La increíble estadística de Wijnaldum que debería acabar con todas las suspicacias

HISTORIA SPORT

El centrocampista neerlandés pasa por ser un jugador intenso y que se emplea a fondo en misiones de contención

Llama la atención que a lo largo de toda su carrera deportiva, Gini nunca ha sido expulsado

Georginio Wijnaldum metió el miedo al Atlético de Madrid | MEDIAPRO

Las ideas preconcebidas son a menudo injustas y un lastre con el que cargar. En el caso de Gini Wijnaldum, que en los próximos días será oficialmente azulgrana, hay una estadística que, cuanto menos, llama la atención y acaba con las suspicacias.

Y es que el centrocampista pasa por ser muy intenso en su juego, incluso agresivo cuando defiende, una de sus cualidades, aunque también destaca por la llegada. Sus detractores le echan en cara que no tiene ADN Barça, que su juego no es de toque y que será la nota discordante en un equipo que mima y da protagonismo al balón.

En este contexto, llama la atención que un futbolista de sus características, tan competitivo y que se lo deja todo sobre el césped, nunca haya sido expulsado en partido oficial. Ni con roja directa… ni por doble amonestación.

Y nunca es nunca. Ni en sus cinco temporadas en Liverpool ni en sus anteriores equipos: el Newscastle, el Feyenoord y el PSV Eindhoven. Tampoco en los partidos disputados con la selección de los Países Bajos, donde Ronald Koeman lo tuvo a sus órdenes y, al llegar al banquillo del Barça, lo pidió por activa y por pasiva. Ahora, se incorporará con la carta de libertad y seguramente no podrá reencontrarse con quien fue su seleccionador.

Acumula casi 50.000 minutos

En total, estamos hablando de 641 partidos entre clubes (568) y selección ‘oranje’ (73). En minutos, una barbaridad. Ni más ni menos que 49.771 a lo largo de 15 temporadas. Un futbolista experimentado que sabe parar el juego, pero en todo momento controla los tiempos para evitar la amonestación. Va con todo, pero muy noble. 

Una amarilla cada 20 partidos

Tampoco es que le enseñen muchas amarillas. Al de Rotterdam le han mostrado 32 (26 en clubes más seis con la selección), una cifra insignificante para un jugador de largo recorrido. Haciendo la división, promedia una tarjeta amarilla cada veinte partidos. Esta temporada, solo ha visto tres con el Liverpool. ¡En 51 partidos! La misma cifra de goles marcados. 

Datos que deberían revisar la opinión que se tiene de Wijnaldum. Llegará al Barça inmaculado de rojas. Y no por falta de intensidad, sino por su inteligencia futbolística.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil