"La culpa es de Cruyff"

HISTORIA SPORT

"La culpa es de Cruyff"

Xavi Hernández está exprimiendo al máximo estos primeros días como entrenador
Xavi Hernández está exprimiendo al máximo estos primeros días como entrenador | FCB

Tras ver lo sucedido con Johan y Guardiola, el culé espera que la historia de éxito continúe

El fichaje de Xavi, hijo de la mirada cruyffista y heredero de la evolución de Pep, ha recuperado la ilusión del barcelonismo

Johan Cruyff implantó su método en 1988 y el Barcelona se convirtió en la referencia mundial. Su discípulo, Pep Guardiola, sublimó la idea y, ya en el siglo XXI, llevó al Barça a la cima del fútbol. Mañana debuta Xavi, la tercera generación de técnicos con una cultura de juego orgullosamente barcelonista. ¿Habrá también continuidad en los éxitos?

El documental ‘El último partido. 40 años de Johan Cruyff en Cataluña’ (Bonita Films, 2014) reunió en una mesa a Johan Cruyff y Xavi Hernández, por entonces, jugador del Barça. Su director, Jordi Marcos, eligió para su trabajo aquello que consideró oportuno pero muchas perlas de la charla se quedaron sin ver la luz. La semana pasada el canal de deportes de TV3, Esport3, tuvo el acierto de recuperar la conversación entera en un programa titulado ‘Xavi, la herencia continua’. Si no la han visto, por favor, recupérenlo y disfruten de la conversación de ambos.

En ella, Xavi acusaba a Johan de ser el culpable, entre otras cosas, de su pasión por el fútbol. “Gracias a tu idea y a la revolución que lideraste en el Camp Nou el barcelonismo ha sido muy feliz, y jugadores como yo hemos podido disfrutar de este maravilloso deporte y de este club único”, le dijo Xavi a Cruyff. Tras ver lo que sucedió con Johan y después con Guardiola, el culé espera que la historia de éxito continúe. El fichaje del técnico de Terrassa -sin duda, hijo de la mirada cruyffista y heredero de la posterior evolución de Guardiola- ha hecho recuperar la ilusión de un barcelonismo necesitado de alegrías.

Maestro Johan: no caer en el olvido

Las ideas de Cruyff enamoraron a la afición pero, también, a sus futbolistas. El holandés fue el típico profesor popular que, a pesar de sus rarezas, tocaba la flauta y los jugadores le seguían. En ocho temporadas, de 1988 a 1996, Johan hizo jugar a 76 futbolistas de los cuales 67 se han dedicado al fútbol tras superar su etapa de jugador.

¡67 de 76! ¡El 88’1%! No existe en el fútbol mundial un caso igual. Cruyff supo trasladar a sus futbolistas el amor por este deporte y les dio unas magníficas herramientas de conocimiento para poder jugar, primero, y para tratar de enseñar, después. A pesar de que la relación que hubo entre futbolistas y entrenador presenta múltiples situaciones, el impacto de los futbolistas tras escuchar el mensaje de Johan Cruyff es indiscutible. Sin embargo, no todos han podido ejercer su nueva profesión con resultados positivos.

Hay 28 jugadores que, con más o menos éxito y duración, han podido entrenar en la Primera División de diferentes países entre los que destacan Pep Guardiola, Ernesto Valverde y Ronald Koeman, que han entrenado al Barça, y Julen Lopetegui, que lo ha hecho en el Real Madrid y la selección española.

También hay diez directores técnicos, incluidos Txiki Begiristáin, Andoni Zubizarreta y Robert Fernández que mandaron en Can Barça, y directores del fútbol base, segundos entrenadores, técnicos de porteros, representantes y por haber, hasta dos presidentes de club, Delfí Geli, del Girona, y Gica Popescu, del Virtorul Constanta rumano, y también algún que otro asesor presidencial, como Luis Figo o Romerito.

A modo de curiosidad, los nueve jugadores que no quisieron seguir en el fútbol desde dentro son Ekelund, Escaich, López Rekarte, Nando, Romário, Salva y Sergi López, más Lineker y Salinas, que no trabajaron para clubes pero sí hablando de fútbol en los medios de comunicación.

El discípulo Guardiola

Sin duda, el actual entrenador del Manchester City es el alumno más aventajado del gran Johan. Hoy Guardiola es considerado -quizás desde hace ya una década- el mejor técnico del mundo. Su pasión por el fútbol, según sus propias palabras, son herencia de su maestro, pero su obsesión por evolucionar hasta la excelencia lo llevaron a mejorar la idea hasta convertirla en cultura innegociable.

Y la historia continúa. A pesar de que la gran mayoría de los 56 jugadores que alineó en sus cuatro años de entrenador del Barça (2008-2012) siguen en activo, ya hay trece con ganas de ruido. Eric Abidal ha sido Director Deportivo del Barça, y Thierry Henry, Gabi Milito y Sylvinho ya han entrenado en Primera división. Y, por supuesto, Xavi, que mañana va a firmar el día 1 de la tercera generación cruyffista en el F. C. Barcelona.

La hora de Xavi y el futuro

Sin embargo, el barcelonismo espera que la idea genial de Cruyff tenga todavía mucho recorrido. ¿Va a ser Piqué presidente del Barça? ¿Van a liderar la Dirección deportiva Leo Messi o Carles Puyol? ¿Se van a sentar en el banquillo del Camp Nou Andrés Iniesta o Sergio Busquets? 

Todos han manifestado su interés y, desde luego, a todos se les adivinan cualidades. De momento, todas las miradas apuntan a Xavi Hernández y quizás de su éxito dependa la llegada de sus excompañeros en el Pep Team. Tiempo al tiempo.