Mateu gana la partida en los fichajes

Mateu gana la partida en los fichajes

NGolo Kanté completó un grandísimo partido ante el Manchester City dejando salvadas épicas como las del vídeo | sport

El área deportiva, dirigida con muchísimo poder por Mateu Alemany, tiene relación directa diaria con Xavi Hernández y Joan Laporta

Mateu tiene atados a un jugador por línea. Íñigo Martínez para la defensa, Kanté para el centro del campo y prácticamente a Moukoko para la delantera

Las famosas cumbres que se elevan a noticias de relumbrón en el Barça ya no existen. El área deportiva, dirigida con muchísimo poder por Mateu Alemany, tiene relación directa diaria con Xavi Hernández y Joan Laporta para abordar cualquier operación del primer equipo, ya sea alta o baja. El contacto es constante, por lo que la planificación es perfectamente clara en todos los estamentos deportivos.

Todos querían firmar un lateral derecho en este mercado de enero e, incluso, avanzar la llegada de un atacante y un mediocentro, pero la normativa de LaLiga no lo permite. Mateu lleva meses avisando que pintan bastos y por su cuenta ha ido cerrando jugadores libres para junio con la certeza de que no se podrá invertir un euro. Mientras otros sueñan, él tiene los pies en el suelo y su planificación acabará imponiéndose en el diseño del futuro del Barça.

Mateu sabe de las necesidades de Xavi y de sus deseos, pero también entiende de números y es casi el único en el club que mantiene una relación fluida con Javier Tebas, presidente de LaLiga. El director del área de fútbol lleva meses advirtiendo que ni palancas ni leches. Que en enero no se podrá fichar y que en verano pintan bastos. Entiende que Xavi quiera lo mejor de lo mejor, pero no será posible. El esfuerzo se hizo el pasado verano y ahora hay que ser listo. Buscar jugadores de calidad a coste cero y a tirar. No queda otra porque la plantilla solo necesita retoques.

Y en esas está Mateu, cuadrando números para inscribir ahora los contratos nuevos de Gavi, Araujo y Balde, cuando se anuncie la renovación pactada. Y ojito al uruguayo porque si esto no se arregla, la cosa se complicará. Porque entiende que pagar por suplentes como Ferran Torres y Raphinha -vaya dos errores- y él no poder tener el contrato pactado y firmado es un tema de órdago. Y pueden pasar cosas. Mateu está en eso y en que Xavi comprenda que operaciones como las de Zubimendi son absolutamente imposibles tal y como está el Barça. Más quisieran tener la solvencia financiera para firmar lo deseado.

La teoría de Mateu ha acabado ganando y sus gestiones de futbolistas a coste cero son las que acabarán fructificando. En silencio tiene atados a un jugador por línea. Íñigo Martínez para la defensa, Kanté para el centro del campo y prácticamente a Moukoko para la delantera. En su hoja de ruta, tal y como está el club, está remarcado el traspaso de algún jugador con un ingreso millonario. Mateu tiene claro hace mucho tiempo quién debe ser ese nombre y el tiempo le acabará dando la razón porque no hay otra salida. Otra cosa son las buenas palabras que salgan del club.