Sport.es Menú

La hora de Neymar

Ya ha dejado clara su postura al PSG y saldrá a la palestra expresando su deseo de volver si hace falta desencallar la negociación

El delantero mantendrá silencio hasta que Brasil acabe su participación en la Copa América

El brasileño está cerca de volver al Barça, ahora falta un gesto público que le ayude a acercarse aún más | Laia Cervelló

El regreso de Neymar al Barça avanza a pasos agigantados. El club blaugrana ha visto la posibilidad real de cerrar la operación y se ha lanzado en tromba para conseguir el fichaje de un futbolista que subirá el nivel ofensivo del equipo.

El Barça lleva tiempo hablando con el jugador y ya ha conseguido un preacuerdo para las próximas cinco temporadas. La negociación se centra, ahora, con el PSG y eso es más complicado.

En el Camp Nou pidieron al jugador un gesto público para facilitar sus gestiones y parece que Neymar está en disposición de hacerlo si fuera preciso, aunque la previsión es que no sea hasta la próxima semana.

El timming marcado por el Barça se está cumpliendo a la perfección a pesar de que se trata de una operación de alto voltaje. El club blaugrana recogió el guante del jugador -que se ofreció para volver- y montó un operativo para iniciar las conversaciones con el PSG.

En estos momentos, el Barça ha dado pasos para poder llegar a un entente, pero realmente la negociación es complicada y puede requerir del esfuerzo de todas las partes. Y, ahí, es dónde Neymar puede echar un cable decisivo.

El brasileño ya ha expresado su voluntad de forma interna. Antes de irse de vacaciones le comunicó al PSG que no deseaba volver a París y que hicieran todo lo posible para venderle este mismo verano.

El divorcio entre el jugador y el club parisino es total y así lo demostraron las declaraciones de su presidente, Nasser Al Khelaifi, abriendo la puerta a Neymar.

El brasileño también le dejó claro al Barça que su deseo era jugar única y exclusivamente en el equipo blaugrana, por lo que iba a rechazar cualquier tipo de negociación con otros clubs europeos.

No interesa un culebrón

La cuestión, en estos momentos, está en el posicionamiento que tome el PSG ante la oferta blaugrana. El Barça quiere pagar una cantidad limitada de dinero más el traspaso de Coutinho para repescar a Neymar.

Las negociaciones las dirigen los intermediarios, Pini Zahavi y Kia Joorabchian, que mantienen una relación fluida con los dos clubs.

Tanto al Barça como al PSG les interesa que todo se aclare con celeridad, para bien o para mal, aunque son conscientes de que hay muchos flecos de por medio por tratar.

Las conversaciones pueden pasar por momentos complicados, por lo que la aparición de Neymar podría resultar decisiva en el caso que se necesite desencallarla.

Neymar tiene muy claro sus deseos y está plenamente informado de todos los movimientos que se están dando para formalizar su venta. Ha guardado silencio a la esperanza de que todo se resuelva con un buen entente entre los dos clubs.

El Barça sí que le ha pedido ese último gesto, pero Neymar no tiene previsto hablar antes de que Brasil acabe la participación en la Copa América por respeto a sus compañeros de selección. Su más que posible salida del PSG ha protagonizado un auténtico revuelo mediático y no quiere interferir en la competición de la seleçao.

Hay mucha expectación con lo que pueda decir Neymar. Por ahora, tanto él como su entorno han tenido un perfil muy, muy bajo. Pero el crack brasileño sabe que debe jugar esta última carta. Sus excompañeros en el Barça también están muy pendientes de todo lo que sucede y le están alentando para regresar. Todo se está encaminando hacia un final que tiene que llevarle de vuelta a Barcelona.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil