A la espera de Hazard

Con Benzema y Vinicius brillando, falta que el belga deba dar un paso adelante en el ataque

La lesión de Bale hace que Hazard tenga un rival menos en la lucha por la titularidad

Hazard, concentrado con la selección belga, dejó claro que es feliz en el club blanco | Perform

"Hazard no ha marcado, pero ha jugado muy bien". En la noche en la que Benzema y Vinicius volvieron a brillar, Carlo Ancelotti tuvo buenas palabras hacia Hazard, también titular contra el Celta en el partido del regreso de los aficionados al Bernabéu desde que se inició la pandemia. En este inicio de temporada, el técnico está contando con el futbolista belga. Ve y quiere que sea importante para el equipo. Y ahora Hazard, con la nueva lesión de Bale, tiene ante sí otra oportunidad para demostrar que puede ser indiscutible en este Real Madrid.

Las lesiones han lastrado a un Hazard que en este último parón de selecciones tuvo actuaciones notables con Bélgica. Y estas situaciones siempre provocan ilusión en el aficionado merengue, consciente de su calidad a la vez que hastiado porque en la capital nunca ha terminado de explotar. Importante en el pasada Eurocopa y en la actual fase de grupos para la clasificación del Mundial de Catar, también lo es para el entrenador italiano.

Hazard ha jugado en las cuatro jornadas disputadas hasta la fecha, siendo titular en tres de ellas. De hecho, la diferencia de minutos con Vinicius, por ejemplo, no está lejos. El brasileño suma 222 en liga mientras que el belga, 203. Sin embargo, el impacto sobre el terreno de juego ha sido bien diferente hasta la fecha. Vinicus ha marcado cuatro goles y ha dado puntos a su equipo, pero la trascendencia de Hazard en el campo continúa siendo poco relevante, no solo si tenemos en cuenta el gol (cero tantos).

A APROVECHAR LA LESIÓN DE BALE

Tal y como ha comenzado Vinicius el curso es junto a Benzema uno de los titulares del conjunto blanco. Nadie discute que de inicio uno debe partir desde la izquierda y el francés como delantero centro. Así pues, queda el hueco de la derecha por cubrir y con la lesión de Bale, que puede ser de media a larga duración, Hazard deja a un lado a un rival por la posición y la titularidad. Mariano no cuenta para Ancelotti, parece que Rodrygo tampoco y Asensio sigue sin aparecer como se le espera, pero Bale había sido titular en las tres primeras jornadas hasta la lesión antes de enfrentarse al Celta, con un gol incluido.

Hazard, concentrado con la selección belga, dejó claro que es feliz en el club blanco | Perform

En los últimos partidos los aficionados han podido intuir a un Hazard algo más explosivo y que ha ganado velocidad y dinamismo entre líneas. Aún así, él mismo es consciente de que le faltan minutos y confianza sobre el campo para que se vea al futbolista que el club blanco fichó en 2019. A día de hoy sigue apareciendo a fogonazos y su influencia en la creación y en el ataque apenas se percibe en continuidad a lo largo de los 90 minutos. Con una técnica impecable, todavía no ha recuperado esa explosividad y esos slaloms rápidos que rompían líneas y que tanto le caracterizaban.

"Un jugador feliz es un jugador que juega y marca. Sé que puedo hacer cosas buenas en el Madrid", declaró Hazard hace unos días. Esta temporada será su tercera en la capital madrileña -fichó para cuatro años-, y con la llegada de Ancelotti y, sobre todo, el respeto de las lesiones, antes de que se empiece a hablar de su continuidad o no en el Bernabéu, Hazard tiene unos meses por delante para zanjar, por fin, las dudas que ha sembrado desde hace ya demasiado tiempo.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil