Barça y Atlético dejan escapar la oportunidad y dan vida al Madrid en la Liga

FC Barcelona y Atlético de Madrid se tuvieron mucho respeto y no pasaron de un empate insuficiente para ambos

Ter Stegen y Oblak estuvieron acertados en las pocas ocasiones y ahora el Madrid es quién depende de sí mismo

Piqué, tras empatar ante el Atlético: Seguimos vivos por LaLiga | @MovistarFutbol

Barça y Atlético de Madrid firmaron un empate que deja mal sabor de boca a los dos equipos. El conjunto blaugrana seguirá dos puntos de los colchonero con el gol average perdido, mientras que el Real Madrid puede situarse líder en caso de derrotar este domingo al Sevilla. El resultado fue justo en un duelo igualado en el que Ter Stegen y Oblak aparecieron para evitar que alguna de las pocas ocasiones acabara en gol.

FICHA TÉCNICA

Liga Santander / J. 35

FCB

0-0

ATM

FC Barcelona

Ter Stegen, Dest (Sergi Roberto, 74'), Mingueza (Araujo, 45'), Piqué, Lenglet, Alba, Busquets (Ilaix, 31'), De Jong, Pedri (Dembélé, 74'), Messi y Griezmann

Atlético de Madrid

Oblak, Trippier, Savic, Felipe, Hermoso, Carrasco, Llorente, Koke, Lemar (Saúl, 12') (Joao Félix, 67'), Correa (Kondogbia, 72') y Luis Suárez

Goles

Sin goles

Árbitro

Mateu Lahoz (Valenciano). TA: Ilaix (57'), Jordi Alba (81'), Piqué (82') / Saúl (34'), Felipe (47'), Koke (65'), Kondogbia (89').

Incidencias

Camp Nou, partido a puerta cerrada siguiendo el protocolo del Covid-19. Antes del partido, el Barça emitió por los videomarcadores un homenaje a Luis Suárez

Koeman salió de inicio con su once más clásico, el que ganó la final de la Copa del Rey, mientras que Simeone activó su plan de jugar con tres centrales. Dos sistemas de la misma fisonomía frente a frente que provocaron que el partido estuviera muy equilibrado y espeso de entrada. El juego moría en zona de tres cuartos de ambos campos sin dosis de profundidad.

El Barça, por ejemplo, no disparó por primera vez a puerta hasta el minuto 28 con un tímido lanzamiento de Griezmann. El equipo no llegaba, pero tenía el control, algo que perdió en los últimos 15 minutos del primer tiempo tras la sustitución de Busquets que no se recuperó de un golpe en la cabeza que recibió en un salto con Savic.

Ilaix entró por el segundo capitán y se situó de interior, dejando el pivote para De Jong. El Atlético tuvo más llegadas a partido de entonces y Ter Stegen tuvo que multiplicarse. Llorente y Luis Suárez lo pusieron a prueba con peligro. También Carrasco con un tiro seco y un rechaze posterior en el que el alemán sacó el balón de la cabeza de Suárez.

La clase de Messi y Carrasco

Messi asumó el liderazgo para girar la dinámica y protagonizó una de los esláloms marca de la casa. Leo se fue de todos, llegó al borde del área, pero su disparo, algo desviado por Trippier, fue tocado por la punta de las dedos de Oblak para evitar el golazo.

Carrasco se picó en el otro costado y protagonizó una acción similar, con velocidad y dribling, penetrando en el área, aunque sin finura en al definción. Tampoco la tuvo Felipe, en la ocasión más clara antes del descanso, cuando se quedó totalmente solo en el punto de penalti en un córner, pero remató alto.

Araujo imprime fuerza

El segundo tiempo se inició con la entrada de Araujo por Mingueza para sujetar mejor a Carrasco y el uruguayo se dejó notar tanto en defensa como en ataque. Nada más entrar estuvo cerca de rematar a bocajarro, pero Lenglet cabecó décimas de segundo antes y evitó la ocasión. Luis Suárez replicó y dio paso a una fase de minutos de dominio rojiblanco, aunque sin inquietar el área azulgrana.

El Barça funcionaba a base de fogonazos y, sobre todo, de apariciones de Messi. Hermoso evitó in extremis un remate de Ilaix tras irrupción de Leo, mientas que Piqué de cabeza obligó a intervenir a Oblak. El argentino obligó a intervenir al esloveno con una falta y, viendo que el peligro era por su flanco izquierdo, Simeone cambió a Saúl, que había entrado por Lemar, para evitar una segunda tarjeta y jugársela con Joao Félix.

Araujo, en fuera de juego, marcó y el árbitro lo anuló antes que el Cholo situara a Kondogbia al campo para frenar el arreón blaugrana. Alfred Schreuder, el sustituto del sancionado Koeman, respondió con Sergi Roberto y Dembélé para ganar en empuje.

El Barça tuvo su gran ocasión en la cabeza de Ousmane. Alba le puso un balón de oro y el galo remató alto con todo a favor. Messi también acarició el gol con un preciso lanzamiento de falta.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil