Sport.es Menú

Horas clave en la 'operación Rodrigo'

Llegaría como cedido pero el Valencia aprieta para asegurarse un ingreso de 55 millones antes de junio

El Barça quiere vincular dicha opción a objetivos, tanto individuales como colectivos

Rodrigo no se pronuncia sobre su futuro | Superdeporte

Todo apunta a que Rodrigo Moreno se convertirá en jugador del Barça en los próximos días, salvo cambio de guión: su club, el Valencia, se tomó incluso la molestia de desplazarse ayer a Barcelona para intensificar las negociaciones.

El presidente del club ‘che’, Anil Murthy, se reunió con los responsables del Barça en un encuentro en el que también habría participado el ‘superagente’ Jorge Mendes, hombre de confianza de Peter Lim, propietario del Valencia. 

Las conversaciones deberían desembocar en un acuerdo para que el delantero hispanobrasileño sea jugador del Barça hasta junio y en calidad de cedido. 

Acabada la temporada existiría una opción de compra que es el punto clave de la negociación: necesitado de liquidez, el Valencia quiere asegurarse un ingreso fijo antes del 30 de junio y como tal, insiste en que esa opción (por valor de 55 millones de euros) sea obligatoria. 

Pero el Barça prefiere ser más prudente y esperar a comprobar el rendimiento del jugador. En ese sentido, el club catalán intentará que la opción de compra solo sea obligatoria si se cumplen una serie de condiciones de rendimiento, tanto en lo personal como en lo colectivo: a mayor participación y mejor rendimiento de Rodrigo, más opciones de que el Barça ejecute esa opción. Los títulos que logre el equipo también serían decisivos

El precio de la cesión de Rodrigo no supondrá un problema porque Barça y Valencia están de acuerdo en que se descontará de esa opción de compra de 55 millones: sería una especie de adelanto de la misma.

el barça, contra el reloj

Los plazos, sin embargo, sí que pueden convertirse en un obstáculo para el Barça: el mercado de invierno concluye el próximo sábado y el tiempo corre en contra del club azulgrana, que necesita saber cuanto antes si la ‘operación Rodrigo’ sigue adelante o se queda por el camino.

En ese caso, si se frustra la posibilidad de que Rodrigo sea azulgrana, el Barça activaría con premura su ‘plan B’. Para intentar no quedarse en fuera de juego, el Barça tiene una alternativa de mercado que de momento ha podido trabajar en secreto y sin que trasciendan demasiados detalles. 

La prioridad de la dirección deportiva es Rodrigo, un jugador que apunta a titular en la Eurocopa y cuyo futuro podría comprometer el futuro de otros jugadores del Barça. El club azulgrana estaría abierto a incluir en la ‘operación Rodrigo’ a otros jugadores con cartel y proyección de futuro que no tienen sitio en el primer equipo, caso del lateral derecho Mousa Wague (con ficha del primer equipo pero cuya presencia ha sido residual), pero también del delantero valenciano del filial Abel Ruiz, habitual en las categorías inferiores de la selección.

Este último, en cambio, parece tener la puerta cerrada, ya que el Valencia ultima la incorporación del recambio de Rodrigo: será un viejo conocido de Mestalla y con pasado azulgrana, Paco Alcácer, que llegaría al Valencia como cedido por el Borussia de Dortmund. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil