Cruyff-Pep-Xavi, la trilogía del estilo

Cruyff-Pep-Xavi, la trilogía del estilo

Lluís Mascaró
Xavi Hernández, técnico del Barça
Xavi Hernández, técnico del Barça | sport

Cruyff, Guardiola y Xavi conforman la trilogía de entrenadores del Barça con un argumento común: el estilo. Cruyff creó un modelo, a principios de los 90, que cambió la historia del club blaugrana. Con el Dream Team se conquistó la primera Copa de Europa y cuatro Ligas consecutivas. Guardiola fue su discípulo más aventajado y acabó sublimando el estilo hasta convertir el Barça en el mejor equipo del mundo: el sextete del 2009 ya forma parte de los anales del fútbol. Ahora la toca el turno a Xavi, el único sucesor posible de los dos maestros. Si Guardiola aprendió de Cruyff, Xavi aprendió de Guardiola. Y con su llegada al banquillo del Camp Nou se cierra el ciclo. Desde la marcha de Pep, ningún entrenador había mantenido el espíritu de Johan. Ni siquiera Luis Enrique, que hizo su particular adaptación.

Xavi ha recuperado las esencias, perdidas durante demasiados años. Ha necesitado un par de meses para implementar sus ideas, pero cuando los jugadores han mecanizado su propuesta, el rendimiento del equipo ha dado un salto cualitativo espectacular. Las tres goleadas consecutivas ante Valencia, Nápoles y Athletic son el punto de inflexión. Xavi está construyendo un equipo campeón, como hicieron antes Cruyff y Guardiola, partiendo de un estilo irrenunciable que, como es lógico, hay que modernizar. Pero la filosofía es la de siempre. Jugar bien para ganar. El trabajo de Xavi no ha hecho más que empezar. Hay mucho camino por recorrer. Aunque lo hará con la seguridad que da el tener un plan bien definido. No habrá improvisaciones. Ni cambios de rumbo sin sentido. El proceso es imparable.

La figura de Laporta es trascendental para entender la herencia de Cruyff. El presidente apostó en su momento por Guardiola (cuando otros querían a Mourinho) y ahora ha hecho lo propio con Xavi (tras destituir a Koeman, en el que nunca confió). Laporta se ha declarado siempre un fiel seguidor de Johan, al que tuvo como asesor en su primera etapa al frente del club. Ahora cuenta con su hijo, Jordi Cruyff, en el área deportiva. Del cruyffismo emana una manera de entender el fútbol que el presidente siempre ha considerado innegociable. Ahora, con Xavi al frente del equipo, el modelo vuelve a recuperarse con el doble objetivo de dar espectáculo y conquistar títulos. Es la única vía para conseguir que el Barça vuelva a ser el mejor club del planeta. Del Dream Team al Pep Team. Y ahora ha llegado el momento del Xavi Team... La trilogía del estilo.