Trending

SUBASTAS

Sale a subasta uno de los cuatro únicos Porsche 911 Carrera RSR 2.1 Turbo

La unidad subastada compitió en Le Mans y Daytona y aparece en varios libros de la historia de la marca.

captura-de-pantalla-2018-02-19-a-las-131450
Porsche 911 Carrera RSR 2.1 Turbo. | GOODING & COMPANY

Este año se celebran los 70 años de la matriculación del Type 356 Roadster, el primer Porsche de la historia y con el que Ferry Porsche, el hijo del fundador de la marca, veía realizado su sueño de convertir su concepción de deportivo en realidad. Sin embargo, el hito que lanzó a Porsche al Olimpo de los fabricantes de coches fue la creación de uno de los deportivos más exquisitos del mundo, el 911. Desde 1963, esos tres números son sinónimo de calidad, deportividad, excelencia y emoción y se han vendido más de un millón de unidades.

En 1973, 10 años después de su debut, la insaciable búsqueda de lo mejor llevó a la marca de Stuttgart a crear el primer 911 con turbo. Ese primer modelo de la serie con turbocompresor se llamó Porsche 911 Carrera RSR 2.1 Turbo y tenía el objetivo de convertirse en uno de los mejores coches de competición del momento y de conseguir experiencia para crear futuros modelos bajo el paraguas de la palabra 'Turbo'.

Texto Alternativo

Así el Porsche 911 Carrera RSR 2.1 Turbo fue el prototipo que Porsche creó para ese cometido. Básicamente, la marca alemana agarró un 911 de calle y lo modificó para cumplir la normativa de la FIA y convertirlo en uno de los mejores coches de carrera. Así, este 911 veía como su trasera se ensanchaba considerablemente, se le mejoraba la suspensión, con brazos de aluminio y muelles de titanio, pesaba menos gracias a la fibra de vidrio y se le incorporaba un alerón enorme que producía una gran carga aerodinámica. 

SOLO 4 UNIDADES

Porsche decidió dotarle de un motor bóxer de seis cilindros y 2.1 litros con un turbocompresor KKK enorme que podía desarrollar más de 500 CV de potencia y mandar toda su fuerza al eje trasero mediante una transmisión manual de cinco marchas. De este 911 Carrera RSR 2.1 Turbo solo se produjeron cuatro unidades que cumplieron perfectamente su objetivo. Poco después, la firma alemana se centró en el 935 para competición.

Texto Alternativo

De las cuatro unidades fabricadas, dos pertenecen a colecciones privadas y uno de ellos lo guarda Porsche en su museo. El último de los cuatro será subastado el 9 de marzo en Amelia Island por parte de la empresa Gooding & Company en un evento donde también se subastarán modelos de la talla del Lamborghini Diablo VT de 1999 o del Ford GT40 Mk IV de 1967, entre muchísimas otras máquinas legendarias.

La versión subastada consiguió un segundo puesto en las 24 Horas de Le Mans de 1974, otro segundo puesto en las 6 Horas de Watkins Glen en julio del mismo año y participó en las 24 Horas de Daytona de 1977, aunque no pudo terminar. Además, el mismo coche aparece en libros como The Porsche Book: Porsche Race Cars (pag. 227-234) o Porsche 911 Carrera RSR Turbo 2.1: The First Monster y se ha exhibido en muestras como el Hampton Court Palace Concours of Elegance en Surrey, UK, en 2014 o en el Museo Louwman en Holanda desde febrero hasta mayo de 2014.

Texto Alternativo

Gooding & Company asegura que se encuentra en un estado original e impecable y dispone de todo su historial y documentación para el nuevo comprador. Según la casa de subastas, el coche ha tenido seis propietarios, desde la misma marca Porsche, en 1974, hasta el propietario actual, que lo adquirió de John Kotts, un habitante de Houston, en 2010.

Se espera que su pasado competitivo, que sea uno de los Porsche de competición más importantes de la historia, su gran estado de conservación y su exclusividad disparen su precio. Así, Gooding & Company estima que la subasta se cerrará con un precio que oscilará entre los seis y los ocho millones de dólares.

TEMAS: Porsche