Kerley, el baño de oro del cuatrocentista reconvertido

Kerley, el baño de oro del cuatrocentista reconvertido

Fred Kerley tuvo que sufrir hasta el último metro
Fred Kerley tuvo que sufrir hasta el último metro | AFP

El estadounidense remontó para imponerse en la final de 100 metros a sus compatriotas Bracy y Brommell

Es el primer título individual para un Fred Kerley que comparte un hito con Van Niekerk y con Michael Norman

El estadounidense Fred Kerley ha liderado este sábado (madrugada del domingo en España) el pleno estadounidense en la final de 100 metros de los Mundiales de Atletismo al aire libre que se desarrollarán hasta el próximo 24 de julio en el Hayward Field con una gran remontada.

Poseedor de la mejor marca de la temporada con 9.76, este atleta nacido en la localidad tejana de Taylor ya había avisado en las series de que no quería sorpresas al acreditar 9.79 y lograr de largo la mejor marca de los participantes por delante entre otros de su compatriota Trayvon Brommell (9.89), del jamaicano Oblique Seville (9.93), del botswano Letsile Tebogo (9.94, nuevo récord mundial sub'20) y del campeón olímpico, el italiano Lamont Marcell Jacobs (10.04, lejos de su mejor forma).

No obstante, en las semifinales no brilló tanto y tuvo que remontar a Coleman para imponerse con 10.02 por los 10.05 del defensor del título. Cayeron eliminados el canadiense Andre de Grasse, el recién llegado keniano Omanyala (problemas de visado para ese país tan extraño como Estados Unidos) y ni siquiera se presentó el referido campeón olímpico Jacobs... no llegaba bien a Eugene.

En la carrera que cerró la jornada, Christian Coleman salió como un tiro y tomó unos metros de ventaja que solo logró enjugar Kerley sobre la misma línea de meta para imponerse con 9.86, por delante de Marvin Bracy y de un Trayvon Brommell que fue tercero por milésimas (ambos acreditaron 9.88) mientras la 'Bala' acababa sexta con 10.01

Kerley recibió la medalla de oro nada más cruzar la meta

| EFE

Fue el tercer pleno estadounidense en el hectómetro masculino en unos mundiales tras los logrados por el mítico Carl Lewis, Calvin Smith y Emmit King en la primera cita de la historia en Helsinki 1983 y el 'Hijo del Viento', Leroy Burrell y Dennis Mitchell ocho años después en Tokio.

Además, Kerley logró el tercer oro seguido para su país después de los logrados por el del 'tramposo' Justin Gatlin en Londres 2018 y por la 'bala' Christian Coleman hace tres años en Doha. Y con sus 191 centímetros de estatura se convierte en el campeón mundial más alto tras se convierte en el tres veces oro Usain Bolt (1,96 m).

Sin embargo, lo más curioso del caso es la tardía explosión como velocista de un Fred Kerley que se había dedicado hasta hace prácticamente dos años a la vuelta a la pista. De hecho, en 2017 fue subcampeón mundial con el relevo largo estadounidense en el Mundial de Londres, al año siguiente se colgó otra plata universal bajo techo con el 4x400 estadounidense en Birmingham y se impuso en 400 metros en la Diamond League.

Con una sensacional mejor marca personal de 43.69 lograda en 2019 (octavo de todos los tiempos), este enamorado de las redes sociales buscó el doblete en el pasado Mundial en Doha para conformase finalmente con el bronce individual tras el bahameño Steven Gardiner (ausente en Eugene) y el sorprendente colombiano Anthony Zambrano), aunque por fin logró su primer oro con el 4x400.

Kerley se dio un baño de masas en Eugene

| EFE

Por entonces decidió dejar Arizona para volver al Texas A&M a las órdenes de Alleyne Francique, un exatleta de la isla de Granada que fue dos veces campeón mundial en pista cubierta en 400 metros y poco a poco se fue encaminando hacia el hectómetro con unos resultados excelentes que se vieron confirmados el pasado verano con la plata olímpica tras el italiano Lamont Marcell Jacobs.

Otro dato curioso es que Fred Kerley forma una especie de Santísima Trinidad de la historia del atletismo al ser uno de los tres únicos atletas que han sido capaces de bajar de los 10 segundos en 100 lisos (9.76), de 20 en 200 metros (19.76) y de 44 en 400 lisos (los referidos 43.64).

Los otros dos son nada más y nada menos que su compatriota y vigente campeón olímpico con el relevo largo estadounidense Michael Norman (9.86 en 100, 19.70 en 200 y 43.45 en 400) y el prodigioso sudafricano Wayde Van Niekerk (9.94 en el hectómetro, 19.84 en el doble hectómetro y 43.03 en la vuelta a la pista).

Temas