El Barça borra al Madrid y se proclama campeón de la Liga Endesa

Los azulgrana vuelven a reinar en la competición liguera siete años después tras neutralizar al Madrid desde el primer minuto (92-73)

Nikola Mirotic fue clave en la victoria (27 puntos) elegido el MVP, junto a un Nick Calathes que anotó y dirigió con maestría al equipo (15 puntos y 7 asistencias)

El Barça ha tumbado al Real Madrid en el segundo partido de la final de la Liga Endesa y se proclama campeón | FCB

El Barça se proclamó campeón de la Liga Endesa después de borrar al Madrid en el segundo partido de la final en el Palau (92-73) en un duelo donde los blaugrana mostraron mucho más deseo y energía que los blancos, para sentenciar el título.

FICHA TÉCNICA

Liga Endesa

FCB

92-73

MAD

Barça, 92

(26+22+29+15): Calathes (15), Higgins (4), Hanga (2), Mirotic (27), Davies (6)- cinco inicial-, Higgins (4), Kuric (12), Hanga (2), Bolmaro (3), Smits (6), Gasol (11), Abrines (6), Westermann (0), Oriola (0)

R.Madrid, 73

(15+15+25+17): Alocén (11), Abalde (15), Taylor (5), Garuba (4), Tavares (12) -cinco inicial-, Tyus (9), Vukcevic (0), Causeur (6), Rudy (0), Poirier (4), Carroll (6). llull (0),

Arbitros:

Antonio Conde, Emilio Pérez Pizarro y Luis Miguel Castillo

Incidencias:

Segundo partido de la final de la Liga Endesa en el Palau, ante 1000 espectadores.

Un gran Nikola Mirotic (27 puntos y 35 de valoración) lideró al Barça al ansiado título de Liga con el premio de MVP, dominando con claridad al conjunto de Pablo Laso, que acaba la temporada sin ningún título importante, por primera vez desde que el vitoriano llegó al banquillo.

El Barça cierra una temporada sensacional, con los títulos de Copa y Liga. La espina sigue siendo la Euroliga a la que se quedaron a un triunfo de lograrla Sin duda, un excelente para este equipo que pone el broche de oro a la primera campaña de Jasikevicius en el banquillo blaugrana.

El Barça, un ciclón

El Barça salió como un ciclón, consciente de que la Liga estaba muy cerca y la mejor manera de demostrar que se acababa en el Palau, era dejar claro al Madrid que las iba a pasar canutas desde el primer minuto.

¡Y qué exhibición del equipo de Saras en los primeros 10 minutos! Con una ambición descomunal y una defensa asfixiante, los azulgrana arrancaron con un 7-0 que definía el carácter blaugrana, ante un Madrid con muchas dudas y caras de muy poca confianza.

El Barça no fallaba nada y con un magnífico Calathes dirigiendo y anotando (9), se iban pronto de 11 (16-5) ante la mejor versión azulgrana, donde también aportaba un aguerrido Davies. Con un 7 de 7 del Barça, Laso tuvo que pedir tiempo, en un Palau que era un festival. “¿Quereis participar del show del Barça”? les decía indignado su entrenador.

Mirotic ofreció su mejor imagen en el segundo partido de la final

| JAVI FERRANDIZ

A velocidad de crucero

El Madrid, tras la arenga de Laso, trató de aguantar a base de triples, pero los azulgrana iban a velocidad de crucero para cerrar un primer cuarto de lujo, quizá el mejor en conjunto de todo el play-off (26-15).

Laso propuso una zona, y el Barça ya no atacaba con la misma lucidez. Pero el acierto blanco no era para echar cohetes, y eso benefició a los de Jasikevicius que supieron mantener el control gracias a una defensa supina  que incluso les llevó a una máxima de 16 (35-19).

Barça seguía defendiendo a un Madrid que no encontraba tiros fáciles y tampoco Tavares era determinante, bien frenado en el rebote. Los blaugrana estaban cómodos y salían con velocidad, forzando faltas y tiros libres con un gran Mirotic (14) para ir sumando y ampliar la renta a 18 (43-25).

Final encarrilada del Barça

La final estaba más que encarrilada al descanso (48-30) aunque había que rematarla en el tercer cuarto, antes de que los blancos acaben viendo la tarea imposible.

El Madrid salió con mayor determinación en el tercer cuarto, pero el Barça lograba anotar con un Mirotic, que al fin, mostraba toda su calidad (56-36). El duelo estaba encarrilado, y no dio la sensación que los blancos podían recuperar la diferencia. Muy justitos de fuerzas, solo el Barça era el único que podía dejar escapar la final.

Y ese ligero relajamiento del Barça lo aprovechó el Madrid para su mejor parcial (0-9), que le acercó a 13 (66-53). Pero solo fue un pequeño respiro, porque entonces apareció Pau Gasol, con cinco puntos consecutivos, parcial de 8-0 y el Barça cerraba el tercer cuarto sintiéndose prácticamente campeón (77-55) que certificó en un último cuarto donde los blancos reconocían al nuevo campeón.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil