Sport.es Menú

La Asociación de clubes femeninos rechaza la propuesta de explotación de la RFEF de la Primera femenina

Los clubes no quieren que la federación participe en sus competencias

La RFEF se haría con el control casi total de la competición

El presidente del Comité Nacional de Fútbol Femenino en la RFEF, Rafael del Amo.
El presidente del Comité Nacional de Fútbol Femenino en la RFEF, Rafael del Amo. | EFE

Mientras crece la expectación por el fútbol femenino, en España sigue pendiente de un hilo como será el modelo de competición que regirá a partir de la próxima temporada. 

Ramón Fuentes

Como ya adelantábamos la semana pasada en SPORT, la Federación Española de Fútbol aprobó en su última Asamblea la puesta en marcha de una nueva competición llamada “Pro” y que supone un cambio sustancial respecto al actual modelo de la Liga Iberdrola.  

Especialmente en materia de explotación comercial y audiovisual. El modelo elaborado por la RFEF y enviada a la Asociación de Clubes que ofrecíamos en exclusiva en este periódico ya ha recibido respuesta por parte de la Asociación que actualmente aúna a los 16 clubes que participan en la Liga, según ha podido saber SPORT. 

La Asociación se opone claramente a la propuesta comercial y audiovisual presentada por la RFEFNo quiere que la federación participe de derechos como publicidad de la ropa porque entiende que es propiedad de los clubes. Se niegan a que tengan que ser los clubes quienes tengan que financiar a las territoriales y a las selecciones nacionales y además le piden a la RFEF que concreten una compensación económica y no hable sólo de porcentajes

Los derechos comerciales

La RFEF propone ser titular de manera simultanea y conjunta con los clubes de la comercialización sobre el nombre, balón, publicidad que lleven los árbitros o árbitras de la competición y la publicidad que lleven todas las jugadoras en el pantalón como en la parte trasera de la camiseta. También otros tipo de publicidad como la que se incluye en el terreno de juego, el tablón para los cambios y la que se emite en los partidos televisados. 

Esta venta y comercialización, como recoge la propuesta formulada, la hace de manera unificada la RFEF o la entidad a quien se delegue. A cambio la RFEF destina el 40% de los ingresos a partes iguales entre todos los clubes participantes y en donde alrededor de un 80% irían por los equipos de la competición ‘Primera Pro’ y el 20 restante para la Segunda Pro. Un 20% del total se destina para el fomento del fútbol femenino en el ámbito autonómico; y otro 20% para las selecciones femeninas nacionales. Es este uno de los primeros puntos de oposición de la Asociación dado que entienden que muchos de estos derechos son propiedad de los clubes y no tienen porque compartir con la RFEF. 

El 20% final se reparte en dos 10%: Uno se destina para un fondo de garantía salarial para las jugadores con licencia profesional y el 10% restante para un fondo de ayuda social para las jugadoras. 

Además son titularidad de los clubes la publicidad del micrófono en las ruedas de prensa, la publicidad estática salvo la U televisiva, la publicidad en vídeo marcadores, los abonos o la explotación comercial de los espacios que tenga dentro del estadio. Cada club puede ceder esta explotación a la RFEF, en cuyo caso se aplicarán los mismos criterios de reparto que el ente federativo fija en materia de televisión y la U televisiva. 

Los derechos audiovisuales

La RFEF, asumiendo que estos derechos son de los clubes y que los tienen comprometidos con Mediapro para los próximos tres años por un montante 9 millones de euros, ofrece dos opciones a los clubes. Que sean los clubes los que los exploten directamente o ceder estos derechos como la U televisiva y la publicidad emitida y vinculada a la retransmisión de la misma.

En el primero de los supuestos, la RFEF insta a que los clubes deben ceder de manera solidaria a la competición un 10% de los ingresos al equipo contrincante, otro 10% al fomento al deporte autonómico femenino y un 30% a los gastos de las selecciones femeninas. Algo a lo que también se opone a tener que subvencionar a las federaciones territoriales y a las selecciones femeninas. 

En caso de que los clubes le cedan estos derechos a la RFEF, ésta se compromete a distribuir el 80% de los ingresos entre todos los clubes que forman parte de la competición de los cuales 80% para los clubes de la Primera Pro y un 20% para la Segunda, tal y como se ha explicado anteriormente. El reparto se realizará de la siguiente forma:

  • 25% entre todos los clubes participantes en igual cantidad para cada uno de ellos.
  • 25% de manera proporcional al número de minutos que hayan disputado las jugadoras que hayan disputado antes tres temporadas en los equipos de las categorías inferiores.
  • 25% en función de los minutos de retransmisión.
  • 25% según los puntos obtenidos en la competición. 

Estamos sin duda ante un modelo donde la RFEF, como responsable de la competición, tendría el control casi total, exceptuando los derechos de televisión y algún concepto de explotación que queda bajo la titularidad de los clubes. Los clubes le han respondido que, además de lo argumentado, necesitan unas cifras concretas económicas de compensación para poder seguir negociando. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil