ASICS Metaracer

ASICS Metaracer

Compartir
asics metaracer

Analizamos las características de ASICS Metaracer, una zapatilla de competición, o “voladora” con todas las de la ley. De hecho una de las características que la definen es la inserción de una placa de fibra de carbono para mejorar sus prestaciones.

En un momento en que la parte más llamativa de una zapatilla de running es la mediasuela,  porque está en el ojo del huracán debido a los nuevos materiales y a la proliferación de acabados de todo tipo, esta Metaracer aparece para llamar la atención de todos.

Lo que ha hecho Nike con el prototipo previo a AlphaFly es bien conocido por muchos: impresionante logro de bajar de las dos horas en la distancia de maratón (a menos de tres minutos por kilómetro… ¡durante cuarenta y dos kilómetros!) y que salten todas las alarmas con un concepto poco habitual: el dopaje tecnológico. Esto ha hecho que World Athletics haya prohibido, o mejor dicho, limitado (prohibiendo todo lo que ya se haya hecho hasta ahora) aspectos como grosores de mediasuela o la utilización de más de una placa de fibra de carbono… si se quiere que los récords sean homologados… AlphaFly ha pasado el corte por los pelos, pero la zapatilla utilizada por Kipchoge en el Prater Vienés, para correr en 1h59’40” sería, ahora mismo, considerada dopaje tecnológico…poca broma.

Pues bien, ASICS Metaracer pasa con elegancia por entre medio de todo este jaleo, para presentarse como una alternativa muy sólida como zapatilla de competición. Uno de los aspectos más llamativos es que, pese al volumen que se le aprecia, su peso es increíblemente bajo: tan sólo 190gr en el acabado de hombre y 156gr en el de mujer.

Y la marca nipona no ha buscado la enésima esencia, sino que a tecnologías ya utilizadas por los de Kobe, incluso las más nuevas, como tuvimos ocasión de conocer en el House of Technology que es ASICS Metaride, les ha dado un estruje para filtrar esta elegante zapa que ha de dar muchas alegrías en los pies de quienes las usen, a tenor de lo que hemos visto en ellas. Vamos a explicarlo.

Antes, eso sí, hay que decir que tiene un halo de pena. Y es que es el acabado “TOKYO” es en honor a esta ciudad como organizadora de unos JJOO este 2020 que ahora pasaran a la historia como los primeros no disputados en fecha desde la Segunda Guerra Mundial, ya que han sido aplazados al 2021.

Análisis ASICS Metaracer

Mediasuela

Sin duda la mediasuela de ASICS Metaracer es la estrella de este nuevo modelo. Antes mencionaba su extraordinario bajo peso, pero es que con un grosor de 24mm en el talón y de 15mm en el antepie, hay suficiente material como para que si el peso final fuera más alto, nadie dijera nada.

Ese grosor va a ayudar, junto a otras soluciones, a que el uso sea menos lesivo que con un perfil mucho más bajo. El drop, o diferencia de caída entre el talón y el antepie, queda pues en los 9mm.

Guidesole, placa de fibra de carbono y FlyteFoam… ¿De qué estamos hablando? Son las tres patas donde se sustenta buena parte del éxito en el diseño de esta zapatilla. Hay que explicarlas por separado para entender cómo trabajan juntas.

Guidesole es la tecnología que ASICS aplica en algunos modelos de gama alta. Consiste en un diseño curvo, tanto de la mediasuela como, lógicamente, de la suela. Ambas partes de la zapatilla trabajan para limitar movimientos innecesarios del tobillo (que no flexe de más) llevando al pie a una zona donde le es más fácil absorber los impactos disminuyendo la fatiga y mejorando la eficiencia.

La placa de fibra de carbono da empaque a la mediasuela, ayudando con su forma también curva, a que el aprovechamiento de la pisada vaya en beneficio de facilitar la salida adelante y ahorrar energía.

FlyteFoam es el material con el que se construye la mediasuela. De nada sirve tener una buena idea si utilizas un compuesto que no esté a la altura. Y es que algunas de las gracias de FlyteFoam es que amortigua, con una alta capacidad de rebote y de respuesta (esto va de aprovechar la energía y de que el material esté preparado para el siguiente impacto o zancada). La gracia, además, es que para ello utiliza unas fibras orgánicas que hacen que el material sea más elástico que compuestos tradicionales.

El tipo de pisada adecuada para utilizar esta zapatilla es la neutra y hay que tener en cuenta que la plantilla interior no es removible a menos que quien quiera sacarla, la arranque. Esto suele darse en determinadas zapatillas de competición, para que una plantilla personalizada no le reste eficiencia o se coma demasiado espacio interior perjudicando a la sujeción del pie.

Suela

La suela de ASICS Metaracer llama la atención por no presentar un diseño basado en tacos tradicionales, sino una gran superficie de goma sólida surcada por muchos cortes que son los que le aportan la capacidad de tracción. Muy, muy enfocada a una superficie dura como es el asfalto.

En realidad, en la suela estamos hablando de cuatro bloques: uno en la puntera, dos en los laterales del talón y el más grande de todos, el mencionado anteriormente, desde los dedos hasta el arco plantar. La parte central del talón no tiene goma sólida (se puede tocar la mediasuela), pero es cierto que el perfil de atleta que va a usar esta Metaracer no va a entrar mucho de talón, precisamente.

El material con el que está hecha la suela es Wet Grip Outsole y es curioso porque es una goma sólida fabricada a partir de componentes orgánicos y no orgánicos que proporcionan una buena adherencia incluso en terrenos mojados. Utiliza una tecnología llamada ASICSGrip que no es otra cosa que ese mismo caucho con capacidad para traccionar en superficies de todo tipo, incluso mojadas.

Upper

El upper de ASICS Metaracer no llama la atención ya que es el que más corresponde a una zapatilla de competición de toda la vida: malla ligera, fina, con mínimos refuerzos para economizar en peso sin comprometer la transpirabilidad ni la sujeción.

La malla es de ingeniería y construida de una sola pieza. Tiene decenas y decenas de hileras perforadas para una ventilación máxima, incluso en el medio pie. El refuerzo en la puntera, para proteger los dedos es ínfimo, apenas una película disimulada en el interior.

Por detrás, más de lo mismo, a diferencia de las zapatillas de entrenamiento diario, con contrafuertes estructurados y resistentes, en esta Metaracer es apenas un refuerzo insignificante, insisto, en la línea de la zapatilla de competición que es. Si no…, ¿De qué iba a pesar sólo 190gr/156gr?.

La lengüeta es finísima y tiene un pasador para que no se desplace durante el uso de la zapatilla. Los planos cordones están pasados por ella para que eso no suceda. Con seis ojales, más un séptimo libre para quien quiera apretárselas de verdad.

Hay que destacar una solución técnica que puede pasar desapercibida y es un agujero en la puntera, justo donde el material de la suela y mediasuela mueren en forma de refuerzo en la mismísima punta de los dedos. Ese agujero va a ayudar como primer punto donde captar aire para ventilar el interior del pie, con  lo que refuerza esa transpirabilidad que comentaba antes y que puede ir muy bien en casos incluso en que el pie se moje, ayudando a que se seque antes.

Resumen

ASICS Metaracer es una zapatilla de competición o voladora, con una construcción de aparente sencillez, pero que es todo lo contrario: una suma de materiales y tecnologías de última generación, aplicados a fórmulas tradicionales de construir una zapatilla de competición con cara y ojos.

La utilización de una placa de fibra de carbono siguiendo la curvatura de mediasuela y suela, en lo que se conoce como tecnología Guidesole ayuda a ser más eficiente en carrera, reduciendo movimientos innecesarios del tobillo y ayudando a lanzar adelante la siguiente zancada.

Y no es una alternativa a otros modelos muy llamativos de la competencia como Nike AlphaFly o Adidas Adizero Adios PRO. Este es un modelo genuino con lo que ASICS no engaña a nadie con esta zapa voladora con tintes de radical, pero con prestaciones más humanas para quien las vista. Lo de humana tampoco significa que las pueda utilizar cualquiera. Bueno, cualquiera puede comprarlas, pero como todas las voladoras, son exigentes para quien las vista y es mejor que quien las use esté curtido en entrenamientos de calidad, y disponga de una trabajada musculatura para utilizar zapas de competición.

El tipo de pisada para la que está pensada es la neutra (y no se puede sacar la plantilla interior). Por otro lado, está el peso de quien las use, pues siendo una voladora, siempre rendirá mejor con pesos bajos o hasta pesos medios. Eso para utilizarlas en distancias desde 5k a maratón y siempre que los ritmos sean rápidos. Si quien las use tiene un peso alto, quizás habría que limitar las distancias hasta 10k. Para más distancia quizás deberían buscar una zapatilla más estructurada que esta o probarlas, y mucho, en entrenamientos de calidad para ver si realmente les soporta bien en uso intensivo.

El precio oficial de ASICS Metaracer es de 200€.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad