Palmeiras-Flamengo, una final de Libertadores de extrema enemistad

Los dos últimos campeones continentales han cultivado una animadversión mutua las últimas cinco temporadas

El Flamengo le tiene la medida tomada al Palmeiras: no pierde un cara a cara desde el 2017

Gustavo Gómez y Pedro, un duelo que ahora decidirá una Libertadores
Gustavo Gómez y Pedro, un duelo que ahora decidirá una Libertadores | César Greco

El Palmeiras-Flamengo es una súper final de la Copa Libertadores entre los dos últimos campeones (los cariocas en 2019 y los paulistas en 2020), en el que dirimirán quién realmente es el equipo hegemónico en el continente. El vencedor, además, se unirá al Sao Paulo como el segundo club brasileño que alcanza el tricampeonato en el torneo.

Los dos protagonistas de la final de Montevideo, del sábado 27 de noviembre, se han repartido los principales títulos las últimas temporadas, lo que, lógicamente, ha creado una rivalidad convertida ya en animadversión mutua, entre torcedores, dirigentes y jugadores. La cuarta final del torneo entre equipos brasileños (es la segunda consecutiva) tiene todos los ingredientes necesarios dignos de un enfrentamiento de máxima calidad en el que incluso se antepone el estilo de juego.

El Palmeiras, que ganó la última final contra el Santos (1-0) en Maracaná, , tiene la posibilidad de enlazar dos títulos, al que no ocurría desde hace 20 años cuando lo logró el Boca Juniors de Carlos Bianchi (2000 y 2001). En los últimos años, en el Palmarés del Verdao también hay el Brasileirao 2018 y la Copa do Brasil 2020. Delante, tendrá el Flamengo vigente bicampeón del Brasileirao (2019 y 2020), supercampeón brasileño (2019 y 2020) y de la Recopa Sudamericana (2020).

DOS ESTILOS CONTRAPUESTOS

Las semifinales han explicitado cuál es la filosofía (antagónica) que practican. El Flamengo es, junto al eliminado At. Mineiro, uno de los dos equipos más exuberantes del continente. Con Renato Portaluppi en el banquillo ha recuperado su ofensividad total, que práctico en 2019 con el añorado Jorge Jesus (ahora en el banquillo del Benfica). El extécnico del Gremio ha vuelto a exprimir al máximo todas las prestaciones del cuarteto que conforman De Arrascaeta, Éverton Ribeiro, Brunho Henrique y Gabigol.

Su superioridad ante el Barcelona de Guayaquil, que se plantó en las semifinales siendo el matagigantes de la competición, fue manifiesta: se impuso por el mismo resultado, 2-0 en Maracaná y 0-2 en el Monumental. Y lo más destacable fue que Bruno Henrique, que incomprensiblemente no es convocado por Tite, marcó dos dobletes.

El Palmerias, en cambio, es el fiel reflejo del fútbol pragmático y reactivo que predica el portugués Abel Ferreira, un discípulo avanzado y desacomplejado de Mourinho. En los duelos contra el At. Mineiro (hasta la fecha era el equipo del año en Brasil y en Sudamérica) tuvo el mérito de neutralizar a un rival netamente ofensivo y creativo. Planteó unas semifinales a mínimos, jugando con la calculadora en la mano, y clasificándose por el valor de los goles en campo contrario: 0-0 en casa, en un partido en el que Hulk falló un penalti, y un 1-1 en la batalla del Mineirao, con un tanto de su estrella Dudu a pase del menino de oro Gabriel Veron. Y el Galo dijo adiós al torneo invicto.

EL FLAMENGO DOMINA LOS DUELOS DIRECTOS

En una etapa en la que los dos finalistas continentales se han erigido como los dos conjuntos más poderosos de Sudamérica llama la atención la diferencia abismal que hay en las confrontaciones directas. Los rubronegros no pierden un partido con el Verdao desde el año 2017: es una racha de nueve encuentros con cinco triunfos y cuatro empate.

Los cariocas han sido capaces de mantener su invencibilidad en estos choques, que ya se han convertido en un clásico durante tres temporadas: la 2018, la 2019 y la 2020.

Y este año, en la segunda edición de la Supercopa do Brasil, incluso el choque decidió un título: el Flamengo acabó victorioso tras una tanda de penaltis en que se llegaron a los 18 lanzamientos entre los dos equipos. Y en el Brasileirao, os cariocas se han impuesto en los dos duelos: 1-0 en Maracaná y 1-3 en el Allianz Parque.

El cara a cara en el estadio Centenario, de Montevideo, será sin duda el más trascendente que nunca hubo entre ambos y en el que ambos protagonistas, conscientes de lo que se juegan, no querrán aferrarse a precedente alguno.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil