¿Por qué el Barça no se desmarca de la Superliga?

El club azulgrana respalda gran parte de las reivindicaciones que pone de manifiesto la Superliga

El Barça no quiere romper relaciones con nadie, pero entiende que ha llegado el momento de que UEFA y FIFA cedan

El presidente de la SuperLiga fue entrevistado en el Chiringuito y fue preguntado por cómo fue la negociación con el FC Barcelona | El Chiringuito

Son muchos los que en las últimas horas se están preguntando por qué el Barça no se ha desmarcado todavía de la Superliga, una competición tocada de muerte tras toda la polémica desatada. El club azulgrana no quiere precipitarse ni tampoco transmitir que se desalinea de un descontento real tanto con la UEFA como con la FIFA. Al Barça no le importa si la nueva realidad se llama 'Superliga' o de cualquier otra forma. No se trata de un pulso de orgullo. Desde la entidad catalana están abiertos a sentarse a hablar con quien sea, pero sin que eso se confunda con una supuesta resignación. Más bien todo lo contrario: el club entiende que las reglas del 'juego' tienen que cambiar. Y tienen que cambiar ya.

Un par de horas después de publicar esta información, Joan Laporta puso voz a esta información, ratificando estas ideas. El Barça no es ajeno a toda la presión que hay para que emita un comunicado desmarcándose del proyecto de la Superliga. Sin embargo, desde el club azulgrana creen que dicha acción podría verse desde la UEFA como una rectificación. Como si, de un día para otro, el Barça se bajara de una larga lista de situaciones que considera injustas e intolerables. Dicho en otra palabras, el problema no son ni la UEFA ni la FIFA, sino su modo de proceder y sus privilegios desorbitados.

El club defiende que, en el marco económico actual, que la UEFA se quede el 40% de los beneficios está fuera de lugar. Además, son los citados organismos los que hacen y deshacen el calendario a su antojo. Todo esto sin tener en cuenta que a los protagonistas de este negocio, los jugadores, quienes les pagan son los clubes. De ahí que el Barça tenga claro que los equipos deben incrementar su poder a la hora de decidir si ceden o no a sus jugadores para torneos internacionales. "¿Por qué tenemos que estar siempre condicionados a lo que exijan UEFA y FIFA?", protestan desde Can Barça.

Joan Laporta se mantiene de momento alejado de los focos

| VALENTÍ ENRICH

En los próximos días, el club azulgrana se pronunciará. Lo hará para tratar de poner orden a su postura. Con o sin Superliga, en Aristides Maillol quieren que se aborde desde ya todo este sinfín de situaciones perjudiciales para los grandes clubes de Europa. Es decir, el tiempo para las palabras acabó y ahora toca que UEFA y FIFA acepten la que debe ser la nueva realidad.

BUENA RELACIÓN CON CEFERIN

En las últimas semanas y también días, los contactos entre Joan Laporta y el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, han sido frecuentes. El máximo mandatario azulgrana ha transmitido a su homólogo en la UEFA cómo está el club y las necesidades económicas que tiene. No solo el Barça, sino el 99% de los grandes equipos del Viejo Continente. Laporta ha trasladado a Ceferin el convencimiento de que si los principales clubes de Europa se van a pique, también lo harán como consecuencia el resto de equipos 'menores'.

La relación entre Laporta y Ceferin es buena y lo demuestran las recientes palabras del esloveno. "El que menos me ha decepcionado es el Barça. Laporta llegó a la presidencia hace dos meses y poco podía hacer", ha dicho el dirigente. Y es que, mientras la UEFA entienda que debe recular en sus ambiciones, el presidente azulgrana mantendrá siempre una actitud constructiva y conciliadora. De lo contrario, el club seguirá el camino que considere necesario. Lo único que busca Laporta es lo mejor para el Barça.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil