El once de Koeman pende de Piqué

Gerard se entrenó este viernes sin problemas en La Cartuja, pero lleva mes y medio sin competir

Griezmann será la gran novedad de un equipo que volverá al 4-3-3, el dibujo habitual ante el Athletic

El último entrenamiento del Barça antes de la final de la Copa del Rey | EFE

El parón de selecciones no ha sentado bien al Barça. Antes de los compromisos internacionales, Koeman había encontrado la estabilidad y el buen juego a través de un sistema con tres centrales que inquietó al PSG en la Champions y goleó a la Real Sociedad en Anoeta. Pero como nada es fácil esta temporada, Sergio González mostró los puntos flacos del dibujo para que Zidane se aprovechara de ello. Ante el Valladolid regresó Koeman a los orígenes (4-3-3) y llegó a tiempo para sumar tres puntos, pero ante el Madrid la ejecución del mismo plan no funcionó.

La primera duda

Todo ello ha generado ciertas dudas sobre la apuesta que el técnico elegirá ante el Athletic en la final de Copa. Las pistas (cambió a Dest al descanso en el clásico) insinúan que optará por una defensa de cuatro hombres con Mingueza en la banda derecha y Jordi Alba en la izquierda. Óscar da la sensación de ofrecer mayor seguridad defensiva que el holandés, que se alejaría del centro de la defensa, donde Lenglet parece tener un sitio asegurado y busca pareja. Lo lógico sería que Araujo, algo falto de ritmo ante el Madrid, repitiera porque Gerard Piqué no ha vuelto a jugar desde el 3 de marzo (hace mes y medio) en la vuelta de las semifinales de Copa ante el Sevilla. Fue clave marcando el 2-0 que forzó la prórroga en el descuento y Koeman aseguraba ayer que está listo para jugar. Si está al cien por cien, estará en el once; si no juega, mala señal porque significaría que aún no está listo para un partido de tanta exigencia. De lo que no hay duda alguna es que este viernes se entrenó con total normalidad en La Cartuja. Como también lo hizo Ronald Araujo, que será titular si Gerard no juega de inicio.

Piqué se entrenó sin problemas sobre el césped de La Cartuja

| VALENTÍ ENRICH

De Jong, de interior

El esquema en el centro del campo con cuatro atrás volverá a ser el formado por Busquets en el pivote, Pedri en el interior zurdo y De Jong en el derecho, una posición en la que ha demostrado tener mucha llegada. Pese a su rendimiento notable en el centro de la defensa, su fútbol brilla más en la medular, sobre todo en un 4-3-3, como se vio en Valdebebas durante la segunda mitad del clásico. Los tres, apoyados en la movilidad de Leo Messi, serán los encargados de dominar el partido ante un Athletic que, con Marcelino, apuesta siempre por el 4-4-2. El ‘10’ del Barça, como siempre será clave.

El Athletic y el Barcelona lucharán por conquistar la Copa

| MARC CREUS

El regreso de Griezmann

El delantero francés, cuyo papel en la Copa ha sido muy importante, fue el autor de los dos goles ante los vascos en la final de la Supercopa de España disputada el pasado 17 de enero en el mismo escenario. No jugó el clásico, pero, tras variar Koeman el sistema en la segunda mitad, Griezmann ayudó a encerrar a los de Zidane en su área. Todo apunta a que volverá al once inicial para disputar la final. Su ausencia en el once sería la señal de que el Barça vuelve a salir con tres centrales. Dembélé, por su parte, completaría la alineación blaugrana y suya sería la responsabilidad de desordenar la defensa del Athletic.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil