Inicio Hoka Hoka One One Cielo X MD y Cielo X LD

Hoka One One Cielo X MD y Cielo X LD

Vamos a analizar las características de Hoka One One Cielo X MD y Hoka One One Cielo X LD, dos zapatillas de atletismo que incorporan placa de fibra de carbono, pero para un terreno donde el entrenamiento, la técnica, la estrategia y, en definitiva, la competición, se llevan a los niveles más altos: las pistas de atletismo. Porque sí, ambas son zapatillas para utilizarlas en la pista, en el tartán…, y cada una de ellas tiene detalles que las hacen indicadas para el medio fondo (en el caso de Cielo X MD) y el fondo (Cielo X LD).

Una gran sorpresa estas zapatillas de clavos por parte de una marca que si en algo ha destacado es, por un lado, el uso de mediasuelas de gran grosor y rendimiento y, por otro, lo rápido que se ha colocado, apenas unos años, entre las más importantes del panorama runner.

Ya hemos visto de lo que Hoka es capaz de hacer, en los últimos años, pero sobre todo con los nuevos modelos que combinan un compuesto para la mediasuela, de alta capacidad de amortiguación y respuesta, con la inserción de una placa de fibra de carbono. Bondi X, Rocket X y Carbon X son buen ejemplo de ello, como es el caso ahora, con estos “guepardos” para los pies como son Cielo X MD y Cielo X LD. En ambas zapatillas vamos a poder encontrar una placa de fibra de carbono que en este caso va a buscar sin duda, un aprovechamiento más eficiente del retorno de la energía del impacto al correr y que eso se traduzca en una mejora de la velocidad.

Eso sí, quien a la hora de correr no salga del asfalto, poco va a poder hacer (o mejor dicho: nada) con estos modelos que analizamos hoy aquí: están pensados por y para las pistas de atletismo, sean al aire libre o sean cubiertas. Para la ruta ya existen las “voladoras”. Otra cosa es el campo a través, que algo hay por ahí con el acabado “LD”… pero mejor si vamos ya de lleno al análisis y lo explicamos todo.

HOKA ONE ONE CIELO X MD

Hoka One One Cielo X MD es una zapatilla de clavos con placa de fibra de carbono pensada principalmente para carreras de media distancia, lo que en atletismo se conoce como el “mediofondo” y comprende las distancias de los 800m, 1.500m y los 3.000m obstáculos.

Para ello la marca americana ha diseñado un modelo minimalista y ultraligero de tan sólo 128gr de peso para una talla 42.5 (el modelo analizado, que es más grande -una talla 45-, nos ha dado 141,3 gr en la báscula de precisión) y que hace de la propulsión su valor más importante. Esto es porque utiliza una placa de fibra de carbono a todo lo largo de la zapatilla. El peso es el mismo para hombre y para mujer ya que se trata de un modelo unisex.

Esta placa está montada bajo una mediasuela que utiliza el compuesto CMEVA de alto rendimiento en el que habitualmente confía Hoka y que aquí es la base donde se sustenta la absorción de los impactos. El grosor de ese material amortiguado CMEVA es de tan sólo 11mm en la zona del talón y 7mm en el antepie, lo que da un drop de 4mm. Metarocker es una tecnología aplicada a esta zapa y consiste en darle cierta curvatura al conjunto de la mediasuela y suela para favorecer la dinámica de la pisada.

Esto nos lleva a la suela, donde una placa construida en Pébax será la responsable de contener la tornillería necesaria para roscar los clavos (éstos se pueden intercambiar, bien porque se necesita mayor profundidad, o bien por una simple cuestión de desgaste y poder reemplazarlos).

Pero es que esa placa en Pébax, en esta Hoka One One Cielo X MD no se queda sólo en la zona bajo los metatarsos, donde van los clavos, sino que ocupa todo lo largo de la zapatilla ya que hará las veces de suela. Y es aquí destaca el taqueado de la zapatilla (no los clavos intercambiables). Se trata de unos muy incisivos tacos con forma triangular y pensados para morder el tartán de donde se corra. Están distribuidos todo alrededor de la zona reservada a los tacos, para que éstos no trasladen hacia arriba toda la presión de la pisada y así repartir toda la fuerza sobre más superficie de apoyo.

En la parte externa del talón encontramos una decena más de tacos puntiagudos, repartidos en dos filas (cuatro por el interior de la curva y seis por el exterior). Esto es para evitar que el material en Pébax se deslice por culpa de tocar el suelo a altas velocidades y encima con curvas, como son las de una pista de atletismo.

Si nos desplazamos al antepie, vemos los seis huecos donde vamos a roscar los clavos. Lo normal en una pista de atletismo es utilizar unos de 6mm por lo que se agradece que Hoka incluya en la caja de las zapatillas, doce clavos de esa medida, junto con la herramienta para ponerlos y sacarlos.

Esta Hoka One One Cielo X MD está pensada para una pista de atletismo, por lo que cuando se desgasten los clavos, lo más lógico será sacarlos y roscarle unos nuevos para que dé el 100% de tracción de nuevo.

Si nos vamos arriba, lo que encontramos es una malla finísima, de una sola capa, y con grandes agujeros, e incluso ranuras, de ventilación. Es una malla que tiene un diseño pensado especialmente para una transpirabilidad máxima. Además, el tipo de material favorece que se seque rápido, para mantener al pie fresco.

Los cordones son planos y están pasados por cinco ojales, quedando un sexto libre para quien quiera ceñirse más la zapatilla a la altura del tobillo. También están pasados por una tira de la delgada y ventilada lengüeta, para que ésta no se desplace durante su uso.

Hemos llegado al interior de la zapatilla, donde en la cazoleta encontramos una espuma que la recorre de lado a lado a la altura justa bajo los maléolos. Hoka la ha dispuesto así para abrazar al tobillo y adaptarse a su forma cuando nos anudemos los cordones. Peor sólo eso está forrado. El resto ha sido dejar lo mínimo imprescindible para que la zapa vuele: sin más forro en el interior, sin contrafuerte en el talón, ni ningún tipo de refuerzo rígido que sea lastre en un modelo pensado para ir sólo a lo máximo posible de cada corredor o corredora.

El precio oficial de Hoka One One Cielo X MD es de 160€.

HOKA ONE ONE CIELO X LD


Hoka One One Cielo X LD también es una zapatilla de clavos con placa de fibra de carbono pero que a diferencia de su compañera “MD”, esta es válida para carreras de “fondo” y eso, en pista de atletismo, comprende las pruebas de 3.000m, 5.000m y 10.000m.

Este modelo comparte el minimalismo de su compañera, especialmente en el upper, ya que coincide al 100% con el de aquella (malla muy fina y transpirable, llena de agujeros y ranuras de ventilación, con cordones planos pasados por cinco ojales y con lengüeta perforada y muy fina, e incluso el acolchado alrededor del tobillo, así como el resto de detalles).

Lo que cambia es la mediasuela y, sobre todo, la suela.

La mediasuela también está construida con material amortiguado y reactivo CMEVA. Pero tiene algo más de material, en concreto 1mm, tanto el talón como en el antepie: 12mm de grosor en el talón y 8mm bajo los metatarsos. El drop, eso sí, es el mismo: 4mm. Además, si en el acabado “MD” había un pequeño hueco sin material justo en la zona media, en esta “LD” no: está todo relleno.

El cambio radical lo encontramos en la suela. Aquí es más fácil ver la placa de fibra de carbono. Y si se ve mejor es porque… la placa en Pébax no llega hasta el talón. Aquí el diseño es más tradicional, dejando que la placa en Pébax ocupe exclusivamente lo necesario para alojar los agujeros roscados para los clavos y repartir la presión de éstos sólo en esta parte.

Por cierto, que este es otro elemento muy diferente ya que aquí hay hueco para cuatro clavos, mientras que en Cielo X MD, donde hace falta muchísima tracción, hay seis.

El tema de los clavos también cambia. A pesar de ser una zapatilla pensada para pistas de atletismo, también se puede utilizar en carreras de campo a través. Aunque es recomendable que el terreno sea óptimo para este tipo de calzado. Siendo campo a través, si se considera que los tacos de 6mm se quedan cortos para como esté el terreno, se pueden poner otros de 9mm (los de 12mm serían para terrenos muy embarrados).

Algo que puede resultar sorprendente es que pesa menos que su compañera que ha de ir a mayor velocidad: son 105gr de peso oficial para una talla 42.5 (el modelo analizado de “LD”, que es más grande -una talla 45-, nos ha dado 121gr). Pero tiene sentido: aquí se pretende algo más de comodidad por lo que no hay ninguna placa en pébax de punta a punta, sólo en el antepie. Así, a pesar de tener 1mm más de mediasuela, a nivel de peso la beneficia con creces que sólo tenga Pébax bajo los metatarsos.

El resto de tacos de la suela se reparte entre los más grandes, numerosos e incisivos, que son los de la parte delantera. Y en cambio, aunque también los haya en el borde exterior del talón, aquí son mucho más discretos. El resto de la suela, no tiene ningún tipo de material en contacto directo con el suelo más que el propio de la mediasuela.

El precio oficial de Hoka One One Cielo X LD es de 160€.

Resumen 

Hemos visto dos zapatillones de clavos de Hoka One One con el mismo nombre y mismo upper, pero diferentes acabados en la mediasuela y suela. Esto es así porque una, Cielo X MD, va a cubrir las necesidades de los mediofondistas (del 800 al 3.000, pasando por el 1.500), mientras que la otra Cielo X LD va a cubrir la de los fondistas (del 3.000 al 10.000, pasando por el 5.000).

Así, la que está enfocada al mediofondo es algo más agresiva, mientras que la que está pensada para el fondo, tiene un poco más de “comodidad” de uso, si se puede decir así, en un tipo de calzado que exige que quien las vista esté bien entrenado y “afilado”.

Lo que está claro es que ambas cuentan con una poderosa arma como es la placa de fibra de carbono con un diseño que permite hacerlas muy eficientes desde el punto de vista de la propulsión. Otro aspecto a destacar es que ayuda a repartir la presión de la pisada en una mediasuela que tiene un material amortiguado, sí, pero con uno de los perfiles más bajos en zapatillas de running: 11mm en el talón de Cielo X MD y 12mm en el de Cielo X LD, y 7mm y 8mm respectivamente, en el antepie. Eso sí, el drop es el mismo en ambos acabados: 4mm.

Algo muy importante, especialmente para quienes tienen el nivel de participar en campeonatos (sean regionales, nacionales o internacionales, como europeos, mundiales o los mismos JJOO) o pretendan conseguir algún récord, de la índole que sea: estas zapatillas de clavos con placa de fibra de carbono están aprobadas por la reglamentación oficial de World Athletics, por lo que su utilización es absolutamente legal. Así que, si alguien bate algún récord del mundo con alguna de estas zapas, será 100% legítimo.

RESULTADOS ATLETAS HOKA


Tanto Hoka One One Cielo X MD como cielo X LD ya se están comercializando desde primeros de año. Como es temporada de invierno atlética, no sólo las hemos visto en pruebas en pista cubierta sino también en carreras de campo a través (el cross, o Cross Country, como se la conoce internacionalmente a este tipo de prueba).

Por tanto, ya hemos podido ver al modelo Cielo X LD, el pensado para el fondo, haciendo grandes crosses, como por ejemplo, en los pies de atletas de la talla de Rober Alaiz, Andreu Blanes o Yago Rojo, que el pasado 30 de enero cosecharon un gran resultado en el Campeonato de España de Cross, disputado en Jaén y donde los tres atletas se clasificaron entre los ocho primeros.

También en pista cubierta están destacando, como por ejemplo otro atleta Hoka, como es Luis Grijalva, que ha batido el récord de su país (Guatemala) en los 3.000m lisos en dos competiciones seguidas, como los Millrose Games (EEUU) o el NB Indoor Grand Prix (EEUU), y estableciéndolo ahora en 7’37”42.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad