Arranca entre incógnitas el proyecto 2.0 de Koeman

El futuro de Leo Messi, las negociaciones para aligerar la masa salarial y las posibles salidas marcan los primeros pasos de la pretemporada 2021/22 del Barça

Este fin de semana está reservado para las pruebas médicas, físicas y PCR, mientras que el próximo lunes empezarán los entrenamientos

Los jugadores del Barcelona se someten a las pruebas PCR sin Ilaix Moriba | Efe

Se acabaron las vacaciones. El Barça da este sábado el pistoletazo de salida a la segunda temporada de Ronald Koeman al frente del equipo. Tras un primer curso marcado por la incertidumbre deportiva, la inestabilidad institucional, la crisis económica y el coronavirus, el técnico neerlandés retoma su proceso de reconstrucción de la plantilla, de cambio de ciclo, con mucha ilusión, pero también con incógnitas a resolver en un contexto más complicado si cabe. Y es que aunque la llegada de Joan Laporta ha aportado fortaleza y firmeza a la entidad, no es menos cierto que esta tiene muchos frentes abiertos a falta de poco más de un mes para que empiece la Liga 2021/22.

Justo después de finalizar la pasada campaña, cuando Ronald no tenía asegurada su continuidad, el presidente dejó claro cuál sería el objetivo a corto plazo del Barça. El mensaje fue claro, contundente, conciso: “Se ha acabado un ciclo”. Tras un debate interno, la directiva azulgrana confió en un Koeman que nunca dudó de que estuviera preparado para liderar el nuevo capítulo de la era Leo Messi. Este fin de semana, con las tradicionales pruebas médicas y físicas y las cada vez más habituales PCR, el proyecto 2.0 del héroe de Wembley emprende una ruta que promete volver a ser farragosa, tediosa. Después de un año pasado que rozó la inverosimilitud en muchos sentidos, el neerlandés tiene las pilas cargadas. Está preparado para intentar superar todas las piedras que se encuentre en el camino.

El Barça de Koeman empezará los entrenamientos el próximo lunes con una duda importantísima: el futuro de Leo Messi, capitán y principal pieza de la columna vertebral del conjunto que tiene en mente la dirección deportiva. Él quiere seguir y la principal prueba de ello es que, pese a ser agente libre, no se ha comprometido con ningún otro club. En la zona noble del Camp Nou también identifican como prioritaria la carpeta del argentino, a quien ya han convencido, pero el rompecabezas de la abultadísima masa salarial continúa sin ser resuelto. Aunque duela, el equipo culé iniciará la pretemporada sin el ‘10’ en su plantilla. De momento solo es un formalismo, pero a medida que pasan las semanas el nerviosismo entre los aficionados va en aumento. Este viernes, el míster se mostró preocupado por este tema, pero muy optimista: “Confío en el presidente”.

Solo hace falta mirar los nombres de los doce jugadores del primer equipo convocados en la Ciutat Esportiva Joan Gamper para ver que entre Eurocopa, Copa América, Juegos Olímpicos, lesiones y posibles traspasos, la plantilla actual es muy diferente a la que empezará el curso. Ter Stegen, Dembélé, Coutinho y Ansu Fati no participarán en ninguna sesión hasta que se recuperen, el futuro de Pjanic, Umtiti, Neto y Wagué parece lejos de la Ciudad Condal y el de Sergi Roberto y Riqui Puig está entre interrogantes por diferentes motivos. En estos momentos, Piqué y Dest son los únicos efectivos ‘sanos’ de los citados que saben que no cambiarán de aires. No es de extrañar que Koeman haya emplazado a diez jóvenes del filial: Monchu, Ilias, Gavi, Comas, Ramos Mingo, Nico, Arnau Tenas, Álex Collado, Iñaki Peña y Yusuf Demir.

Pendiente de las bajas… y de alguna posible llegada

En los últimos días ha quedado claro que el Barça necesita adelgazar su masa salarial para poder inscribir a Leo Messi, a los cuatro fichajes que ha realizado (el ‘Kun’ Agüero, Eric Garcia, Memphis Depay y Emerson Royal) y alguna otra hipotética incorporación que se acometa antes de que se cierre el mercado. Koeman ya dejó claro en Sant Esteve Sesrovires que le gustaría tener otro centrocampista. Esa carpeta, no obstante, estará archivada hasta que el coste deportivo de la plantilla sea rebajado ostensiblemente. Antes de entrar, dejen salir. Con traspasos, cesiones o rescisiones de contrato, Laporta ha manifestado con hechos que no está dispuesto a pagar más de la cuenta a nadie ni a mantener en nómina a jugadores cuyo rendimiento reciente ha estado lejos de ser satisfactorio.

Si algo demostró el entrenador neerlandés en su primera temporada en el Barça es su capacidad para entender la situación del club y dar ejemplo a sus jugadores en todos los aspectos. “Todos los futbolistas saben del estado del club. Estamos preocupados. En el tema de los salarios, el club está intentando una rebaja y todos deberían aceptarlo. Si son del Barça y por todo lo que les ha dado el club, tendrían que hacer un esfuerzo. Deben saber dónde están y la situación que hay”. El mensaje de Koeman no pudo ser más evidente. Y permitió entender por qué Ilaix Moriba y Alejandro Balde, dos de las promesas más esperanzadoras de la Masia, harán la pretemporada con el filial hasta que se desbloqueen sus renovaciones

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil