Inicio Brooks Brooks Hyperion Elite 2

Brooks Hyperion Elite 2

Brooks Hyperion Elite 2 review

Analizamos Brooks Hyperion Elite 2, la opción de esta marca americana como zapatilla de competición con placa de fibra de carbono. En el pulso mantenido por las principales marcas por conseguir zapatillas de las llamadas “voladoras”, la nueva Hyperion Elite 2 también busca su hueco. Por grosor y geometría de la mediasuela, la placa de fibra de carbono y otros elementos, como mínimo llamar la atención, la llama.

Este modelo unisex (algo habitual en ciertos modelos de competición: un único acabado para hombre y para mujer) se entrega al maximalismo de la mediasuela, pero manteniendo un bajísimo peso teniendo en cuenta el volumen: 215gr. Los nuevos materiales, con capacidades extraordinarias pero ligeros permiten ese grosor para aprovechar al máximo sus propiedades, como vemos en el apartado de la mediasuela.

El caso es que Brooks introduce DNA Flash en esta zapatilla (no lo hizo en Hyperion Elite 1) enfocando el aprovechamiento de la amortiguación hacia el rendimiento y al ahorro de la energía para aprovecharla toda en el esfuerzo. No es su primer modelo en utilizar DNA Flash, ya que lo introdujo primero en Hyperion Tempo, pero si quiere presentarse como alternativa a modelos como Nike Air Zoom  Alphafly NEXT%, Nike Tempo NEXT%, Adidas Adizero ADios PRO, ASICS Metaracer o New Balance FuelCell TC, por ejemplo, tiene que tirar de materiales que se lo permitan.

En cualquier caso, esta Hyperion Elite 2 va enfocada a quienes quieran estrujarse al máximo, sea en corta distancia de manera explosiva, como en larga distancia llevando el más rápido tren de carrera posible. Vemos los detalles.

Análisis Brooks Hyperion Elite 2

Brooks Hyperion Elite 2 opiniones

Mediasuela

Brooks Hyperion Elite 2 destaca, de entrada, por darle la patada a DNA Zero (el material de la mediasuela en Hyperion Elite 1) y abrazarse a uno más optimizado para la competición, que ya habían producido los de Seattle, pero que no lo incluyeron entonces en la primera versión de este modelo: DNA Flash.

El material DNA tiene unas propiedades que le hacen ser más suave y amortiguado cuanto más lento se va y más firme a medida que se acelera el ritmo, lo que hace que se obtenga una mejor respuesta. El caso es que el “apellido” Flash es una elección de Brooks para diferenciar este DNA de otros ya que ha sido tratado con Nitrógeno para que sea más ligero a la par que mantenga un alto retorno de la energía.

En su interior hay una placa de fibra de carbono que ocupa todo lo largo de la zapatilla. Esto, unido al grosor de la propia mediasuela y suela, logra que esta Hyperion Elite 2 sea bastante estable lo que es un punto a su favor ya que la inestabilidad en mediasuelas de gran grosor es el “coco” a evitar. Esta placa de fibra de carbono va a ayudar a que el corredor o corredora aproveche la transición de la pisada para ejercer tensión que ayude a lanzar la siguiente zancada. Y como con todas las zapas de este tipo: la velocidad y la capacidad muscular de quien la vista es clave para aprovechar al máximo el rendimiento.

En definitiva, la estrella de esta zapa es una mediasuela que se sustenta en un material, en un grosor (y, en definitiva, todo el diseño) y en una placa de fibra de carbono en su interior, para ser eficiente, ahorrar energía y correr rápido durante su uso.

Viendo el grosor, quien se pregunte por las alturas, decir de entrada que cumple con los requisitos legales impuestos por la World Athletics (antigua IAAF). Y eso que ha crecido en 2mm respecto a la primera entrega de Hyperion: ahora esta mediasuela maximalista tiene unas alturas de 35mm en la zona del talón y de 27mm en la del antepie. Para hacerse una idea: hay alguna zapatilla amortiguada de entrenamiento diario que tiene el talón casi tan alto como está tiene el antepie. En cualquier caso, el drop, o diferencia entre estas alturas, es de 8mm.

Suela

Brooks Hyperion Elite 2 tiene una de las suelas con más amplitud que he visto nunca. La anchura de la zona del talón es de 90mm, mientras que la del antepie lo es de 120mm (si la comparamos con la Vaporfly de Nike, aquella tiene 79 y 115mm respectivamente). Esto, sin duda le da más amplitud de apoyo, lo que ayuda a que sea estable, pero no le perjudica en peso ya que lo que es goma sólida hay muy poca (realmente poca) y está repartida muy estratégicamente en los puntos de máxima fricción con el suelo.

Y es que por ese motivo, la suela de Brooks Hyperion Elite 2 es espectacular. A su importante tamaño hay que restarle las zonas donde no hay caucho y el resultado es que hay menos de la mitad de la superficie cubierta con goma sólida. El motivo principal hay que buscarlo en el ahorro en gramos en una zapa que busca de manera clara, ser lo más ligera posible.

Así pues, tres relativamente pequeñas piezas situadas estratégicamente en el talón van a hacer que la durabilidad aquí esté garantizada (más si cabe si el perfil de corredor y corredora que las van a usar van a talonear poco).

En cambio, en la zona delantera, comenzando justo bajo los metatarsos, tiene más superficie de goma sólida en contacto con el suelo, pero es que aquí se va a dar la mayor parte del empuje, de la tracción necesaria para lanzar al cuerpo hacia adelante, en pos de la siguiente zancada, todo además en conjunto con la mediasuela.

brooks hiperion elite 2 placa opiniones

La tecnología que utiliza para ello se llama Rapid Roll y consiste en un diseño curvado tanto del talón como de la puntera. Esto permite que la transición de la pisada rea rápida y que la caída y tiempo en que se ejerce presión contra el suelo sea menor. De hecho, aunque sea desde la suela que se vea esta característica, obviamente la mediasuela debe tener la misma forma y la placa de fibra de carbono de su interior ha de seguir la misma lógica para que todos los elementos trabajen en equipo para que se dé la mayor rapidez durante la pisada.

Dos franjas (una completa, y una parcial) van a ayudar en la flexibilidad de la suela y, por ende, en la de la zapatilla. Otra franja, esta longitudinal y disimulada con el material de la mediasuela, va a ayudar a guiar la pisada. Muere en la zona de los dedos, justo donde Brooks se ha permitido la licencia de serigrafiar “Designed in Seattle” (actual sede de la compañía) para que quede bien claro su procedencia.

Upper

El aparentemente discreto corte superior de Brooks Hyperion Elite 2 colabora en que la mediasuela y su imponente aspecto parezca más grande de lo que ya es, pero en realidad en ese upper se aprecia que, aunque todo el protagonismo se lo quiera llevar la mediasuela, la marca americana se lo ha currado también en esta parte de la zapa.

Se trata de una malla muy ligera y suave al tacto, tanto por fuera como por dentro (importante si se gusta de utilizar las zapas de competición sin calcetines. Se podría decir que es fina como papel de fumar, pero no es transparente y es más recia de lo que aparenta.

Los cordones tienen un punto elástico, que va a hacer que sujeten, pero den margen a que el pie no vaya en exceso apretado, sobre todo cuando rota durante la transición de la pisada. Para que no se desaten, tienen un punto más grueso cada 7mm, por tanto, aunque el cordón ceda tensión por su elasticidad, gracias a este recurso, no desembocará en que se afloje.

Sí que tiene unos generosos agujeros por toda la zona de los dedos, para una máxima ventilación, pero para el resto del upper es más cerrada. Transpirable, pero sin agujeros extras para sujetar con más fuerza. Más teniendo en cuenta que Brooks no cuenta con el recurso de marcas como New Balance o Adidas, que pueden utilizar su propio logo como elemento de sujeción. Además, en esta Hyperion Elite 2, el logo de Brooks es una simple tira de TPU adherida a la malla, sin más propósito que el estético.

La plantilla interior es muy suave, sorprendentemente suave a pesar de sus escasos 3mm de grosor. El caso es que está levemente encolada al footbed interior. En las zapatillas de entrenamiento diario a todas se les puede sacar la plantilla interior para que quien quiera introduzca unas personalizadas, si lo necesita. En cambio, en las zapatillas de competición, lo que sucede es que el espacio está tan optimizado ergonómicamente y tan ajustado, que los fabricantes suelen encolarlas para que no se puedan retirar y la zapa pierda algo de su eficiencia. Y luego está un “ni lo uno, ni lo otro” que es lo que hace aquí Brooks: la encola mínimamente para que no se mueva, pero que quien se proponga sacarla, lo haga sin necesidad de hacer ningún destrozo y sólo tenga que tirar con más fuerza que si no estuviera semiencolada.

No existen costuras en la malla, de hecho, el interior acolchado de la cazoleta está unido a la zapa mediante material termosellado y sólo hay hilo cosido en un refuerzo interior y lógicamente en la base de la lengüeta, que es por donde está unida al cuerpo de la zapatilla.

Finalmente decir que el contrafuerte del talón es testimonial. Abraza al talón, pero no ni de lejos con la contundencia que sí se da en las zapatillas de entrenamiento donde hay que proteger al corredor o corredora ante continuos entrenamientos basados en rodajes y donde sí se da generalmente el entrar de talón al correr.

Resumen Brooks Hyperion Elite 2 

Brooks Hyperion Elite 2 es una zapatilla de competición de las que cuentan con una mediasuela maximalista y una placa de fibra de carbono en su interior. Brooks utiliza uno de sus mejores materiales en la mediasuela, DNA Flash, una variante a la que le inyecta nitrógeno, para una amortiguación muy reactiva y con alto aprovechamiento de la energía. Se apoya en la placa de fibra de carbono interior que ha de ayudar a quien las vista a mejorar el rendimiento y, por tanto, la velocidad en carrera.

Tanto el upper como la suela han primado la ligereza sin dejar de lado sus funciones para ayudar a mantener un peso realmente bajo: 215gr tanto para hombre como para mujer ya que es un modelo unisex.

Su anchura y comodidad de uso permiten utilizarla en todo tipo de distancias, desde cortas y explosivas, hasta medias y largas distancias donde, eso sí, se ha de mover más cómoda. También el perfil de corredor o corredora es amplio, desde los de bajo peso, medio y medio-alto, gracias a una estable y ancha mediasuela.

Zapatillas contra las que compite: Nike Air Zoom  Alphafly NEXT%, Nike Tempo NEXT%, Adidas Adizero ADios PRO, ASICS Metaracer o New Balance FuelCell TC y en general todas las de competición basadas en mediasuelas maximalistas con placa de fibra de carbono ya que Brooks ha logrado un producto capaz de mirar de tú a tú a todas ellas. Sólo le falta invertir y que a nivel mediático se rasque el bolsillo, como sí hacen otras marcas, fichando atletas de nivel mundial que lo refrenden en las más importantes carreras y competiciones oficiales.

El precio oficial de Brooks Hyperion Elite 2 es de 250€.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad