Sport.es Menú

Por qué Griezmann brilla más con Francia que con el Barça

Con los 'Bleus' juega de media punta por detrás de Giroud y Ben Yedder

El atacante galo intenta adaptarse a la banda izquierda para completar el tridente con Messi y Luis Suárez

Antoine Griezmann confesó al final del duelo entre Francia y Moldavia que sabía que su adaptación al Barça sería dura | Goal France

Francia vuelve a estar rendida a Antoine Griezmann después de que el delantero del FC Barcelona ofreciera su mejor versión frente a Albania (0-2) marcando un gol y dando una asistencia. Mientras la prensa gala saludaba el 'regreso' de una de las estrellas de los 'Bleus', en el Camp Nou todavía esperan que el Principito ofrezca su mejor versión y él pide paciencia.

Sería injusto decir que Griezmann no ha rendido con la camiseta blaugrana. Ernesto Valverde ha recurrido de manera regular al delantero galo que ha aportado 4 goles y 3 asistencias en sus 15 apariciones -solo descansó en el Barça-Sevilla.

Antoine intenta adaptarse a marchas forzadas a un nuevo estilo de juego, a un vestuario que lo va aceptando de manera paulatina y a un tridente junto a Leo Messi y Luis Suárez llamado a deslumbrar pero que por las circunstancias solo ha funcionado a la perfección en contadas ocasiones, como el Eibar-Barça (0-3).

En esa jornada marcaron los tres y en el caso de Griezmann, además, dio una asistencia y se multiplicó en defensa y ataque. Ahora acumula cinco partidos en los que no ha visto portería ni ha completado un pase decisivo.

Una sequía que con los 'Bleus', hasta el Albania-Francia, era de siete encuentros: no marcaba desde amistoso ante Bolivia del 2 de junio (2-0, un gol y una asistencia), y en choque oficial desde el 25 de marzo (un gol y una asistencia en el 4-0 a Islandia). Aunque con un matiz: en esos siete encuentros con el equipo de Didier Deschamps, no había marcado pero había repartido seis asistencias.

ADAPTARSE A LA BANDA

Y es que aquí puede radicar una de las dificultades que Griezmann está encontrando en el Camp Nou. Como blaugrana tiene que adaptarse a la banda izquierda, con lo que solo debe perfilarse para trazar la diagonal desde la banda -el carril es para Jordi Alba.

En cambio, con Francia suele jugar más centrado por detrás de los delanteros, sino que por delante tiene todo el frente del ataque para progresar con el balón, asistir o pisar área a la búsqueda del remate. Además de lanzar las faltas...

Efectivamente; su papel en Francia es muy similar al que desempeña Leo Messi, quien lo ejerce por derecho propio -talento y galones- en el Barça, en Argentina y en cualquier equipo en el que se enfunde la camiseta.

Por tanto Griezmann, como tantos otros, tiene que adaptar su juego y su calidad al habitat futbolístico barcelonista, muy distinto al de Francia y aun más al del Atletico, los equipos en los que ha brillado hasta ahora.

LA PRUEBA DEL ALGODÓN

Basta repasar algunas de las valoraciones de los principales medios de comunicación franceses sobre el rendimiento de Griezmann en el Albania-Francia, en las que remarcan que se situó por detrás de Olivier Giroud y Ben Yedder, para comprobarlo:

L'Equipe (8 puntos sobre 10) destacó que además de lanzar una buena falta para el gol de Tolisso y marcar él mismo con la derecha, estuvo "disciplinado y clarividente", "acelerando el juego de ataque desde la mediapunta". 

Eurosport (8) hablaba de un "recital fantástico" en el que "caminó sobre el agua" destacando que fue "ubicuo en el campo" , esto es con libertad de movimientos. Valoran también un sprint de 30 metros de Griezmann "después de recuperar el balón en un córner y ofrecer una asistencia a Giroud que tiró al poste (73')".

Le Parisien (8,5) concluía que "sus brillantes estadísticas no son suficientes para resumir una noche en la que multiplicó las 'delicatessen'" y lo calificó como "brillante".

Y France Football (8) valoró que "cuando juega así, brilla y hace brillar a los demás", dando con la clave: "Posicionado como un verdadero creador de juego detrás del dúo Ben Yedder - Giroud, el director del juego francés lo ha hecho todo bien, o casi".

¿Cuándo verá la afición blaugrana esta versión de Griezmann? Quizás ese momento esté más cerca de lo que pensamos, pues el fútbol son también dinámicas y estados de ánimo, combinadas con el talento y la conexión entre futbolistas. El Barça necesita al mejor 'Grizzie'.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil