El Barça busca una solución para Riqui Puig

El Barça busca una solución para Riqui Puig

El de Matadepera solo ha jugado 25 minutos en los últimos 23 partidos

El club sabe que será difícil traspasarle y podría darle la carta de libertad

El Barça puede tener un problema este verano con Riqui Puig. El de Matadepera no cuenta para la dirección deportiva y el club entiende que debe salir, pero el jugador siempre se ha resistido a marcharse porque su deseo siempre ha sido triunfar en el equipo de su vida, al que llegó con catorce años. Ronald Koeman ya le recomendó una salida en el verano del 2020, pero el jugador decidió quedarse en el Camp Nou. Tras la destitución del neerlandés y la llegada de Xavi al banquillo, se esperaba más protagonismo de Riqui Puig, pero el de Matadepera tampoco ha contado para el cuerpo técnico.

Los números así lo confirman. La noche de Reyes fue mala para Riqui Puig. El Barça jugó en Linares y el egarense fue titular. Xavi le cambió al descanso. Desde entonces, solo ha jugado 25 minutos. Ha jugado el Barça desde aquel día 23 partidos oficiales. Riqui ha estado disponible en todos ellos, pero solo ha participado en dos. Jugó ocho minutos contra el Nápoles y diecisiete ante Osasuna. Contra los navarros, marcó el único gol que ha conseguido este curso, en el que ha disputado un total de 380 minutos repartidos en catorce partidos.

EL PROBLEMA

“Riqui Puig debe salir sí o sí este verano”, explican desde el club. La estadística así lo aconseja, pero es que también debe dejar su ficha libre a alguno de los refuerzos que deben llegar para mejorar la plantilla de Xavi. Y aquí es donde puede aparecer el problema. El de Matadepera tiene pocos pretendientes. Apenas dos o tres clubs se han interesado por sus servicios y pocos están dispuestos a pagar su sueldo. Además, los interesados buscan una cesión, mientras el Barça opta por un traspaso, pues Riqui Puig acaba contrato el 30 de junio del 2023 y quedaría libre tras acabar el préstamo.

Una opción es la de liquidar el contrato del centrocampista y darle la carta de libertad. Otra posibilidad que ya se hizo con algún otro jugador en el pasado, es la de renovar su contrato por una temporada más y ceder al jugador, aunque esta opción no es del agrado de la dirección deportiva. Sea como sea, dependerá de la decisión que acabe tomando el jugador.

Temas