Carevic, el gigante que sigue persiguiendo un sueño

HISTORIA SPORT

Carevic, el gigante que sigue persiguiendo un sueño

Lazar Carevic, esta temporada en un partido del Barça B
Lazar Carevic, esta temporada en un partido del Barça B | David Ramírez

El guardameta de 1,95 metros entra por quinta ocasión en una convocatoria de Xavi

A sus 23 años, ya es internacional absoluto con la selección de Montenegro

Lazar Carevic todavía tiene por delante lo que resta de temporada y la siguiente para corroborar todo lo que le vieron a este guardameta en los despachos del fútbol base azulgrana cuando fue fichado la temporada 2017/2018 y demostrar que no estaban equivocados.

Lo cierto es que mientras sigue creciendo con su selección, Montenegro, en el Barça todavía esperan a que dé el salto definitivo y que espera por sus indudables cualidades.

Xavi Hernández le ha convocado contra el Levante. Es la cuarta cita con el primer equipo tras ser también llamado para los partidos en Vigo, en Elche y en el Camp Nou frente al Sevilla.

Apenas unos días después de cumplir los 23 años, a finales del pasado mes de marzo celebró su primer entorchado como internacional absoluto bajo los palos de la selección de Montenegro. Internacional en las categorías inferiores, incluidos ocho partidos con la sub-21, cumplió uno de sus sueños en un amistoso ante Armenia. Sustituyó al veterano Milan Mijatovic al descanso de un partido que perdían 1-0 y no encajó ningún gol.

Dos veces nominado al Golden Boy

Tiene todo el futuro por delante con los Hrabri Sokoli, pero sigue persiguiendo el sueño de triunfar algún día con el Barça. Cualidades no le faltan a este guardameta de 1,95 metros de estatura, que fue nominado a Golden Boy en las ediciones de 2017 y 2019.

A Lazar Carevic siempre le llamó la atención el Barça, hasta el punto de que era su equipo preferido en la play. Por eso, cuando le vinieron a buscar para el Juvenil A procedente del OFK Grbalj sonrió satisfecho, aunque primero tuvo que pasar una prueba durante una semana.

La relación con Guardiola y Neuer

La superó y se sacó la espina de haberlo conseguido anteriormente ni en el Ajax ni en el Bayern Munich, donde conoció a Pep Guardiola, por aquel entonces técnico de los bávaros y a uno de sus grandes ídolos, Manuel Neuer.

Al Barça B subió una temporada después, pero se topó ante la fiabilidad de Iñaki Peña primero y la agilidad de Arnau Tenas después. Ahora, sin el alicantino, cedido al Galatasaray, espera más oportunidades y que las lesiones -pasó por dos operaciones de menisco- le respeten de una vez por todas para evidenciar que es poderoso en la defensa del juego aéreo y que, pese a su altura, tiene reflejos, colocación y un buen juego con los pies. De otra manera, no podría estar en el Barça ni haber renovado hace dos años con una cláusula de rescisión de cien millones de euros.

Los rigores del confinamiento

Su etapa más difícil como azulgrana la vivió durante el confinamiento y así lo reveló en su momento Lazar Carevic en un reportaje a los medios del club. Tuvo que celebrar su 21 aniversario solo en su casa de Sant Joan Despí, con su familia y su novia en la bella ciudad montenegrina de Budva, y no fue nada fácil. Se ha curtido en las dificultades y sigue persiguiendo el sueño de triunfar en el Barça.