Sport.es Menú

El Barça cierra la Liga con sensaciones contradictorias

Messi firma un doblete en Ipurua: con 36 goles, el argentino prácticamente se asegura la Bota de Oro

El equipo de Valverde empezó bien, pero se diluyó con el paso de los minutos: Cucurella y De Blasis marcaron para el Eibar

El doblete de Messi que le acerca a la Bota de Oro | LALIGA

FICHA TÉCNICA

LaLiga Santander

EIB

2-2

FCB

SD Eibar

Dmitrovic, De Blasis, Paulo Oliveira, Ramis (c) (Sergio Álvarez, min. 76), Cote, Orellana, Escalante, Jordán, Cucurella, Sergi Enrich (Kike García, min. 65) y Charles (Marc Cardona, min 85).

FC Barcelona

Cillessen, Semedo (Wagué, min. 45), Piqué, Lenglet, Alba, Vidal, Busquets (Aleñá, min. 65), Rakitic, Sergi Roberto, Malcom (Carles Pérez, min. 72) y Messi (c).

Goles

1-0, min. 19: Cucurella bate por bajo a Cillessen tras controlar cómodamente en el área. 1-1, min. 30: Messi aprovecha un gran pase de Vidal para batir a Dmitrovic con un disparo cruzado. 1-2, min. 32: Messi se planta ante el portero del Eibar y le supera con una suave vaselina. 2-2, min. 44: De Blasis supera a Cillessen tras un mal rechace del portero holandés.

Árbitro

Munuera Martínez (comité andaluz). Mostró cartulina amarilla a Ramis (min. 32), Semedo (min. 42), De Blasis (min. 43), Cote (min. 79), Jordi Alba (min. 82) y Escalante (min. 82).

Incidencias

Partido de la jornada 38 de LaLiga Santander, disputado en el estadio de Ipurua ante5.145 espectadores. Pasillo de homenaje de los jugadores del Eibar al Barça como campeón de Liga.

Si el partido ante el Eibar era un ensayo para la final de la Copa del Rey, el resultado no fue demasiado positivo: el Barça fue de más a menos en Ipurua, donde demostró que todavía tiene que ajustar ciertos mecanismos y recuperarse anímicamente para acabar el curso con un doblete. 

Valverde planteó el último partido liguero del curso como un test de cara a la final de Copa: pero el Barça se quedó a medias ante el bloque de Mendilibar, que puso en muchos apuros a Cillessen y a toda la defensa del Barça. En ataque, el equipo catalán fue un desierto más allá de los dos chispazos de Messi que sirvieron para salvar al menos un empate.  

Aunque en la previa parecía un amistoso, Eibar y Barça se tomaron el partido muy en serio: Valverde apostó por un once muy parecido al que competirá por la Copa la próxima semana y Mendilibar tampoco ofreció demasiadas concesiones.

En el bando azulgrana, Semedo actuó como lateral derecho, desplazando a Sergi Roberto al extremo. Malcom jugó como teórico extremo zurdo y Messi como delantero centro, escoltado por Rakitic, Vidal y Busquets en la medular. 

El Barça se enchufó pronto al partido, animado por el ritmo que el Eibar siempre impone a sus rivales. Los jugadores del Barça intentaron demostrar que el golpe moral de Liverpool se va diluyendo y que la final de Copa (el sábado 25 de mayo ante el Valencia) merece un último esfuerzo. 

Con Arturo Vidal multiplicándose en el centro del campo y Sergi Roberto y Malcom como extremos, el Barça plantó cara al Eibar en los primeros minutos del partido. 

estreno goleador de cucurella

Pero se adelantó el Eibar a los 20 minutos gracias a un jugador cedido por el Barça, Marc Cucurella, que progresó por la banda izquierda con tiempo para controlar, levantar la mirada y chutar a puerta. A Cillessen se le escurrió el balón por debajo del cuerpo y el Eibar celebró su primer gol en Ipurua ante el Barça. 

El Barça tardó unos diez minutos en responder. Lo hizo cuando Messi irrumpió en el partido: hasta ese momento, el argentino parecía apagado, como si tuviera la cabeza ya en la final de la Copa, pero en cuanto olió la posibilidad de hacer daño, no tuvo piedad: primero aprovechó un excelente pase al hueco de Arturo Vidal para batir a Dmitrovic con un disparo cruzado.

los 50 goles de messi

Sin tiempo para que el Eibar reaccionase, Messi golpeó de nuevo: arrancó desde la línea divisoria de ambos campos para recoger un servicio de Rakitic, correr 50 metros, plantarse ante el portero del Eibar y superarlo con una delicada vaselina. Fue su 36º gol liguero y el número 50 en la temporada. 

Frenético a pesar de la intrascendencia de los puntos, el partido siguió regalando momentos intensos. No se aburrieron los espectadores de Ipurua, que pudieron celebrar uno de los mejores goles del curso cuando Cillessen salió de su área para rechazar un balón de cabeza. De Blasis, que había acompañado la jugada, lo enganchó de volea para batir al holandés a 30 metros de distancia. Fue el punto final a una primera parte muy entretenida. 

Wagué sustituyó a Semedo (el portugués acabó tocado) en el descanso, pero el arranque de la segunda parte lo monopolizó el Eibar: Sergi Enrich estuvo a punto de adelantar al equipo vasco con un buen remate adelantándose a Piqué (Orellana no pudo aprovecharse del rechace de Cillessen) y poco después fue Charles quien obligó a Cillessen a intervenir de nuevo.

presión alta y balones al área

El Barça relajó su presión mientras el Eibar daba un paso adelante: el juego de Mendilibar no tiene secretos (presión asfixiante y muchos centros al área), pero al Barça le costó contrarrestarlo. 

El equipo de Valverde apenas contó un par de intervenciones de Messi y algún intento esporádico de Malcom. Piqué se convirtió por un momento en un delantero para poner a prueba a Dmitrovic y de paso, agitar al Barça, que reaccionó poco a poco.

Malcom tuvo una ocasión inmejorable para volver a poner por delante al Barça, pero el brasileño dudó entre el disparo y el chut y malbarató la acción. 

En el ecuador de la segunda parte entró al campo Aleñá, que dio descanso a Busquets. El '21' del Barça, siempre activo, tampoco logró que el equipo aumentase sus revoluciones en el tramo final del partido. 

el debut de carles pérez

A falta de 20 minutos, Valverde hizo debutar a otro canterano, el extremo Carles Pérez, nacido en Granollers hace 21 años. Pérez sustituyó a Malcom, aunque apenas tuvo opciones de correr al espacio y hacer daño a la defensa del Eibar. 

A falta de diez minutos, Cucurella tuvo la oportunidad de marcar su segundo gol en una ocasión clarísima: tras una acción de Orellana por el costado derecho, el balón quedó muerto a los pies del jugador catalán, cuyo control se escapó. Cillessen le intentó tapar y Cucurella remató demasiado alto, para desesperación de su entrenador

La entrada de otro ex del Barça, Marc Cardona, coincidió con la ocasión que tuvo Carles Pérez, cuyo remate se fue demasiado esquinado ante la portería del Eibar. 

Pensando más en la Copa, el Barça pasó por Eibar sin dejar demasiada huella: más allá de Messi y de la intensidad de Arturo Vidal, poco más ofreció el equipo en Ipurua. El Barça cerró la Liga con mala cara porque la derrota de Liverpool aún escuece, a pesar de haber ganado la Liga con tanta solvencia. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil