El globo de Ousmane Dembélé se desinfla

El cambio de sistema y los problemas que arrastra en el pubis han perjudicado el rendimiento del delantero

Tras 25 partidos consecutivos sobre el verde, el francés tan solo ha sumado 45 minutos en los últimos cinco partidos

Empezó la temporada por las nubes y Ousmane Dembélé ha empezado a desinflarse en el tramo más decisivo de la temporada. El delantero francés ha pasado de tener un papel protagonista al de actor de reparto. Su presencia en el equipo ha ido disminuyendo y frente al Atlético de Madrid, a pesar de la enorme trascendencia del encuentro, tan solo disputó los últimos 15 minutos. Tuvo una ocasión clarísima de gol, pero su cabezazo se marchó por encima del larguero.

Comparando lo desastroso que fue para el curso pasado para el delantero francés, esta campaña había logrado revertir la mala dinámica. Entre diciembre y abril consiguió encadenar 25 partidos consecutivos sobre el verde, 17 de ellos como titular. En total, esta campaña acumula diez goles y cuatro asistencias, a falta de tres partidos para que finalice la Liga.

El cambio de dibujo

Uno de los mayores damnificados del nuevo esquema táctico de Ronald Koeman con tres centrales, dos carrileros y dos delanteros ha sido Dembélé. El ‘mosquito’ empezó siendo la pareja de baile de Leo Messi para liderar la punta del ataque, pero el técnico neerlandés le ha ido relegando a un segundo plano, siendo Antoine Griezmann, su compañero y compatriota, la primera opción.

La maldita pubalgia

Las molestias que Dembélé arrastra en el pubis le están jugando una mala pasada en el último mes de competición. Fue baja contra el Getafe y no disputó ni un solo minuto frente al Valencia. De hecho, en los últimos tres partidos que ha jugado ha salido como suplente: frente a Villarreal, Granada y Atlético de Madrid, sumando un total de 45 minutos.

Contra los colchoneros no saltó al terreno de juego hasta el minuto 75. A pesar de que el partido estaba encallado, ni Koeman desde el palco ni Schreuder desde el banquillo vieron viable la opción del ‘11’ blaugrana. Además, encadena un mes sin ver puerta, la última vez fue el 5 de abril contra el Valladolid, anotando el único gol del partido.

Un futuro incierto

Dembélé parece no haberse liberado de la losa económica que supuso su fichaje (135 millones de euros), a pesar de su juventud. Su contrato finaliza en 2022 y no está claro que continúe vistiendo de blaugrana más allá de este año. El Barça no ha recibido ninguna respuesta tras su oferta de renovación y escuchará ofertas este verano por él. Saben que tiene cartel y permitiría hacer caja, algo más que necesario debido a la delicada situación que atraviesa el club.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil