definitiva) oportunidad para Pjanic

La segunda (y definitiva) oportunidad para Pjanic

Así fue el partido de Pjanic contra la Juventus | SPORT.es

El bosnio está volviendo a ver la luz con Xavi Hernández y será titular en el pivote defensivo ante la Real Sociedad

Ronald Koeman no le dio bola y el bosnio llegó a calificar al técnico holandés de "irrespetuoso"

Miralem Pjanic ya llegó al Barça en el verano de 2020 de mala manera. Un 'trueque' financiero con la Juventus por el que abonaba el club azulgrana 60 millones de euros a la 'vecchia signora' pero que se encuadraba en la salida del brasileño Arthur rumbo a Turín por 72 'kilos'.

Una manera extraña de aterrizar en el Camp Nou para un futbolista que en ese momento entraba en la treintena y que había demostrado sobradamente su calidad en la Juve, pero sobre todo, en aquel Olympique de Lyon que tantó amargó la vida al Real Madrid en Europa.

El ostracismo con Koeman

Dotado de una gran calidad técnica, impactó el poco caso que le hizo Ronald Koeman. El holandés solo lo ponía de titular en la Champions, pero cuando llegó la eliminatoria decisiva ante el París Saint-Germain, ni eso. En Liga sus números fueron muy pobres, ni un gol ni una asistencia sumó de azulgrana en partido oficial y tuvo que hacer las maletas la siguiente temporada.

Cesión infructuosa en Turquía

En el Besiktas tampoco le fue mucho mejor la cosa, enrolado en un equipo con muchos problemas y que hizo el ridículo en la Champions. Ni un solo punto sumó. El bosnio repartió el tiempo entre las lesiones y la amargura de ver cómo se tiraba por la borda su carrera deportiva y aprovechó el cese de Koeman para 'rajar' del holandés y calificarlo de "irrespetuoso".

Xavi, una bocanada para el bosnio

Regresó este verano del infructuoso préstamo y lo hizo recordando que tiene contrato hasta 2024. Sonaba más a amenaza que a otra cosa, en los despachos ya se veían venir problemas para darle una salida cuando apareció Xavi y sentenció lo que nadie esperaba: "Me lo quedo".

Al técnico de Terrassa le ha convencido Miralem Pjanic y como mediocentro. El bosnio tiene calidad, visión de juego y un gran golpeo. Todavía puede trriunfar de azulgrana.

La marcha de Nico y la roja a Busquets

A Pjanic parece que le ha cambiado la suerte. Nico, con quien también contaba Xavi para darle recambio a Busquets, decidió que a su edad tenía que jugar más y se marchó cedido al Valencia. Y en el primer partido de Liga, el capitán azulgrana fue expulsado por doble amonestación, así que no estará el domingo (22.00 horas) en Anoeta.

Llega la hora de Pjanic. Y no en un partido cualquiera sino muy exigente, ante un rival de entidad como es la Real Sociedad y con tres puntos ya en el casillero tras vencer en Cádiz (0-1). Es su segunda oportunidad y la tiene que aprovechar. A sus 32 años y después y con casi 700 partidos oficiales a sus espaldas entre equipos y selección, en su caso no se puede decir aquello de que no tiene nada que demostrar. Con Xavi ha vuelto a ver la luz, pero si quiere salir del túnel, necesitará aprobar en San Sebastián la reválida que se le presenta.