Sport.es Menú

El Guangzhou insiste en Malcom

El club chino ha comunicado al Barça que presentará una nueva oferta en los próximos días por el extremo brasileño

El jugador es intransferible a día de hoy, pero el mercado del gigante asiático se cierra el 28 de febrero, cuando el Barça ya podría tener la Liga sentenciada

 El brasileño anotó el 3-0 con la testa | LALIGA

Malcom es intransferible, es una apuesta de club y hay plena confianza que este futbolista joven y de gran proyección acabe triunfando en el Camp Nou. Esta es la respuesta que la secretaría técnica ha dado a todos y cada uno de los clubes e intermediarios que, en este mercado invernal, han llamado (y siguen haciéndolo) a la puerta del Barcelona para conocer la situación del extremo de Sao Paulo, uno de los integrantes de la primera plantilla con menos minutos de juegos en lo que llevamos de temporada.

De momento, la única oferta en firme que el club catalán ha recibido por Malcom es la del Guangzhou Evergrande, de la Super Liga china, que puso encima de la mesa 50 millones de euros, ocho más de lo que los blaugranas pagaron en verano al Girondins en una operación relámpago.

El equipo que entrena Fabio Cannavaro está buscando un delantero que desequilibre en banda. Con la salida de Ricardo Goulart, cedido al Palmeiras, el Guangzhou ha liberado una ficha para extranjeros y la dirección del conjunto asiático quiere completarla, apostando, como ha hecho en los últimos años, por futbolistas brasileños.

En los últimos meses, el Guangzhou se ha fijado (y ha negociado) con Dudu (Palmeiras), que era la opción preferida. Al final, sin embargo, todo apunta que el mejor jugador del Brasileirao 2018 seguirá en su país, donde en este 2019 intentará el asalto a la Libertadores. La lista de candidatos de los chinos se ha reducido a dos futbolistas de un mismo perfil: Malcom y David Neres (Ajax), dos extremos nacidos en 1997 y salidos del Corinthians y del Sao Paulo respectivamente.

Ejecutivos del Barça y del Guangzhou se han reunido las últimas semanas para liquidar el traspaso de Paulinho, por el que el Barcelona ingresó a principios de este mes 42 millones de euros. Aprovechando esta vía de comunicación, los dirigentes asiáticos presentaron una primera oferta en firme por el delantero paulista que alcanzó los 50 millones.

La negativa blaugrana no ha significado que la carpeta Malcom se cierre definitivamente. La secretaría técnica ya sabe que en los próximos días, el Guangzhou volverá a la carga con una nueva oferta.  Mientras tanto, los chinos han empezado a negociar con el Ajax, por David Neres (que tiene el mismo agente que Paulinho), en un momento en que Marc Overmars, director deportivo del club de Ámsterdam, ha puesto a la venta sus principales activos futbolísticos, como los cacareados De Jong y De Ligt, o el propio Neres. El objetivo del Ajax es hacer caja, recoger los máximos recursos financieros posibles para planificar un nuevo proyecto deportivo para la campaña 2019-20, que mantendrá la filosofía de nutrirse de canteranos y de jóvenes valores, principalmente provenientes de Sudamérica.

Nubarrones en el futuro de Malcom

La continuidad de Ernesto Valverde, que Josep Maria Bartomeu confirmó en exclusiva a SPORT, pone en entredicho el futuro de Malcom, de cara a la próxima temporada. A tenor del limitado presupuesto para nuevos fichajes que maneja la secretaría técnica (que obligará incluso a vender alguna ‘patum’), no es descabellado pensar que el Barcelona ponga en el mercado a los futbolistas que juegan menos asiduamente, como ya hizo diligentemente el último verano con los DigneAndré GomesYerry Mina...   

Los acontecimientos pueden precipitarse ya en las próximas semanas con escenarios deportivos optimistas, pero factibles de ocurrir. En un mes, el Barcelona, por ejemplo podría tener liquidada la Liga, lo que no sería una sorpresa viendo los desfallecimientos del Madrid post Cristiano Ronaldo y al Atleti de Simeone cada vez más desgastado físico y mentalmente. En esta tesitura, Valverde podría dar minutos de refresco a jugadores que ahora están en el filial y por los que, en principio, no tendría la obligación de apostar esta temporada. Por tanto, el rol de Malcom, como oxigenador, perdería en principio trascendencia.

Tener en la plantilla a un futbolista que no cuenta en estos momentos con la confianza del técnico, sabiendo que tiene un precio de mercado en China, que puede superar los 50 millones de euros, es un lujo deportivo y financiero para el Barcelona.  

El Guangzhou se mantendrá firme para que Malcom se una a legión ‘brasuca’ que ya conforman Paulinho, Alan y Talisca. Hasta el 28 de febrero, el debate sobre el futuro inmediato del ex del Corinthians estará en abierto.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil