Los suplentes de Ancelotti llevan al Real Madrid a París

Los suplentes de Ancelotti llevan al Real Madrid a París

Ancelotti entregado a Vallejo al final del partido
Ancelotti entregado a Vallejo al final del partido | AFP

El italiano se la jugó y quitó a los intocables con 0-1 para remontar y acabar el partido con ocho secundarios

El City no remató a los blancos y Rodrygo necesitó 89 segundos para dar la vuelta al marcador y provocar la locura

Carlos Ancelotti se ha apoyado a lo largo de toda la temporada en 15-16 jugadores sin contar con otros 9 o 10. A su favor, que ha logrado tener enchufados a todos menos a ‘estrellitas’ que se han borrado como Bale, Isco o Jovic y eso le ha dado beneficios en la ‘final’ más difícil que tenía ante el City. El italiano se la jugó y quitó a los intocables con 0-1 en el marcador, remontar y acabar el partido con ocho secundarios que defendieron el fuerte del 3-1 como veteranos curtidos en mil batallas.

El gol de Mahrez a los 73 minutos sacudió al Bernabéu. Produjo el efecto contrario al que podían esperar los jugadores ingleses, que oyeron rugir a la grada con el 0-1 que ponía la eliminatoria muy a su favor (5-3). Ancelotti había sentado cinco minutos antes del gol a Kroos por Rodrygo cambiando el dibujo del 4-4-2 inicial por el clásico 4-3-3. Pero el tanto de los citizen hizo que se la jugase del todo quitando a Casemiro y Modric para poner a Camavinga y Asensio. Pasó a un 4-2-4 con Asensio a caballo de la medular y el ataque y con Camavinga de organizador.

QUISO MORIR MATANDO Y SE SALVÓ

Los cambios desorientaron a los blancos, que se fueron arriba para estirar la manta dejando los pies al descubierto. El City mantuvo su idea y tuvo varias ocasiones de cerrar la eliminatoria, pero primero Mendy sacando el balón de la línea y luego Courtois con un pie al límite salvaron a su equipo de la muerte segura. El Madrid quería morir matando, y salvó la vida en 89 segundos de locura con un acertado Rodrygo que marcó dos goles para dar la vuelta al marcador y mandar el partido a la prórroga.

Benzema, que sin tener su mejor día dio la asistencia del 1-1, provocó el penalti y lo convirtió para el 3-1, el mismo resultado que el Madrid endosó al PSG y al Chelsea para pasar las eliminatorias de octavos y cuartos. Quedaban 25 minutos de prórroga y había que defender el resultado con oficio, pero los habituales notaban el esfuerzo como Militao, Benzema y Vinicius a los que Ancelotti acabó sentando para meter a Vallejo, Ceballos y Lucas Vázquez que se sumaban a Camavinga, Lucas Vázquez, Valverde y Rodrygo/Asensio. Siete/ocho suplentes para defender como gato panza arriba un resultado que les vale para meterse en la final de París.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil