Xavi y sus noches 'mágicas' en el Bernabéu

Xavi y sus noches 'mágicas' en el Bernabéu

Xavi Hernández también se divierte en los entrenamientos del Barça enseñando su magnífico toque, el que evidentemente no ha perdido | FC Barcelona

El entrenador del Barça regresará este domingo a un estadio de muy buenos recuerdos para él

En su etapa como futbolista, el egarense registró más conquistas (ocho) que empates (siete) y derrotas (seis) en el templo blanco

El Barça llega al Santiago Bernabéu con una misión clara: frenar en seco la dolorosa racha de cinco derrotas consecutivas ante el Real Madrid. El conjunto blaugrana, en clara tendencia ascendente, visita el estadio del eterno rival con muchos motivos por creer en la gesta. Los culés encadenan once compromisos sin perder y han ganado seis de los últimos siete encuentros que han disputado. Xavi Hernández regresará a un campo de muy buenos recuerdos para él, con ese 2-6 de principios de mayo de 2009 como sublimación de su gran obra en el templo blanco.

Xavi necesitó cuatro años (cinco enfrentamientos) para conocer la victoria en Chamartín. Especialmente amargas fueron sus dos primeras visitas al Bernabéu: solo jugó 45 minutos en su debut (3-0 en contra) y diez en el 2-2 de la siguiente temporada, la 2000/01. Los tres clásicos posteriores no fueron mucho mejor. Fue titular y completó los 90 minutos en todos ellos, pero el balance fue de una derrota (2-0) y dos empates a un tanto. En la campaña 2003/04, sin embargo, vivió su primera gran noche en territorio merengue. Fue decisivo en el duelo en el que el equipo barcelonista dio un golpe encima de la mesa e inició una etapa gloriosa.

Fue el 25 de abril de 2004. El marcador reflejaba un 1-1. Tanto Barça como Madrid buscaban el gol de la victoria. Víctor Valdés tuvo que realizar una gran parada a Zinedine Zidane para evitar el triunfo local. Cuando ya se había superado el minuto 86, Xavi Hernández desató la locura culé. Tras una combinación mágica con Ronaldinho, batió a Iker Casillas con una suave vaselina. Raúl Bravo intentó desviar el esférico, pero no pudo frustrar la primera noche mágica del egarense en el feudo madridista. Esa victoria fue el entrante de varios platos sabrosos para el actual técnico barcelonista.

Una racha histórica

En los siguientes cuatro enfrentamientos en el Bernabéu, el Barça solo ganó uno. Perdió los otros tres (4-2, 2-0 y 4-1, en el que fue expulsado), pero el 0-3 de la temporada 2005/06, con Ronaldinho como principal protagonista –el brasileño fue aplaudido por los seguidores rivales– valió mucho más que tres puntos. A partir de la campaña 2008/09, Xavi encadenó siete clásicos como visitante sin perder: cuatro triunfos (además del histórico 2-6, los catalanes también lograron otras victorias importantes como el 0-2 de la Champions League 2010/11, la del inolvidable golazo de Leo Messi, y el 1-3 de un año después, en el que el ahora entrenador vio portería) y solo dos empates.

En las últimas cuatro visitas del vallesano al estadio del Real Madrid hubo de todo. Un 2-1 en la ida de la Supercopa que obligó a los blaugrana a remontar en el Camp Nou, un 1-1 en unas semifinales de la Copa del Rey que se tiñeron de color blanco y el 3-4 recordado por los tres penaltis señalados, uno convertido por Cristiano Ronaldo y dos por Leo Messi. Xavi no pudo despedirse del campo merengue con un nuevo asalto (3-1), pero aún así finalizó su carrera en los terrenos de juego con más conquistas (ocho) que empates (siete) y derrotas (seis) en casa de su eterno rival, el equipo contra el que más veces se enfrentó (42) entre todas las competiciones.

La debilitación del Barça, en cifras

Los números del Xavi futbolista contra el Madrid fueron de 17 victorias, 12 empates y 13 derrotas. Marcó cinco goles, algunos de ellos muy importantes, y repartió diez asistencias en los 42 clásicos que disputó. Su porcentaje de triunfos fue ligeramente superior al 40%. Desde su adiós del Camp Nou, el Barça ha perdido más enfrentamientos ante los blancos –ocho– que los que ha ganado –seis– o empatado –cuatro–, unas cifras influenciadas también por la progresiva debilitación blaugrana más allá de su figura. En el Bernabéu, los números del conjunto catalán sin el egarense no son nada malos (cinco triunfos y tres derrotas en ocho encuentros), aunque los dos últimos precedentes han sido vencidos por los merengues.

El dato más preocupante tiene que ver con los resultados de los clásicos jugados en el Camp Nou desde la temporada 2015/16, la primera campaña sin Xavi en la plantilla. El feudo barcelonista ha recibido diez veces al Real Madrid… y el Barça solo ha ganado un compromiso. En el resto de ocasiones (cuatro empates y cinco derrotas) los merengues se han llevado un buen resultado de la Ciudad Condal.