Sport.es Menú

El Barça vuelve a exhibirse para alzar su cuarto Mundial de Clubs

El conjunto azulgrana rozó la perfección tras el descanso y decidió la final con un parcial de 0-7 (15-22)

El meta danés Kevin Möller brilló especialmente en un magnífica actuación colectiva del Barça Lassa

El Barça Lassa celebró a lo grande su cuarto título mundial
El Barça Lassa celebró a lo grande su cuarto título mundial | FCB

Con una segunda parte sencillamente magistral, el FC Barcelona se ha proclamado este viernes en Doha campeón mundial de clubs por cuarta vez en su historia.

FICHA TÉCNICA

SUPER GLOBE

FÜCH

24-29

FCB

FÜCHSE BERLIN, 24

(12+12): Heivevetter (p.), Simak, Schmidt (1), Gojun, Wiede (2), Elisson (5), Zakrisson (1) -siete inicial-, Lindberg (3), Marsenic (4), Holm (8). Semisch y Jallouz.

BARÇA LASSA, 29

(13+16): Möller (p.), Palmarsson (2), N'Guessan (1), Fabregas (2), Dolenec (3), Víctor Tomàs (5), Ariño (1) -siete inicial-, Dika Mem (2), Aleix Gómez (2), Raúl Entrerríos (1), Lasse Andersson (2), Gilberto Duarte (1), Sorhaindo (1), Thiagus Petrus (2) y Mortensen (4).

ÁRBITROS

Martin Gjedind y Mads Hansen (Dinamarca). Excluyeron dos minutos a Schmidt (1:45) y Marsenic (26:32), del Füchse Berlin; y a Ariño (5:05), del Barça Lassa.

MARCADOR CADA 5'

3-3, 5-4, 6-5, 8-8, 9-10, 12-13 (descanso), 15-15, 15-18, 16-23, 18-24, 20-26 y 24-29 (final).

INCIDENCIAS

Final de la Super Globe disputada en el Duhail Sports Hall de Doha ante unos 850 espectadores.

Al igual que sucedió el año pasado, el conjunto blaugrana ha vuelto a derrotar al Füchse Berlin en la final de la Super Globe (24-30) y amplía su ventaja al frente del palmarés de esta prestigiosa competición.

La primera parte no tuvo nada que ver con los partidos que acostumbra a ofrecer el Barça Lassa, ya que fue el Füchse Berlin el que impuso su ritmo lento y defensivo.

Por cierto, que el tunecino Wael Jallouz, jugador cedido por el club blaugrana, solo jugó cinco minutos y medio y no tuvo ninguna trascendencia en el encuentro.

möller y thiagus, excelentes

No carburaron los azulgranas en ataque, frenados por la dureza y la consistencia defensiva de los campeones de mundo en 2015.

Prácticamente sin opciones de salir a la contra, al Barça Lassa no le quedó otra que asumir ese tipo de partido y ahí contó con dos puntales: Kevin Möller y Thiagus Petrus.

El meta danés realizó ocho paradas de enorme mérito, mientras que el brasileño robó cuatro pelotas a incluso aprovechó una de ellas para marcar.

El choque comenzó igualado y con muy pocos goles, aunque tras el 3-4 obra de Víctor Tomàs los blaugrana encajaron un parcial de 3-0 que obligó a parar el partido a Xavi Pascual a los nueve minutos (6-4).

la garra de duarte

Möller lideró la recuperación del Barça Lassa, que recuperó la delantera con un tanto de Raúl Entrerríos (9-10) e incluso tomó dos goles de renta (11-13).

También hay que resaltar la actuación de Gilberto Duarte, quien excluyó a Schmidt y provocó un penalti que marró Mortensen en dos penetraciones consecutivas. El luso ha jugado poco, pero su papel ha sido clave.

Al final de la primera parte, ventaja mínima del Barça Lassa (12-13) y la sensación de que sería muy complicado superar al vigente campeón de la Copa EHF.

para quitarse el sombrero

Sin embargo, fue todo lo contrario. En una repetición a grandes rasgos de la semifinal pero 15 minutos anteslo de la segunda parte habría que enseñarlo en los colegios como el ABC del balonmano moderno.

Con una defensa extraordinaria y Möller 'on fire', el Barça Lassa cerró a cal y canto su portería y respondió al 15-15 que estableció Marsenic con un parcial de 0-7 que inició Gilberto Duarte y concluyó por dos veces Víctor Tomàs. 

Aún faltaban 18 minutos, pero los vigentes campeones ya habían anulado las expectativas alemanas, más aún tras el esguince de tobillo que sufrió Zakrisson en una jugada fortuita.

"Que se nos vea juntos y que no tengamos exclusiones tontas", explicaba Xavi Pascual a sus jugadores en el tiempo muerto que pidió un perdido Velimir Petkovic.

no hubo reacción

El partido pareció recobrar algo de vida con dos tantos consecutivos del extremo Bjarki Eriksson, pero si quedaba alguna duda la disipó un Jure Dolenec que por fin está mostrando su enorme calidad.

Bueno... y Möller, quien terminó con decena y media de paradas y se apareció otra vez ante Holm en seis metros para cercenar definitivamente las ilusiones de un Füchse totalmente superado. 

La receta era no dar el partido por ganado y los jugadores del Barça Lassa mantuvieron la intensidad, aunque dos goles seguidos del genial Jacob Holm acercaron a los berlineses (18-24 en el 49').

Al final, victoria del Barça por 24-30 y cuarto Mundial de Clubs para el equipo que dirige Xavi Pascual, que volvió a demostrar que esta temporada está llamado a las mayores cotas, entre ellas lógicamente la Final Four y el título de la Champions.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil