Sport.es Menú

La Fundación, el gran legado de Johan Cruyff

Johan Cruyff, durante la inauguración del primer Patio 14 en Barcelona
Johan Cruyff, durante la inauguración del primer Patio 14 en Barcelona | sport

Fue en 1995 cuando Johan Cruyff inició una obra que perdurará en el tiempo. Más allá de la alta competición que le dio fama mundialmente, más allá de colores, filias y fobias, el holandés se empeñó en dar luz a un proyecto que, a través del deporte, ayudara primero a niños con discapacidades y después a jóvenes de todo el mundo que viven en zonas de más riesgo de exclusión social y cuentan con menos recursos: La ‘Johan Cruyff Foundation’.

Lluís Payarols

La inspiración le llegó en su etapa en EE.UU., cuando conoció a la hermana del que fuera presidente estadounidense John Fitzgerald Kennedy, Eunice. Ella fue la impulsora de una fundación que ayudó a acercar al deporte a niños y adultos con discapacidades físicas o psíquicas, además de crear los Special Olympics Summer Games. Cruyff buscó la forma de sumar esfuerzos a esta tarea porque, por encima de todo, quería contribuir a que la sociedad recibiera lo que él había recibido de ella.

Las primeras medidas de la Fundación –creada en Barcelona en 1995 y un año después en la ciudad de nacimiento de Johan, Amsterdam– fueron iniciar vínculos con entidades deportivas con el fin de que niños y niñas con discapacidades pudieran practicar deportes como actividades extraescolares.   

LAS 14 REGLAS

Espíritu de equipo, responsabilidad, respeto, integración, iniciativa, dirigirse, personalidad, participación social, técnica, táctica, desarrollo, aprender, jugar juntos y creatividad son las 14 reglas que Cruyff consideraba de obligado cumplimiento en las actividades auspiciadas por su Fundación. Sobre todo, a raíz de otro proyecto que vio la luz en 2004, los ‘Cruyff Courts’.

Se trataba de crear campos de fútbol artificial de 42 x 28 metros en barrios con menos recursos de algunas ciudades. Allí, niños y niñas, formando equipos de seis integrantes, podrían practicar fútbol. El éxito de esta iniciativa fue tal que el 2014 se organizó el primer Campeonato del Mundo en Amsterdam, con la participación de más de 11.000 jugadores y jugadoras de todo el mundo. Este evento se realizará cada cuatro años.

Al hilo de este proyecto, la Fundación Cruyff también impulsó el ‘Community Program’, dirigido a jóvenes entre 14 y 21 años que aprenderían a organizar eventos deportivos en los ‘Cruyff Courts’, asesorados por técnicos de la propia Fundación. 

PATIO 14

A lo largo de estos años, la Fundación Cruyff ha invertido más de 39 millones de euros en sus proyectos. Otro de ellos arrancó en 2013. El objetivo era incentivar la práctica del deporte en las escuelas públicas más necesitadas y, sobre todo, en sus patios. La iniciativa, denominada ‘Patio 14’, consistía en mejorar estos recintos con pinturas y diseños especiales, con el fin de que los niños practiquen deporte y evitar así el sedentarismo y la obesidad.

La inauguración del primer ‘Patio 14’ en la Zona Franca de Barcelona, en colaboración con la Fundació del FC Barcelona, fue todo un éxito. El legado de Johan Cruyff en materia de integración social ha recibido numerosos reconocimientos y mantendrá viva su figura, porque su sueño se ha hecho realidad. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil